Enlaces accesibilidad

La etarra Aranalde sale en libertad bajo fianza y sin pasaporte

  • Maite Aranalde abandona la prisión con la prohibición de salir de España
  • Ha sido enjuiciada por tenencia de explosivos para apoyar al comando Donosti
  • La Fiscalía ha recurrido el auto y quiere que se prohíba el homenaje de bienvenida
  • En España está imputada en varias causas, pero aún no será juzgada
  • Fue detenida en Montpellier en 2005 juntos a otros dos supuestos etarras

Por
LA ETARRA ARANALDE SALE DE LA CÁRCEL TRAS PAGAR UNA FIANZA DE 12.000 EUROS
La etarra Maite Aranalde Ijurco es recibida por familiares y amigos tras abandonar esta tarde la cárcel de Soto del Real (Madrid) después de haber abonado la fianza de 12.000 euros EFE J.L. PINO
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha retirado el pasaporte e impuesto la prohibición de salir del territorio nacional a la presunta etarra Maite Aranalde Ijurco, extraditada por Francia el pasado martes y que este jueves ha quedado en libertad tras abonar una fianza de 12.000 euros.

Así lo han informado fuentes jurídicas, que han señalado que el magistrado también ha fijado comparecencias semanales para Aranalde, que ha abandonado la prisión madrileña de Soto del Real pese a estar acusada en España en varios procedimientos judiciales.

Sale de Soto del Real

La etarra ha abandonado la cárcel de Soto del Real (Madrid) pasadas las 20.15 horas después de haber abonado la fianza de 12.000 euros, han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Aranalde Ijurco deberá comparecer semanalmente en comisaría y no podrá abandonar el territorio nacional.

Pese a estar acusada en España en varios procesos judiciales, la etarra ha abandonado la prisión madrileña ya que Francia de momento sólo ha concedido su extradición por la causa en la que se la imputa el delito de tenencia de explosivos como miembro de un grupo de apoyo al "comando Donosti" de ETA.

La Fiscalía ha recurrido el auto

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido el auto por el que el juez Eloy Velasco ha ordenado la puesta en libertad de la etarra Maite Aranalde, según  fuentes jurídicas.

La Fiscalía no está de acuerdo con las medidas cautelares dictadas por el magistrado Velasco: la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y la comparecencia semanal ante la comisaría más próxima a su domicilio.

Por otra parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez Velasco que prohíba el homenaje de bienvenida que círculos proetarras pretenden hacer en la localidad guipuzcoana de Ibarra a la citada etarra.

Varias causas pendientes en España

Francia sólo ha concedido de momento su extradición para enjuiciarla por un delito de tenencia de explosivos como miembro de un grupo de apoyo al "comando Donosti" de ETA por el que previsiblemente será absuelta, ya que la Audiencia Nacional declaró inocente en 2007 a un coimputado, Iker Olabarrieta, al que se atribuían los mismos hechos.

Ésa es la razón por la que Velasco rechazó adoptar contra ella una medida cautelar más contundente como sería la prisión provisional, que sí podría haberse acordado en otra de las causas en las que está imputada (la colocación de varios artefactos explosivos en gasolineras de Madrid en plena operación salida del puente de la Constitución en 2004) de haber llegado la documentación de Francia.

Ahora, la Audiencia Nacional queda a la espera de que las autoridades francesas resuelvan la orden de detención y entrega (OED) librada contra Aranalde por estos hechos, momento en el que sería citada de nuevo ante el juez y la Fiscalía podría instar su ingreso en prisión.

Detenida en Francia en 2005

Maite Aranalde también estaba reclamada por otra causa abierta en el Juzgado Central de Instrucción número 2 por colaboración con organización terrorista, aunque su defensa ha aportado la sentencia dictada en junio de 2008 por la Cámara Correccional del Tribunal de Gran Instancia de París que la condenó a seis años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas.

Aranalde fue trasladada el pasado martes desde Francia, país al que huyó en 2002 cuando se desarticuló la infraestructura del grupo de apoyo "talde K-Zelatun" y su entramado del que supuestamente formaba parte.

La presunta etarra, nacida en Ibarra (Guipúzcoa) en septiembre de 1982, fue detenida en marzo de 2005 en una localidad próxima a Montpellier en un apartamento junto a Iñaki Arietaleaniz Tellería y Haymar Altuna Ijurco, condenados también en Francia por asociación de malhechores.

Noticias

anterior siguiente