1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El caso del enemigo de la comida rápida
Facebook Twitter
Charly & Co. ven cómo la señorita Janis entrega un maletín a un hombre sospechoso y sale corriendo sobre una bici, mientras el hombre desaparece por la puerta de atrás de un restaurante de comida rápida. Al día siguiente, los chicos ven a la señorita Janis llorando mientras la señorita Stratmann la consuela. Por otro lado, la madre de Fred sale con un hombre llamado Bernie que la convence de invertir en su negocio medioambiental. Pero cuando los chicos ven a Bernie hablando con la señorita Stratmann, saben que allí está pasando algo raro. ¡La madre de Fred podría estar en peligro!

"/>
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Aprendemos en Clan
  • #TeVeo
  • Noddy, Toyland detective
  • Noddy, detective en el País de los Juguetes
  • Hey Duggee
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal en clan
    Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • Let's go Pocoyó
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Qué malo está.

Ya sé que es comida rápida, pero es para denunciarlo.

Sale grasa desde dentro de la grasa. ¡Me da igual!

¿Cuántas veces te lo tengo que repetir?

Los aros de cebolla se hacen con cebolla.

Vaya cocinero...

Fred, ¿qué te pasa? No nos gritaban a nosotros.

Oh...

A ti te pasa algo.

Es evidente, confiesa. ¡Charly!

Es verdad, estoy un poco nervioso.

Mi madre me ha contado hoy que sale con un hombre,

y esta noche vendrá a cenar.

Ah... Pues deberías estar contento. Supongo que sí.

Entonces, ¿no sabes quién es? ¿Te imaginas que lo conoces?

Fred, tengo ganas de que conozcas a mi novio,

¡verás qué sorpresa!

¿Quién... Quién es? Tu profe de mates.

¡Ven, Gerardo! ¡Ah!

¡No!

No...

A partir de ahora, tu habitación será su vestidor

y tú dormirás en el sofá, ¿te parece bien?

¿Qué? (RÍE)

-¡Genial!

¡No! ¡No!

¡No!

Oh...

Eh, ¿habéis visto quién era? ¿Quién?

La señorita Janish, acaba de pasar por aquí.

Llevaba un maletín de color negro. ¿Un maletín negro? ¿Seguro?

Vamos a investigar.

Charly, mucha gente lleva maletín.

¿Gente como la señorita Janish?

Mi instinto me dice que aquí está ocurriendo algo.

¿Eh?

(Música)

¡Ya la veo!

Adiós, amor mío.

¿A quién le ha dicho eso? ¡Eh, señorita!

Oh... ¡Oh, Charly! Chicos, me alegro de veros.

Venga, adiós.

Esto es muy sospechoso, ¿con quién estaría hablando?

(SORPRENDIDOS) ¡Oh!

¿Quién era ese?

¿Y qué hacía con el maletín de la señorita?

Queridos detectives, tenemos un caso.

Está muy empañado, no se ve nada.

¡Oh! ¿Qué narices hacéis aquí?

(ENFADADO) ¿Venís a robar? ¡No!

Pues venís espiar para robarme la receta de mis hamburguesas.

Eso seguro que no, son malísimas. ¡Venga, largaos!

¡Fuera de aquí!

Y no volváis nunca más a mi restaurante.

¡No os quiero ver por aquí!

-Fred, te presento a mi compañero, Bernie.

Bernie, te presento a mi hijo, que es un sol.

-Encantado de conocerte, Fred.

Ya...

¿Queréis que cenemos?

-¿Quieres que te ayude a poner la mesa, cielo?

(ASIENTE)

Le llama "cielo".

Bernie es empresario.

Solamente invierte en empresas sostenibles, ¿a que sí?

-Exacto, se puede ganar dinero y, al mismo tiempo,

construir un mundo mejor. (AMBOS) ¡Oh!

-El piso es un poco pequeño. -A mí me parece acogedor.

¿Qué? ¿Cómo te ha ido el día, Fred? ¿Qué tal va el cole?

Eh...

Bien, al salir de clase hemos... ido a la hamburguesería

y después, a ver a Precioso. Es tu perro, ¿verdad?

