Enlaces accesibilidad

La familia de Federico García Lorca accede a abrir la fosa común del poeta

  • La familia del poeta estima que una exhumación parcial "desvirtuaría" la memoria histórica
  • Garzón ha pedido los nombres de las personas que fueron enterradas en fosas comunes
  • Pretende realizar un censo de desaparecidos durante la guerra civil y el franquismo
  • Se cree que el escritor comparte la fosa común con un banderillero y un maestro

Por
Los Lorca no impedirán que se abra la fosa
La familia del poeta Federico García Lorca no pondrá objeción a la apertura de la fosa común en la que yacen los restos del escritor si lo solicita el juez Baltasar Garzón. Así lo ha anuncido Laura García Lorca, sobrina nieta del poeta, quien ha estimado que practicar una exhumación parcial sería "desvirtuar" la memoria histórica.

"Ni queremos ni podemos oponernos a una decisión judicial, pero queremos dejar clara nuestra posición, como hemos hecho siempre", ha manifestado la sobrina nieta del poeta, que mantiene que siguen siendo "reacios" a la posibilidad de que se abra la fosa.

El juez Baltasar Garzón ha pedido a cuatro ayuntamientos (Madrid, Granada, Sevilla y Córdoba), la Conferencia Episcopal y otros organismos, como el Centro Nacional de Memoria Histórica que notifiquen los nombres de las personas que fueron enterradas en fosas comunes durante la guerra civil y el franquismo para elaborar un 'censo' de fusilados y desaparecidos.


Fosa común con un banderillero y un maestro

El pronunciamiento de los Lorca se produce dos semanas después de que la familia de Dióscoro Galindo, el maestro supuestamente enterrado junto al poeta, formalizara ante la Audiencia Nacional su petición de que se exhumen sus restos.

Esa solicitud la hicieron extensiva a la del banderillero Francisco Galadí, cuyos restos también descansarían en la misma fosa común entre las localidades de Víznar y Alfacar.

Los familiares de Lorca, entre quienes ha habido "unanimidad" a la hora de adoptar esta decisión, siempre han sido "respetuosos" con los deseos de los parientes del resto de fusilados junto al poeta granadino, mantiene su sobrina nieta.

Una interpretación "simplista"

Entienden los Lorca, no obstante, que su postura en este asunto no ha sido del todo respetada: "Se ha dado una interpretación muy simplista de lo que significa no querer abrir la fosa, al equipararse el no querer abrirla con no querer saber", ha dicho.

García Lorca sostiene que "no es equiparable", y que la intención de la familia desde la fundación que lleva el nombre del poeta granadino, ha sido siempre la de poner sus documentos a disposición de los historiadores para "conocer, estudiar e investigar". "No querer abrir la fosa no significa no querer conocer la historia y denunciarla", ha incidido García Lorca.

Piden respeto a la privacidad

Para los Lorca, una "exhumación parcial" en el barranco de Víznar donde supuestamente yacen los restos de Federico, "desvirtuaría" el lugar y la memoria histórica de lo que ocurrió, por lo que siguen siendo partidarios de que "la fama de Lorca sirva para proteger ese lugar como lugar de la memoria pública" contra "la salvaje represión que se llevó a cabo en Granada".

En el supuesto de que el juez de la Audiencia Nacional atienda la petición de los parientes de los supuestamente enterrados junto al poeta, García Lorca ha pedido "el máximo respeto, privacidad e intimidad" a la familia a lo largo del proceso

Noticias

anterior siguiente