Enlaces accesibilidad

Una cúpula de más de 35.000 kilos de pintura para promover el arte español

  • Miquel Barceló ha convertido la inmensa cúpula en un mar de estalactitas
  • El coste de la obra, 20 millones, y el posible uso de fondos FAD han avivado la polémica
  • El Gobierno se resistió ha desvelar el coste de la obra, aunque lo desveló el pasado martes
  • En su composición el artista mallorquín ha utilizado 35.000 kilos de pintura
  • La sala se denominará de los "Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones"

Por
Informe Semanal - Barceló habla de su trabajo para la cúpula de la sede de la ONU en Ginebra
Los Reyes inaugurarán el próximo martes, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la Sala XX del Palacio de Naciones Unidas en Ginebra, presidida por una inmensa cúpula que el artista mallorquín Miquel Barceló ha convertido en un colorista mar de estalactitas.

Barceló ha tardado trece meses en completar una obra que empezó a generar expectación por su originalidad y complejidad técnica, pero que finalmente se ha visto envuelta en una polémica política sobre el uso del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) para financiar 500.000 euros de los cerca de 20 millones que ha costado la rehabilitación de la sala.

La resistencia inicial del Gobierno a desvelar el coste de la obra porque "el arte no tiene precio", en palabras del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, contribuyó a ampliar el alcance de la polémica, hasta que el ministerio decidió dar a conocer el pasado martes la cuantía empleada con cargo al FAD y el total invertido en la reforma de la sala, aunque sin desglosarlo.

35.000 kilos de pintura

Como octavo contribuyente de Naciones Unidas, España ha decidido participar así en el programa de trabajos impulsado por la ONU para la remodelación general de sus sedes, con el convencimiento de que constituye una forma de promocionar el arte español en un escenario de gran visibilidad.

La idea nació en 2005, tras un viaje de los Reyes a Ginebra durante el que visitaron la Sala del Consejo de la antigua Sociedad de Naciones, también llamada "Francisco de Vitoria", que había sido decorada por los murales del artista catalán José María Sert y donada por España en 1936.

Si el desarme, la solidaridad entre pueblos y la lucha de la Humanidad por lograr un mundo mejor eran los valores reflejados en las pinturas de Sert, la esperanza y el entendimiento animan la obra de Barceló, en la que el artista balear ha empleado 35.000 kilos de pintura de vivos colores para iluminar 1.400 metros cuadrados con un "planeta-cueva" barrido por las olas y cuajado de estalactitas.

Tras su remodelación integral, que incluye además un nuevo mobiliario y la incorporación de las últimas tecnologías de comunicación, la Sala XX de la sede de la ONU en Ginebra podrá albergar a 750 personas y contará con un diseño flexible, adaptable a distintos formatos de reuniones y accesible para discapacitados.

Sala de los Derechos Humanos

El Ejecutivo ha subrayado que la remodelación del espacio que a partir de ahora recibirá el nombre de "Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones" ha sido financiada por el sector privado en un 60% y ha precisado que los 500.000 euros del FAD no se han contabilizado como ayuda al desarrollo ante la OCDE y tampoco han sido detraídos de otros capítulos.

Esta explicación no ha satisfecho al PP, que ha llegado a afirmar que la obra de Barceló dejará sin vacunas a los niños en países en desarrollo y ha aconsejado al ministro de Cultura, César Antonio Molina, que sea su ministerio y no el de Moratinos el que asuma la coordinación de la política cultural en el exterior, para evitar este tipo de "bochornos".

Molina, que no participará en la inauguración oficial de la cúpula de Barceló, ha reconocido que su ministerio lleva "varios meses hablando" con el de Exteriores "para la mejor coordinación de la política cultural", si bien ha insistido en que "cualquier cosa" que haga el artista mallorquín "sirve al prestigio de España".

Zapatero intervendrá en el acto de inauguración

Barceló y el ministro Moratinos intervendrán en el acto de inauguración del próximo martes junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, antes de que el Rey tome la palabra para ofrecer a Ban Ki-moon, en nombre de España, el resultado de la remodelación integral de la Sala XX del Palacio de Naciones Unidas.

Al término de la ceremonia, que cerrará el secretario general de la ONU con unas palabras de agradecimiento, Barceló y Moratinos comparecerán ante los medios informativos para ofrecer detalles de esta iniciativa, propuesta por Naciones Unidas y gestionada a través de una fundación privada, ONUART, en la que han colaborado empresas privadas y el sector público español.

Como octavo contribuyente de Naciones Unidas, España ha decidido participar así en el programa de trabajos impulsado por la ONU para la remodelación general de sus sedes, con el convencimiento de que constituye una forma de promocionar el arte español en un escenario de gran visibilidad.

Noticias

anterior siguiente