Sí. A mí me encantan los perros.

El mío es un perro detective. Pues debe ser muy inteligente.

¿Podré conocerlo? ¡Sí! Claro que sí.

Ahora estamos estudiando un caso.

Tenemos una agencia de detectives que se llama Charly&Company.

¿De verdad?

Sí, estamos investigando un... restaurante de comida rápida.

La comida rápida es repugnante. Sí, ya lo sé,

y la de este sitio aún más, se llama Victor's.

Lo conozco, no me gusta nada. Esas hamburguesas...

Yo digo que la comida rápida te vuelve tonto.

Prométeme que no volverás.

Tranquilo, la verdad es que tampoco he comido nada,

es decir, que todavía soy bastante inteligente.

(RÍEN)

(Música)

¿Qué? ¿Qué tal fue? Me cayó muy bien.

Yo estaba nervioso, porque... algún día podría ser mi padre,

pero es muy guay.

Buenos días.

Comenzaremos... cantando una canción, como siempre, ¿de acuerdo?

Primero la cantaré yo y después la cantaremos juntos.

¿Preparados? (SE ACLARA LA VOZ)

(CANTA) "Oh, amor de mi corazón,

para mí eres como un tesoro.

Si te vas, te echaré de menos.

(SOLLOZA) Si te vas, te echaré de menos".

(LLORA)

Disculpadme, es que no me encuentro bien.

Hoy podréis salir antes de hora.

(LLORA)

¡Oh!

Con su permiso, le explicaré mi teoría.

No ha suspendido la clase porque se encuentre mal,

sino porque está disgustada por culpa de lo que le ocurrió ayer.

¿Qué?

-¿Se puede saber qué pasa? -Oh...

-¿Qué estáis tramando? ¡No hemos hecho nada!

Investigamos un asunto que nos ha parecido...

¿Ya volvéis a investigar?

Muy bien, se acabó, fuera. ¡Fuera!

(Música)

A ver, Janish, ¿qué te pasa?

Déjame,

es evidente que esto guarda relación con el maletín de la señorita Janish

y aquel hombre que se lo llevó.

Si no podemos interrogarla,

propongo que volvamos a la escena del crimen.

Si Victor nos pilla, ya la hemos liado.

Si descubrimos que comete algún delito, no.

¿Sabéis qué?

Le he prometido a Bernie que no volvería a este restaurante.

Sherlock Holmes nunca abandonaría un caso

solo porque se lo pidiera su padrastro.

Mirad.

Son petardos.

A lo mejor, son para una fiesta. Claro, con sus cómplices.

No, espera.

(Música)

No le gusta la propaganda. Cuidado.

¿Quiénes sois?

Alto, le hemos pillado, ¿para qué son estos petardos?

Para celebrar que no entraréis más en mi restaurante.

¿Os acordáis de que os lo prohibí?

Somos de una agencia de detectives, hemos venido a interrogarle.

¿Me tomáis el pelo?

Chaval, por hoy ya me habéis vacilado bastante.

¡Largo de aquí!

¿No me habéis oído? Venga, hacedle caso, vámonos.

No podemos abandonar el caso,

¿por qué se ha enfadado tanto Victor cuando ha visto esa propaganda?

¿Qué tiene que ver eso con el maletín?

¿Y la caja de los petardos?

Todo está relacionado. ¡Hola!

Él es Bernie, ha venido a conocer a Precioso.

Estefi, Rabanito y Charly. Hola, encantado de conoceros.

Hola. Hola.

Estábamos trabajando en un caso.

¡Ah! Tú debes de ser Clarly, el famoso jefe de la Charly&Company.

Sí, un servidor. Es un placer.

Y este es Precioso. (LADRA)

-Le he traído un detallito.

Comida ecológica. ¡Ah!

(RÍE)

Habéis salido muy bien, mira. (RÍE)

¡Eres el mejor! (RÍE)

Gracias, papá. ¡Sí!

¿A qué son bonitas?

Me las ha regalado Bernie. Sí, son preciosas.

Fred, me gustaría comentarte una cosa.

De acuerdo, ¿qué es?

Bernie me ha hablado muy bien de una de las inversiones que lleva,

un complejo turístico familiar sostenible.

Me lo ha explicado muy bien

y le he dicho que a mí también me gustaría invertir.

Al principio, él no lo veía claro, pero he insistido.

El sitio es fantástico, pero nosotros no tenemos dinero, ¿no?

He ahorrado un poquito

y creo que esto es una buena oportunidad

para lograr un buen rendimiento en el futuro.

Por eso, mañana viernes,

Bernie me llevará donde se construirá el complejo turístico,

para que yo vea qué es y ya me pueda decidir,

¿qué te parece?

Si a ti te ha parecido una buena idea, yo te apoyaré.

Bernie me ha caído muy bien.

Me alegro mucho por ti. Oh...

Cuando salga de clase, voy a ir a Victor's,

vosotros, haced lo que queráis.

¿Qué? ¿Eh?

¿No es ese el novio de tu madre? ¿Qué?

¿La señorita Stratmann y Bernie se conocen?

Entonces, ¿te apetece que vayamos el fin de semana?

-Sí, tengo muchas ganas de ir.

Ya nos veremos. -Sí.

-Adiós.

¿Alguien me lo puede explicar? Tienen una aventura, está clarísimo.

Charly, no lo sabemos.

Tu querida señorita con otro hombre. Lo que me preocupa es mi madre.

Tranquilo, seguro que no es nada,

pero quizá deberías decirle a ella lo que has visto.

¡No! No quiero que mi madre sufra. Está tan contenta...

¡Mamá! ¿Estás...?

Hola, Fred, tengo una sorpresa para ti.

Ahora que soy tu padre, te presento a la que será...

tu nueva madre.

(Música)

Oh... ¡No! Sabes perfectamente que Victor

ni nos dejará entrar ni hablará con nosotros.

Ya, pero Víctor tiene un cocinero y trabajan juntos.

Debe de saber cosas. Entonces, ¿vamos a ver al cocinero?

Si no quieres, no hace falta que vengas.

Como Bernie te dijo que no volvieses...

Me da igual lo que me diga ese, todavía no es mi padre.

Ahora el cocinero estará solo. Seguro.

Fred, ven conmigo y vosotros dos,

a ver si encontráis la propaganda que tiró

en el edificio en obras.

Si aparece el coche de Victor, nos avisáis.

(Música)

¡Eh! Eh, ¿hay alguien? Por la puerta de atrás.

Oiga, ¿es el cocinero? Nos gustaría hablar con usted.

Somos detectives. (RÍE)

Oye, qué buena idea. ¿Qué quieres decir?

¡Ah!

Charly, ¿qué hacemos?

Investigar y buscar pistas, ¿no somos detectives?

¿Dónde estará el cocinero?

(LADRA)

Precioso, ¿qué has encontrado?

Esto es... pimienta, nos haces perder el tiempo.

(GRUÑE)

¡Shh! ¡No! Si no, estornudarás. (LADRA)

¿A los perros no les afecta la pimienta?

Yo que sé, concéntrate.

(GRUÑE) De acuerdo, de acuerdo.

(Llaman a la puerta)

¡Ah!

Somos nosotros.

¿Qué, habéis encontrado algo? Esto es lo que Victor tiró ayer.

Dice que pronto abrirán un restaurante nuevo aquí,

en el edificio en obras.

En la basura, hemos encontrado el maletín.

¡Está vacío! ¡No, fijaos bien!

Un recibo bancario de 20 000 E.

La fecha es de ayer, a nombre de la señorita Janish.

(Pasos)

Vámonos, alguien viene.

¿A dónde vais tan deprisa?

¿A qué habéis venido? ¿Dónde está el dinero?

¿Qué dinero? No tengo ni idea de qué habláis.

¿Habéis venido a robar? Voy a llamar a la Policía.

No tan deprisa.

Sabemos que está tramando algo. (LADRA)

-Tú, aparta.

Es demasiado tarde, sabemos lo que quiere hacer con la pimienta.

Vamos a la Policía. ¿Qué?

¡No! No lo hagáis, por favor. Estaba... desesperado.

