1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El extraño caso de Daniel, el conserje
Facebook Twitter
La pulsera de la señorita Stratmann desaparece dentro del vestuario de chicas del gimnasio de la escuela. Los chicos le ofrecen los servicios de detectives de la Agencia Charly & Co. Fred sospecha de Daniel, el conserje de la escuela, quien parece tener una segunda personalidad diabólica. En realidad, ¡Fred está celoso! Finalmente, la investigación los lleva hasta la casa de Daniel, y una vez allí, los chicos descubrirán que todo tiene que ver con una señora mayor y un grupo de gatos. Además, Fred tendrá la oportunidad de mejorar la relación con su madre.

"/>
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Aprendemos en Clan
  • #TeVeo
  • Noddy, Toyland detective
  • Noddy, detective en el País de los Juguetes
  • Hey Duggee
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal en clan
    Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • Let's go Pocoyó
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música cabecera)

(SE ESFUERZA)

¿Habéis visto a ese chico?

-Parece un milagro.

¡Pero qué forzudo!

(SE ESFUERZA)

Y... tres.

Oh. Fred, ¿por qué paras?

(RESPIRA AGITADAMENTE)

¡Vamos!

Vuelvo enseguida. Estefi, encárgate de la clase.

Fred.

Ya no puedo más.

Por favor.

(CON DIFICULTAD) Cuatro...

Cinco...

¿Ah?

¿Um?

Buenos días. ¿Cómo estamos? Bien.

Fred no está haciendo flexiones.

A mí no me mires, solo soy el conserje. Adiós.

Adiós, que te vaya muy bien con la escalera.

¿Por qué he dicho eso?

¡Mi brazalete!

¿Qué?

Mi brazalete de plata, era de mi abuela.

Lo tenía en el vestuario, y ahora ya no está.

Este es un caso para la... Nuestra agencia.

Nosotros lo encontraremos, no se preocupe.

(Música intriga)

No ha dejado ni una pista, lo ha hecho un delincuente de primera.

He buscado por todas partes, lo ha debido hacer una mente muy perversa.

Tranquilo, Fred, no sé si podré soportar estar con dos Charlys.

(AMBOS) ¿Eh? ¿Qué dices?

Es que la señorita Stratmann me felicitaría

si encontrásemos su brazalete. Me da tanta pena.

(Música)

Ha sido ella misma. ¿Qué?

Ella ha robado el brazalete, y se hace pasar por la víctima,

porque querrá cobrar el dinero del seguro.

Ya me parecía a mí que no era una persona de fiar.

¿Pero estás loco? La señorita Stratmann nunca haría una cosa así.

En este caso tu opinión no se tendrá en cuenta,

sabemos que tienes un lazo emocional con la sospechosa.

A partir de ahora no te haré caso.

Tengo cosas más interesantes que hacer,

como los deberes de Literatura.

Si no puedes aceptar la realidad del mundo de la delincuencia,

no estás hecho para ser un detective.

(LEE) "Érase una vez un hombre que se llamaba Hyde.

'Um', exclamó el señor Utterson. '¿Cómo es ese hombre?

¿Qué aspecto tiene? No es fácil de describir.

Hay algo anormal en su aspecto físico, más bien desagradable,

y también detestable. Nunca había visto un hombre que me produjera

tanta repulsión, no sabría explicarlo'.

Aquellas dos imágenes persiguieron al abogado toda la noche,

si en algún momento conseguía dormir,

era para ver cómo se escapaba furtivamente por la noche,

o cómo se removía bruscamente cada vez más".

(GRITA)

Fred, ¿te ocurre algo? No, no, estoy bien.

Es por este libro que me estoy leyendo.

Trata de un hombre bueno, el doctor Jekyll,

que se transforma en un hombre malvado, el señor Hyde,

y que hace cosas horrorosas, pero que no puede evitar.

Ya sé de qué va, lo leí cuando tenía tu edad.

Mañana cuando salgas de clase, ¿me acompañarás a comprar?

He invitado a cenar a dos amigas pasado mañana,

y quiero cocinar algo bien rico.

¡Oh! ¿Dónde he dejado...?

Sí, mamá, claro que te acompañaré. ¿Me lo prometes?

Claro que sí.

No sé qué haría sin ti.

-No sé qué haría sin ti, guapo.

(RÍE)

(TITUBEA) Tengo... tengo que hacer una cosa. Ahora vuelvo.

De acuerdo.

(Música)

Precioso, tenemos otra misión.

