Enlaces accesibilidad

Los legisladores estadounidenses acuerdan un plan para salvar el mercado hipotecario

  • A la reunión de urgencia han acudido la Reserva Federal, el Tesoro y el Congreso
  • El plan anticrisis necesita el apoyo del Congreso porque requerirá nuevas leyes
  • Se quiere solucionar la falta de activos líquidos que sufren las entidades financieras
  • Según The Wall Street Journal una de las medidas será una agencia 'compra-hipotecas'

Por
El Congreso de EE.UU. anuncia un plan contra la crisis
El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke; el secretario del Tesoro, Henry Paulson; y los líderes del Congreso de Estados Unidos han acordado lanzar un paquete de medidas legislativas de manera "expeditiva" para afrontar la crisis financiera en la que está inmerso el país y que sacude los mercados de todo el mundo.

El presidente del Tesoro ha dicho que el paquete va a ser el más "integral" de los que se han aprobado hasta el momento para resolver la restricción de crédito en los mercados internacionales, y deberá ser aprobado por el Congreso.

Los legisladores y los altos funcionarios económicos han anunciado que el paquete se centrará en dar solución a los activos fallidos del mercado hipotecario que tienen en sus balances las instituciones financieras y que pueda estar listo en "cuestión de horas".

La reunión de este jueves con los legisladores es el último movimiento del Gobierno de Estados Unidos para apaciguar los mercados financieros, que en los últimos días han vivido fuertes turbulencias ante el riesgo de quiebra de grandes entidades financieras que invirtieron en activos del mercado hipotecario.

Una agencia 'compra-hipotecas'

Aunque no han trascendido los detalles del paquete, el diario The Wall Street Journal publica que la medida principal sería la creación de una agencia gubernamental que pueda comprar los activos dañados a la banca, y que ahora no pueden venderse en los mercados. Esta agencia manejaría cientos de miles de millones de dólares.

El diario explica que esta agencia se parecería -pero no sería idéntica- a la creada durante la crisis de las cajas de ahorros a finales de los 80, y que se denominó Resolution Trust Corporation.

La noticia sobre la posible constitución de esta entidad infundió nuevos bríos a la bolsa de Nueva York, que cerró con una subida de 410 puntos, la mayor en seis años.

En lugar de tomar los activos dañados de los bancos quebrados, la nueva entidad compraría los activos de todas las entidades, incluso las saneadas, con un precio de descuento, para después venderlos en subasta en los mercados.

Otra de las propuestas es crear un sistema de seguros para las inversiones en los mercados monetarios, similar al seguro de depósito que existe para las cuentas bancarias. Esta medida iría dirigida a frenar la salida precipitada de los mercados de aquellos inversores que cuentan incluso con activos de bajo riesgo, y entre los que ya ha comenzado a cundir el pánico.

Además, según señaló el Wall Street Journal, la Comisión de Valores estadounidense estaría preparando una prohibición temporal de la "venta al descubierto" de valores, una práctica que permite a los inversores vender incluso valores prestados que no poseen.

Las hipotecas 'basura'


Paul Paulson, secretario del Tesoro, ha reconocido que detrás de esta grave crisis se encuentra la "falta de liquidez" de los activos que tienen las instituciones financieras, y que no encuentran salida en los mercados. Por eso, el principal objetivo del paquete de medidas será resolver el "estrés" al que está sometido el mercado de los activos hipotecarios, y que tiene su origen en la crisis inmobiliaria y el hundimiento de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

Una gran cantidad de bancos de inversión, fondos y aseguradoras invirtieron en activos vinculados a las hipotecas de alto riesgo, lo que ha dañado de manera alarmante la calidad de sus balances. De hecho, el banco de inversión Lehman Brothers tuvo que solicitar la quiebra el pasado lunes, Merrill Lynch fue vendida a bajo precio al Bank of America, y la aseguradora AIG, la mayor del país, fue intervenida por la Reserva Federal.

El presidente de la Reserva Federal ha dicho, al término de la reunión, que: "esperamos trabajar con el Congreso para resolver la crisis financiera y conseguir que nuestra economía funcione de nuevo".

La urgencia del plan

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que ha sido la anfitriona de la reunión, ha asegurado que el "tiempo es crucial" en el diseño de este paquete de medidas, y que el acuerdo podría quedar completamente cerrado en las próximas horas. "Esperamos movernos rápido", ha dicho.

Un portavoz del Tesoro, Brookly McLaughlin, ha avanzado que, a pesar de que no se sabe a ciencia cierta cuándo saldrán las medidas, Paulson, Bernanke y otros funcionarios, esperaban seguir trabajando durante el fin de semana para completar todos los detalles del plan.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, ha afirmado que espera que el Gobierno y la Reserva Federal, junto con los legisladores, "lleguen a un acuerdo en cuestión de horas, más que de días".

Por su parte, el presidente del Comité de Banca del Senado, Christopher Dodd, ha señalado que el Congreso responderá la próxima semana sobre la propuesta planteada por la Casa Blanca. El comité encargado de estudiar el paquete de medidas podría recibirla este fin de semana. Sin embargo, Dodd indicó que es posible que la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro tarden unos días más en presentar esos detalles al Congreso.

Noticias

anterior siguiente