Están construyendo un restaurante nuevo

y me voy a quedar sin clientela.

¡Aquellas hojas! Cada día me envían dos.

Y ya hace tres semanas que dura esto.

Voy a volverme loco. No sé quiénes eran.

Y se me ocurrió que podía darles un susto.

Ya lo entiendo. Esta pimienta no es pimienta.

Por eso Precioso no ha estornudado.

Ya lo tengo, es pólvora.

Quería fabricar una bomba.

Para colocarla en el restaurante nuevo.

¿Y no le robó el dinero a nuestra maestra?

¡No, eso no lo haría nunca!

No vayáis a la poli, por favor. No soy una mala persona.

Se me pasó por la cabeza,

pero os prometo que no lo habría llegado a hacer.

(Ladridos)

Para, Precioso. Deja que haga lo que quiera.

Que se fastidie ese cocinerucho. Me ha dado la lata todo el día.

Es la misma comida de perro que le trajo Bernie.

¿Su cocinero es este?

Sí, es él. Entonces, ¿no es un empresario?

¡Ja! ¿Empresario, dices?

De hecho, es mi socio. Pero, entre nosotros,

de empresario no tiene nada. Lo único que hace es molestar.

Se queja todo el día. Siempre llega tarde.

O dice que está enfermo, como hoy.

Si pudiera, le despediría. ¿Es su socio?

Entonces, todo lo que me contó mi madre es mentira.

Es un estafador. Debo avisarla enseguida.

¿Mamá?

Oh.

"No volveré hasta mañana por la mañana.

Te he dejado comida en la nevera. Te quiero mucho".

Hemos llegado tarde. Se ha ido con Bernie

a ver unas obras de un complejo para invertir.

¿Y si está en peligro? No sé cómo contactar con ella.

Mantén la calma. Podemos explicárselo a la policía.

Eso es.

¿Qué? ¿Crees que te harán caso? ¿De qué acusaremos a Bernie?

Buscaremos a la señorita Stratmann. ¡La señorita!

¿Y si también es una estafadora? Recuerda que los vimos juntos.

Es lo mejor que podemos hacer. Conoce a Bernie,

y seguramente también sabe lo que le pasó a la señorita Janish.

Tenemos que intentarlo.

¿Qué hacéis aquí?

Hemos investigado a un delincuente que se llama Bernie,

y usted sabe quién es.

¿También conocéis a Bernie? Sí, es el novio de mi madre.

Oh, sí, es verdad.

Creía que aún no te lo había presentado.

Sabemos que usted tiene trato con él.

Lo vimos en el....

Estamos preocupados porque la madre de Fred

se ha ido con Bernie, y creemos que él esconde cosas.

No sé si puede aclararnos algo.

Dice que es empresario, pero en realidad es cocinero

en un restaurante de comida rápida.

No debéis preocuparos.

A Bernie no le gusta el restaurante

y quiere ganar dinero con un tema que siempre le ha apasionado:

el medio ambiente.

Le daba mucha vergüenza reconocer que era cocinero,

porque tu madre se podría llevar una decepción.

No es ningún delito.

No, pero también he visto que ustedes dos parecían muy amigos.

¿Y pensabas que salíamos juntos?

No, hombre. No.

La señorita Janish me explicó el tema de la inversión,

y por eso he quedado con él. Ya está.

(SUSPIRA)

¿Por qué lloraba la señorita Janish?

¿Lo que le ha ocurrido en clase ha sido por culpa de Bernie?

Deja de meterte en la vida privada de la gente.

Tu madre está bien, Fred. Tranquilo.

Venga, adiós.

Supongo que ahora estoy más tranquilo.

Mi madre está bien.

Al final, todo eran teorías.

Me parece que pasamos demasiado tiempo con Charly.

(PRECIOSO GIME)

(SUSPIRA) Mamá está bien.

Tú, aún quedan manchas.

-¡Oh!

¡Ah! ¡Mamá!

Sí, señor, no confíes en nadie. Eso hacen los buenos detectives.

Lo único que quiero es asegurarme.

(JADEA) Acabo de encontrar algo por Internet.

El edificio en obras no es de un restaurante.

Será una tienda de deportes.

¿Sí? Pues aquella propaganda...

Era publicidad falsa.

Vamos.

(Música suspense)

¿Por qué se esconde? Eso lo hacemos nosotros.

Hola. Es mamá.

(RÍEN)

La señorita Stratmann está en el ajo.

Hablemos con ella.

Señorita Stratmann... ¡Ah!

¡Shh!

(SUSURRA) Anoche nos engañó.

Claro, para evitar lo que está pasando ahora.

No sé qué estáis haciendo aquí.

Está compinchada con Bernie, ¿eh?

No, lo estoy con tu madre. ¿Eh?

Quiere estafarla, igual que a la señorita Janish.

Le dijo que estaba enamorado

y el mismo día que le dio el dinero, cortó con ella.

Claro, yo ya lo sabía.

Por eso ayer por la noche avisé a tu madre en aquel hotel.

Cuando vinisteis a mi casa, iba hacia allí.

Ahora estamos reuniendo pruebas. Genial.

Le ayudaremos.

Seguro, estando calladitos.

-Adiós. -Te espero aquí.

¡Eh!

Hola.

¡Ah!

¿Eh?

¿Qué significa todo esto?

¡Se acabó! Sabemos quién es. ¿Eh?

-¡Bernie!

¿Dónde está?

Creo que ya lo sé.

(Música)

"Te vendo mi parte. Dame mi dinero y no volveré nunca más".

-"¿Estás loco?"

Te lo he dicho muchas veces, Bruce. Yo no tengo dinero.

-Dame lo que sea.

Venga, cualquier cosa. Veo que hasta su nombre es falso.

¿Eh?

Lo sabemos todo, Bruce.

Tenemos fotos suyas intentando estafar a la madre de Fred.

Y sabemos lo que hizo a la señorita Janish.

Todo eso lo puedo explicar.

-A mí no me expliques nada. ¡Déjame en paz!

Si no tienes ganas de trabajar, vete, y a trabajaré yo.

-Oh, todo esto es culpa tuya.

Me prometiste que sería un buen restaurante,

que estaría orgulloso,

pero lo convertirse en un local de comida rápida de mala muerte.

-¿Y qué?

Menos gastos y más beneficios.

-Pero yo no quería hacerlo así, tú me engañaste.

Y, sí, he intentado ganar dinero fácil

para comprar tu parte y quedármelo yo.

He engañado a mucha gente, igual que tú me engañaste a mí.

Sí, pero aún le contó más mentiras.

El edificio en obras no será un restaurante.

Lo que quería era que Víctor temiese la competencia

y vendiese más deprisa.

Usted le enviaba toda aquella publicidad.

(ENFADADO) ¡Así que eras tú!

¡Eh!

¡Salgamos de aquí, deprisa! ¿Qué?

(GRITAN)

(Explosión)

Siento tanto todo lo que ha pasado...

Gracias a Dios que estás bien.

Sí, tú también.

Y, tranquila, no ha sido culpa tuya.

Este caso ha sido una pasada.

Dice que al final la policía ha detenido a Bernie,

pero que a Víctor lo han soltado. Ya ha tenido su castigo.

Se le quemó todo el restaurante.

¿Por qué no dejamos de hablar de esa gente?

-Sí, hemos venido a pasarlo bien.

(Golpes en el vaso)

Os quiero dar las gracias a todos

por haberme ayudado a recuperar el dinero.

He compuesto una canción que os quiero dedicar.

(CANTA) "Me metí en un jardín

por un hombre que era un pillín.

Como un perrillo quise ladrar.

Soy un pajarillo, solo quiero cantar".

Va, todos juntos.

(CANTAN TODOS) "Me metí en un jardín

por un hombre que era un pillín.

Como un perrillo quise ladrar".

(Música créditos)

Cuatro amigos y medio

26 Episodios

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso de los enanos al acecho

    El caso de los enanos al acecho

    Cuatro amigos y medio24 min, 10 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la conexión de los pollos

    El caso de la conexión de los pollos

    Cuatro amigos y medio23 min, 38 sec

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El caso del enemigo de la comida rápida

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal.