Enlaces accesibilidad

Atacadas unas afganas que protestaban contra una ley que admite la violación en el matrimonio

  • Mujeres en contra y a favor de la nueva ley se han manifestado en Kabul
  • Las detractoras de la ley denuncian que es una vuelta al régimen opresivo talibán
  • Los defensores de la ley afirman que respalda la justicia islámica
  • Un artículo de la ley dice que las mujeres deben tener sexo cuando su marido quiera
  • La ley, firmada por Karzai, está siendo revisada tras las críticas internacionales

Por
Decenas de mujeres toman las calles de Kabul para expresar su opinión sobre la nueva ley del matrimonio
Varias decenas de mujeres afganas que se manifestaban en Kabul contra una nueva ley que consiente la violación en el seno del matrimonio han sido atacadas con piedras por unos contra manifestantes, entre ellos también mujeres.
 
Las primeras denuncian que la ley es un paso atrás hacia el opresivo régimen talibán y sus defensores afirman que defiende la justicia islámica. La manifestación se ha producido frente a una mezquita chií de Kabul construída por uno de los redactores de la norma.

La Policía afgana intervino después de que los manifestantes que defienden la nueva norma lanzaran piedras contra las mujeres opositoras y trataran de arrebatarles sus pancartas.

La nueva ley, firmada por el presidente afgano, Hamid Karzai, pero que será revisada después de las críticas internacionales que ha sufrido, incluye un artículo que dice que las mujeres deben estar dispuestas para tener relaciones sexuales con sus maridos cuando ellos deseen

Contestación internacional

La legislación -que se aplica a la minoría chiíta, que representa alrededor del 10% de la población de Afganistán- ha desatado la amplia condena de los países occidentales, muchos de los cuales mantienen tropas de apoyo al Gobierno afgano. Entre ellos, el propio presidente de EE.UU., Barack Obama, que calificó de "abominable" la ley.

Los críticos afirman que la norma puede limitar la libertad de circulación de las mujeres y que algunos artículos se podrían interpretar como la legalización de la violación en el matrimonio. Por su parte, sus defensores, que dicen que no se ha leído bien, afirman que daría por primera vez a los chiítas, durante tanto tiempo oprimidos, sus propios códigos de derecho de familia. 

"No queremos la ley talibán", se leía en una de las pancartas de las cerca de 50 mujeres que se han manifestado contra la norma, que también han  difundido una declaración en la que califican la norma de insulto a su dignidad.

Halima Hosseini, de 27 años que participaba por primera vez en una manifestación, afirmaba que no podía permtir "que alguien que me representa ponga artículos en una ley que van contra mis derechos, contra los derechos humanos, y que me catalogan, como mujer, como un humano de segunda categoría".

Por su parte, las partidarias de la ley superaron a los detractores, y más de un centenar de mujeres defendieron lemas como "Alá es grande" y pancartas de apoyo a la "justicia islámica". A ellas se sumaron alrededor de 200 hombres que lanzaron piedras contra las opositoras a la ley.

Noticias

anterior siguiente