¿Quieres una salchicha?

(Música)

(Música intriga)

(SUSURRA) Quieto, quieto.

(CHISTA)

(Continúa la música)

Ahora, necesitaré tu olfato.

(OLFATEA)

El brazalete ya lo he buscado por aquí, pero estaba muy oscuro.

Quizá...

Precioso, ¿qué, hueles algo?

(MALDICE) Mal empleada salchicha.

(Cerradura)

¡Oh!

¡Oh!

Has sido tú, ¿eh? ¿Adónde ha ido a parar?

¿Qué le diremos a la señorita Stratmann?

Oh, ¿qué está pasando aquí?

Podría hacer tortilla con salsa de almendras,

o pollo con pasas y piñones.

O también podría envenenarlas. ¿Tú qué opinas, hijo?

(DISTRAÍDO) Sí, sí, les encantará. Fred.

¿Pasa algo? ¿Va todo bien?

No, no, es que...

¿Tú crees que las buenas personas pueden tener una parte oscura

que les convierta en malvadas, como Jekyll y Hyde?

Pues claro, todos tenemos cosas buenas y malas,

el libro habla de eso. Y hay quien tiene más cosas malas que buenas.

Tú procura no parecerte a la gente que es como Hyde.

Sí, mamá, seguro.

Daniel no es un monstruo.

No digo que sea un monstruo, pero tiene un lado malvado.

Creo que por las noches se transforma, y quizá sea

el ladrón que buscamos, o algo peor.

Y luego soy yo el de las ideas disparatadas.

Sí, no suena muy normal. Lo que has dicho es una locura,

Daniel es muy buena persona. Eres tú la que tiene

el lazo emocional con el sospechoso. ¿Qué?

Eso no es verdad. Pronto os daréis cuenta

de que tengo razón, y quizá entonces ya sea tarde.

¡Au!

¡Fred, ¿pero qué haces?!

Perdone, señorita Stratmann, pero creo que debe saber algo:

creo que Daniel es... Daniel.

¡Oh!

Yo también me alegro de verte, tengo una buena noticia.

¡Ah!

¡Ah!

Gracias, gracias, muchas gracias.

¿Dónde estaba?, la he buscado por todas partes.

-En el vestuario, en una reja del sistema de ventilación.

La he encontrado ahora mismo.

-No sé cómo podría agradecértelo.

Ven, te invito a comer, es lo mínimo que puedo hacer.

Pero...

¡Es mentira! Ayer estuve revisando la reja,

y el brazalete no estaba. El caso está cerrado.

Para mí no está cerrado, y os lo demostraré.

Esta vez lo haremos solos.

Daniel vive aquí, la casa es del colegio.

Tú también percibes que esconde algo, ¿verdad, precioso?

Escúchame bien:

"Y siempre procuraba, cuando era posible,

reparar los problemas del señor Hyde".

¿Lo ves? Es lo que ha pasado con el brazalete: Hyde lo robó,

y lo ha devuelto siendo el doctor Jekyll.

(Gritos)

(LADRA)

¡Ah, mamá nos espera!

(RESPIRA AGITADAMENTE)

¿Dónde te habías metido? Hoy tenías que ayudarme.

Lo siento mucho, se me ha olvidado.

(AMBOS) ¡Oh!

No, oh...

Hala, venga, entra en casa.

Ah...

(Música)

Oye, Fred, ¿aún estás enfadado con nosotros?

Sí, aún lo estoy. Ayer le di plantón a mi madre, fue por culpa vuestra.

¿Quieres venir con nosotros a casa después?

Veremos una película, con palomitas.

¿Palomitas?

No, le he prometido a mi madre que esta tarde iría a preparar la cena.

Cuando ella llegue a la 7 con sus amigas, tendré todo preparado,

no puedo perder el tiempo viendo películas tontas.

Bueno, pues ya está.

(SUSURRA) Cada vez está peor.

(GRITA)

¡Señorita Stratmann!

¿Qué le pasa?

Oh, oh. Ah.

¿Qué le estabas haciendo a la señorita?

No... Nada, solo estaba... -¡Fuera!

¡Os lo digo a los dos, fuera!

(Música)

¿Qué hacías espiando en el vestuario de las chicas?

Sí, ¿qué hacías allí?

Pues yo... He entrado para arreglar las duchas.

-Todas las duchas funcionan bien, ninguna está estropeada.

Nunca han funcionado tan bien como ahora.

Es que...

Me han enviado una nota diciendo que no funcionaban.

-¿Una nota? Enséñamela. Sí, enséñanos esa nota.

Es que...

La he tirado después de leerla. -Vaya, qué casualidad.

Sí, qué casualidad.

Lo siento. Te prometo que...

-Ya es suficiente, le comunicaré al director este incidente.

-Sí, yo también hablaré con él.

Gracias, pero no necesito tu ayuda.

(SUSPIRA)

¿Qué? Pues...

Quizás sí que están pasando cosas extrañas.

Es evidente que están sucediendo cosas extrañas.

(Tic tac reloj)

(SILBA)

(Quejidos)

(SUSPIRAN)

Y para acabar, descomponemos el 75.

Sustituimos y quitamos el factor común.

Sumando nos da menos 35 raíz de 3.

A ver, Fred.

¿Me puedes explicar cómo hemos llegado al resultado

de este último ejercicio?

Sí, claro...

El último ejercicio se ha resuelto utilizando números.

Sí, de momento vas bien.

¿Puedes concretar un poco?

Pues...

He cogido la raíz... la he puesto justo al final

y entonces hemos dividido por tres o quizá...

Pues no... pues que no lo sé...

¿Lo intentas tú, Estefi? No lo he entendido.

Lo siento mucho.

¿Charly?

Yo no sé explicarlo, pero si fuese necesario,

podría comenzar una investigación para...

Rabanito...

A mis alumnos solo les permito que estén en la luna

cuando mi belleza les embelesa. (SUSPIRA)

Hoy después de clase os quedaréis castigados una hora

y me presentaréis este ejercicio resuelto correctamente.

Os esperaré en la sala de profesores.

Solo faltan cinco minutos.

Gerardo el guapo no se da cuenta

que está paralizando una investigación muy importante.

Creo que ahora mismo no se da cuenta de nada.

(RONCA)

Lo cierto es que hemos estado todo el día siguiendo a Daniel

y no hemos descubierto nada.

Yo me olvidaría del tema.

¿Y si vuelve a atacar a la señorita Stratmann?

Ahora mismo podría estar en peligro.

Para empezar, no está en la sala de profesores.

Un momento, mirad.

¿Qué?

La nota que tiene en la mesa está firmada por Daniel.

¿Qué habrá escrito en ella? ¿Podrías leerlo?

Desde aquí no.

Gerardo no nos dejará entrar y menos con lo que ha pasado hoy.

Pero quizás si...

¿Qué está haciendo?

(RONCA)

(Música)

La ha leído. Sal, corre.

La nota decía: "Venga a mi casa hoy a las cinco

y se lo explicaré todo. Daniel.

Es una trampa.

No hagamos suposiciones antes de tiempo.

Yo ya lo he hecho. Tenemos que irnos ya.

(Tormenta)

(Música)

(GRUÑE)

¿Nos escondemos? Esto es ridículo.

Seguro que se trata de una equivocación.

Sí, es evidente que el conserje es un buen hombre.

Eh, fijaos, la puerta.

Aún es temprano. Todavía no son las cinco.

Entremos, venga.

(ASUSTADOS) ¿Qué?

¿Qué pasa, Precioso? Yo también tengo miedo.

¿Hay alguien?

¿Señorita Stratmann?

¿Daniel?

No grites, él es el malo. ¿Quién ha dicho que es el malo?

(Trueno)

(GRUÑE) Ven, ven aquí. Ven, ven, ¿dónde estabas?

Entremos, que daremos una sorpresa a nuestros amigos.

Vamos arriba.

¿En las pelis, subir al piso de arriba no es lo que hacen

las víctimas asesinadas cuando son idiotas?

Quizá ahora seremos víctimas de un asesinato,

pero siempre seremos inteligentes.

Pues eso no me consuela mucho.

Tengo miedo... No veo nada.

¿De dónde la has sacado?

La llevaba en la mochila.

¡Apágala, pueden vernos!

¿Adónde han ido tus amigos? Búscalos.

¿Qué está pasando?

Espero que la señorita esté bien.

(Timbre)

Ah, gracias por haber venido.

-Espero que no me tenga que arrepentir.

Yo diría que sí...

Adelante, señorita Stratmann. Por favor.

¿Y ahora qué hacemos?

(CHISTA) Calla, Precioso, que nos descubrirán.

Tenemos que hacer algo. La señorita Stratmann está en peligro.

(GRUÑE)

(CHISTAN) (MÓVIL)

¡Mi madre! (CHISTA)

Chicos, estoy convencida de que todo esto tiene una explicación lógica.

Mantengamos la calma. ¿Entonces esto no es una escusa?

-Es la verdad. Acompáñeme arriba y lo verá.

¿Arriba? Tenemos que escondernos.

(GRUÑE)

Calla, Precioso.

Estamos metidos en un buen lío, no hagas ruido.

Es el peor perro detective que he visto nunca.

Tú también cállate.

¿Ahora puedo...?

¿Puedo encender la linterna?

Desde fuera ya no pueden vernos. Bien, ahora sí.

A ver quién hay en la habitación.

Aquí no puede pasarnos nada.

¿Qué era eso?

Está... ¿muerta?

(GRITAN)

-¿Qué hacéis vosotros aquí?

-Creo que no quiero saberlo...

(DUDA) Estábamos...

(GRUÑE)

-¿Son amigos tuyos?

¿Y por qué no me los presentas? (DUDA) Sí la señorita Stratmann,

maestra del colegio y ellos son alumnos.

Estefi, Fred, Rabanito, Charly.

Ella es mi madre. Encantada de conocerla.

Muy bien. Ahora ya estamos todos. ¿Y qué?

¿Qué celebramos?

-En realidad... Ha sido un malentendido.

No, no es verdad... Usted no ha visto lo que ha pasado.

Ni ha visto lo que yo he visto.

Ni ha oído lo mismo que yo.

Daniel es muy peligroso.

(TITUBEA) Yo no soy... peligroso.

(RÍE) -Pero si es un cachorrito. -¡Mamá!

Pues yo le he oído...

Le he visto haciendo del Hyde con una voz muy extraña.

(VOZ GRAVE) Ven, ven aquí. Ven. ¿Dónde te habías metido?

(Maúllan)

Esta es la voz que empleaba para hablar con los gatos.

Y por esa razón, Precioso estaba inquieto.

Ya te lo había dicho.

Daniel es un chico encantador.

Nada, que es muy buen conserje...

Cuando he entrado en el vestuario de las chicas...

estaba persiguiendo a un gato.

¿Y por qué no nos lo habías chico antes?

Porque aquí no puedo tener animales. Son normas del colegio.

Y es que no paran de escaparse. Es una pesadilla.

El otro día uno se lanzó sobre mí y me arañó.

Yo lo vi por la ventana.

Pobre hijo... Lo siento.

Todo esto ha sido culpa mía.

Yo soy cantante de ópera. Me caí del escenario y me hice mucho daño.

Él se ofreció a cuidarme y yo no podía dejar a los gatos solos

en mi casa.

Y el brazalete lo cogieron los gatos.

Les encantan las cosas que brillan.

Yo ya sabía que no había hecho nada malo.

Gracias, Estefi, pero... sí que he hecho una cosa mala.

Ahora todos saben que tengo animales aquí y...

-No te preocupes...

Esto quedará entre nosotros. -Gracias.

Siento mucho lo que ha pasado.

Yo... solo quería cuidar de mi madre.

(SORPRENDIDO) ¡Oh, no! ¿Qué?

¡Mi madre!

Ya son las seis de la tarde.

No tendré tiempo para preparar nada de cena.

He fallado a mamá otra vez.

Creo que también me he transformado un poco en el señor Hyde.

¡Qué va!

Si se ve que eres un buen chico. Si has hecho algo mal,

sabrás cómo arreglarlo.

No tendrá que hacer nada. No perdamos tiempo,

te ayudaremos nosotros.

Lo haremos entre todos. ¿Qué habías pensado?

(LADRA)

Ya pueden sentarse a la mesa, señoras.

La cena ya está casi lista.

Si lo desean, el personal les servirá champán y el aperitivo.

Nunca dejará de sorprenderme...

Fred, que se te olvida...

Oh, sí.

La cena se acaba a las 8:30 porque a las 9:00

tienen entradas para la ópera. Gentileza de una amiga muy especial.

Oh, Fred, no me lo puedo creer. Muchas gracias, hijo.

"En este momento dejo la pluma y sello mi confesión.

Pongo fin a la vida del infeliz Henry Jekyll".

Cuatro amigos y medio

26 Episodios

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso de los enanos al acecho

    El caso de los enanos al acecho

    Cuatro amigos y medio24 min, 10 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la conexión de los pollos

    El caso de la conexión de los pollos

    Cuatro amigos y medio23 min, 38 sec

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El extraño caso de Daniel, el conserje

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal.