1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El caso de la cápsula
Facebook Twitter
La serie trata de las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y Fede y su peculiar amigo, un perro pequeño, desmelenado y callejero llamad 

"/>
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Aprendemos en Clan
  • #TeVeo
  • Noddy, Toyland detective
  • Noddy, detective en el País de los Juguetes
  • Hey Duggee
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal en clan
    Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • Let's go Pocoyó
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música cabecera)

Por fin ha llegado el gran día.

En unos momentos, abriremos la famosa cápsula del tiempo

que se enterró hace unos años aquí, justo aquí, bajo nuestros pies.

A ver si se dan prisa, ¿no funciona el aire acondicionado?

Nos vamos a asar con este calor.

Tampoco hay para tanto. ¿No te das cuenta?

La gente está desesperada. ¡Shh!

En el interior de la cápsula del tiempo,

hay objetos antiguos que expondremos aquí, en el centro,

entre ellos, hay un diario muy valioso del día que fue enterrada

que hemos tenido la generosidad de donarlo

al Museo de Historia de la ciudad. Así pues, adelante.

(SORPRENDIDOS)

-Y la cápsula del tiempo...

¡No está! -¿Eh?

-¿Pero qué ha ocurrido? -¿Cómo que no está? ¿Por qué?

Es imposible que no esté. -Eh...

-¿Quién es este señor?

Pues a mí me suena de algo.

¡Claro!

Yo también sé quién es.

Estamos ante un acto de pillaje.

Es evidente que alguien ha robado la cápsula del tiempo

y yo descubriré quién ha sido.

-Muchas gracias, señor... Eh...

Saumell, es Bernat Saumell,

Un gran escritor y un gran detective.

Mi socio y yo hemos leído todos sus libros.

Mi agencia de detectives, la Charly&Company,

le ayudará a resolver este caso.

Muy amable, pero no conozco tu agencia y trabajo solo.

Deberías saberlo si has leído mis libros.

Le demostraremos de lo que somos capaces.

Somos muy buenos detectives, como usted.

¿Esto es un reto? Sí.

Y resolveremos el caso antes que usted.

¿Está pirado?

-Perfecto, acepto. Que gane el mejor detective.

Y para hacerlo más interesante,

el caso de la desaparición de la cápsula

debe resolverse en 24 horas.

-Perdone, pero la cápsula fue enterrada hace un siglo,

quizá fue robada hace años.

-Hace años, no existían estos chicles.

Por el olor, es de... mango,

un sabor que, en este país, salió al mercado el año pasado.

Por la textura, puedo decir con toda certeza

que no hace mucho que ha sido masticado.

En ladrón robó la cápsula, como mucho, hace dos días.

Elemental. -¡Vaya!

-Guardadlo.

Primera prueba. Os quedan... 24 horas.

23 horas y 58 minutos para ser exactos.

(RÍE)

-Muy bien, se acabó el espectáculo.

Lo siento mucho, hoy se suspenden todas las clases.

(SE ALEGRAN)

No tendrías que haber aceptado el reto,

es imposible resolver un caso en 24 horas.

¿Cuánto tardamos en encontrar el ladrón de queso?

Y al final, resultó que era un ratoncito.

Lo único que debemos que hacer

es seguir los consejos de Bernat Saumell.

En sus libros, lo explica todo.

Primera norma del detective: siempre hay algo,

incluso cuando parece que no hay nada.

¡Ajá!

Un cabello blanco, así que el ladrón tiene canas.

¿Quién puede ser? ¿Un profesor? Ningún profesor tiene canas.

Puede ser alguien de fuera.

Solo hay una persona que sabe quién entra y sale del instituto cada día,

Daniel, el conserje.

No,

no recuerdo ver a nadie con el cabello tan blanco.

Lo siento mucho. ¿Estás seguro?

Es muy importante para la investigación.

Segurísimo.

Lo siento, tengo que arreglar el aire, hace... tanto calor

que dentro no se puede estar.

Es verdad, hace mucho calor.

Venga, Estefi.

¡Eh!

Perdonad, pero es muy difícil levantar esa baldosa,

además, estando en el vestíbulo, que es donde siempre hay gente,

alguien lo vería.

Por lo tanto, por lógica,

el robo lo perpetraron cuando el instituto estaba cerrado.

No hay ninguna ventana rota ni han forzado ninguna puerta.

Porque el ladrón es de la casa

y puede entrar y salir siempre que quiera.

Oh...

Ay...

No entiendo qué hacemos aquí, es imposible que haya sido Seege.

Los hechos son los que son,

es el único que tiene la llave maestra

de todas las puertas del instituto.

No veo que haga nada sospechoso.

Ay...

¡Uf!

(SUSPIRAN ALIVIADOS)

(Música)

Oh, qué calor.

(Continúa la música)

Una tienda de antigüedades.

Quiere vender lo que había en la cápsula,

sobre todo, el diario,

seguro que hace meses que planea todo esto.

Pero ¿por qué? No tiene sentido.

Oh...

Manos arriba, señor Snutter, está detenido.

¿Qué pasa? ¿Es una cámara oculta?

No, estamos para conformar que usted robó la cápsula del tiempo

para hacerse rico. (RÍE)

Y ahora, ha venido a preguntar cuánto dinero le pagarían

si vendiera las antigüedades... ¿Qué?

Que encontró dentro.

Tenga, es de segunda mano, pero funciona de primera.

-No he venido a vender nada, ¡sino a comprar un ventilador!

Lo siento.

El calor te está afectando demasiado.

Debéis investigar al ladrón de verdad.

No es por culpa del calor, es por culpa del dichoso reto,

eso es lo que te está afectando.

¡Oh! Es su primer libro, de la serie del detective Reynolds.

Mira, ¿te acuerdas? Pues claro que me acuerdo.

Segunda norma del detective: las coincidencias no existen.

(Música)

"No he venido a vender nada, ¡sino a comprar un ventilador!

-Lo siento, tengo que arreglar el aire, hace... tanto calor

que dentro no se puede estar".

¡Claro, el aire acondicionado! ¡Ya lo tengo!

Si te interesa el libro, te lo dejo a mitad de precio.

Os esperamos aquí con Precioso. ¡Uf! Fuera se está mejor.

Cuando volvamos, este caso estará solucionado.

Daniel, ¿cuándo se ha estropeado el aire acondicionado?

Creo que esta mañana, temprano. Cuando he llegado, ya no funcionaba.

Saumell ha dicho que el robo se ha cometido

durante las últimas 48 horas, ¿y si ha sido el ladrón

el que ha estropeado el aire acondicionado?

Muy buena pregunta, yo también estaba a punto de hacérmela.

Lo ha hecho para distraer a Daniel, para que saliese del instituto.

Para levantar la baldosa sin que le viesen.

Pues he salido a mirar el aparato.

-Así que la avería del aire acondicionado es una pista.

Y mire esto, lo he encontrado donde guardaban la cápsula.

Es un cabello blanco.

Ya lo veo, pero es demasiado evidente.

Mi instinto me dice que lo colocaron adrede

para que no siguiésemos el rastro del ladrón de verdad.

Tiene razón, eso no se me había ocurrido.

¿Aún no has arreglado el aire acondicionado?

Desde que haces ese curso de Ingeniería Eléctrica,

estás descuidando el trabajo. -Lo siento mucho, señor Snutter.

Hoy mismo lo acabo,

pero es que ahora... tengo que ir a clase.

-Ay... Y vosotros, ¿qué haces aquí?

-Quedan 19 horas, amigo mío.

Al menos, aquí corre el aire.

Tranquilo, Charly, hoy no hay clases.

Y el caso, ¿qué, eh?

Si no lo resolvemos nosotros,

no impresionaremos al grandísimo Saumell.

Yo creo que ese hombre es un farsante,

¿cómo puede decir que el pelo blanco no es una prueba?

(IMITA) "Ya lo veo,

pero mi instinto me dice que lo colocaron adrede".

(RÍEN) Y el chicle, ¿qué, eh?

El cabello podría ser una distracción,

pero el chicle, seguro que no.

A ver, ¿quién come chicles de mango? No puede haber mucha gente.

¿Qué quieres hacer?

¿Olfatear a toda la gente que coma chicle?

¡Eh, tú! ¿Quieres ganarte las salchichas que te vamos a dar?

(GRUÑE)

(Música)

¡Ah!

Vete, lárgate.

(Continúa la música)

¡Oh! (RÍE)

Este chucho es un negado. ¡No es verdad!

Es el mejor perro que conozco siguiendo rastros.

(Continúa la música)

¿Eh?

¡Eh!

Eh, tú, ¿qué haces?

Chicle de mango.

Lo siento, señorita Janish,

pero es sospechosa del robo de la cápsula del tiempo.

¡Oh!

¿Cuánto hace que come chicles de mango?

¿Dónde estaba esta mañana cuando se ha estropeado el aire?

Eh... Estaba en el instituto, he llegado tarde,

pero esta bolsa no es mía, es de la señorita Stratmann,

estábamos aquí tranquilas,

pero ha vuelto a clase porque se había dejado algo.

Pues puede ser una equivocación. ¿Pero qué dices?

La tenemos, es la ladrona. Vamos.

Tú no te muevas, ¿te has vuelto loco?

Cada día estás peor.

¿Para qué querría robar la cápsula del tiempo?

Por eso tenemos que ir a investigar, para descubrirlo.

(ENFADADO) ¡Pues yo no voy! Estoy cansado y tengo calor.

Me largo a la agencia. Yo también. Lo siento mucho, Charly.

Solo quedan 18 horas. Venga, vamos.

Así que los chicles que más le gustan son los de mango, ¿es correcto o no?

-No, le acabo de decir

que los que me gustan son los de fresa.

Ha llegado primero.

¿Y por qué estaba a punto de meterse esto en la boca?

-Me he encontrado un paquete de chicles de mango

en la sala de profesores.

He pensado que se podían coger y me he llevado un par.

-¡Ah! ¿Y de quién eran los chicles? -Eso no lo sé.

-¿A qué hora ha sido eso? -Temprano,

siempre soy la primera en llegar, me gusta el silencio que hay.

-¿No había nadie más en el centro? -Yo no he visto a nadie,

la puerta estaba abierta. Lo siento, ya es suficiente.

-Tengo más preguntas, señorita Stratmann.

¡Uf! ¿Y ahora qué? Nos acaba de adelantar.

Los chicles ya estaban en la sala de profes cuando ha llegado ella

y la puerta estaba abierta,

¿quién llega antes que la señorita Stratmann?

¿Daniel? Eso es.

El cuarto de la caldera.

Aquí se guardan las cosas.

Espera, Daniel no puede haber sido, nos ha ayudado con la investigación.

Pero ha tenido la ocasión de robar la cápsula,

puede abrir y cerrar todas las puertas del instituto

y se mueve por donde quiere.

Daniel no utilizaría un chicle para enganchar la baldosa,

tiene todas las herramientas que quiera.

El chicle lo ha dejado allí para despistarnos.

¿Y por qué crees que lo ha hecho? Para vender ese diario tan caro.

Un curso de ingeniería es muy caro.

(Música)

¡Ay! ¿Pero qué haces? Sigamos.

(Continúa la música)

Es de Daniel.

(Cerrojo puerta)

¿Eh?

Ay...

Veo que pensamos lo mismo.

Si estaba cerrado, ¿cómo ha abierto la puerta?

Un buen detective, puede abrir cualquier puerta.

La investigación nos ha traído a ambos al mismo lugar.

Sí, te felicito.

Mirad esto y preparaos para una buena sorpresa.

(Música)

Ahora, por fin, podrán arreglar el aire

y a ver, quedan cuatro chicles y era un paquete de siete,

faltan tres,

los dos que había cogido la señorita Stratmann y...

El que ha usado en ladrón para volver a enganchar la baldosa.

Pero Daniel ya habrá revisado los interruptores.

¿No te das cuenta? Él ha dejado los chicles aquí.

Ha sido el primero en entrar en el instituto,

ha abierto la puerta principal, ha robado la cápsula,

ha usado un chicle para enganchar la baldosa

y ha dejado los demás en la sala de profesores.

Confiando en que alguien cogería alguno.

La señorita Stratmann, madrugadora, ha picado,

Daniel ha vuelto a coger el paquete de chicles

y lo ha colocado aquí para parar el aire acondicionado.

Lo ha hecho para incriminar a la señorita Stratmann,

pero, en realidad... (AMBOS) El ladrón es Daniel.

No hay nadie. ¿Esperamos?

No hay tiempo, atrás, atrás.

(RÍE)

¿Y tenemos que hacer eso? Sí, ahora somos profesionales.

¡Buenas tardes! Hola, ¿hay alguien?

Aún debe de estar en clase. Buscad en el comedor.

Venga, buscad por todas partes.

(ASUSTADO) ¿No tendríamos que irnos de aquí?

Ya veo que tu socio no acaba de tener madera de detective.

(Música)

¡Oh!

¡Ajá!

La he encontrado.

¡Oh!

Oh... Teníais razón.

Sí, acababa de mirar... y no estaba.

Tercera norma del detective: ser meticuloso tiene recompensa.

De momento, la cápsula me la quedaré yo.

La examinaré para asegurarme de que no falte nada.

Enhorabuena, el caso lo hemos resuelto juntos.

(RÍE)

Sois unos detectives excelentes.

¡Ya la tenemos!

¡Hemos encontrado la cápsula!

¡Tachán! ¿Dónde?

En casa de Daniel, él la ha robado, es para flipar.

No, no puede ser.

Tenéis un jefe extraordinario.

Mañana mismo lo acusaremos en público,

así la prensa se hará eco,

pero, hasta mañana, silencio.

No es conveniente que ese se entere antes de hora.

¿Podría usted firmármelo?

Por supuesto, "Para Rabanito, del mejor detective del mundo,

Bernat Saumell". Gracias.

¿Me lo prestas? Este no, hombre, está dedicado.

Te compraré uno por internet, está en internet, ¿no?

(NERVIOSO) Sí... (RÍE) Claro, sí, claro que está, sí.

Bueno, venga, hasta mañana.

¿Habéis visto cómo lo ha resuelto? Es alucinante.

Por favor, es ridículo decir que Daniel es el ladrón.

Aquí dice que cualquiera es capaz de cometer un delito.

(ENFADADA) ¿Y ahora tú también?

¿Te pasa algo? Estás muy callado. Estoy bien.

Estás pensando que hay algo que no encaja, ¿verdad?

Diga lo que diga Saumell.

Daniel no tiene ni un cabello blanco.

El caso no está resuelto hasta que no encajen todas las piezas,

eso lo sabemos todos.

(ENFADADO) ¿Qué?

(Música)

"No hay ninguna ventana rota ni han forzado ninguna puerta.

Si estaba cerrado, ¿cómo ha abierto la puerta?

(RÍE)

Un buen detective puede abrir cualquier puerta.

¡Ajá! La he encontrado".

Charly, ¿qué pasa? Es muy tarde.

¿Ves normal que un detective esté en la escena del crimen

en el momento que se descubre el crimen?

Eh... No, yo creo que no.

Claro, porque las coincidencias no existen.

¿Qué quieres decir?

Que sé quién es el ladrón verdadero.

Sí, señoras y señores, el ladrón está aquí, entre nosotros,

de hecho, siempre ha estado entre nosotros. ¡Oh!

Hola, compañeros, estaba ensayando para...

Mentiroso, Daniel no es el ladrón, es usted.

(RÍE)

(NERVIOSO) La teoría es muy interesante, pero...

¿tenéis alguna prueba?

¿Cómo lo argumentáis? ¿En qué basáis la teoría?

Charly...

Ya me lo imaginaba,

eres un buen detective.

Profesional, meticuloso, decidido,

pero sin pruebas es imposible hacer acusaciones.

De hecho, iba a haceros una oferta,

me gustaría que la Charly&Company colaborase conmigo

en la que será mi próxima investigación.

Pensad lo que supondría para vuestra agencia.

Y bien, ¿queréis?

¡Charly, no!

De acuerdo, señor Saumell.

A partir de ahora, podéis llamarme Bernat.

Nos veremos en la rueda de prensa.

¿Se puede saber de qué vas? No podemos hacer nada.

Es una tontería pensar que él es el ladrón.

Tiene razón, no tenemos pruebas

y la oferta que nos ha hecho es una pasada.

Pero juzgarán a Daniel por un delito que no ha cometido.

Y si ha sido él, ¿qué?

Otra norma del detective: haz caso a tu intuición.

Y tú siempre eres el primero que la cumple,

¿qué dice tu intuición?

¿Qué haces aquí?

A la conferencia de prensa, vamos.

Gracias, señor Saumell, esto es extraordinario.

(Aplausos, vítores)

Ay, ya podría soplar un poco de aire.

-Sí, sí, pero, si me lo permiten,

mi colega y yo les anunciaremos el nombre del ladrón.

(LADRA)

¡Shh!

La persona que robó la cápsula del tiempo está entre nosotros.

El ladrón es...

¡Ay! Ay, ay, ay...

(SORPRENDIDOS)

El ladrón es Bernat Saumell.

Sí, él robó la cápsula. Oh...

-¿Pero qué dices? Qué disparate.

Entró en el instituto aprovechando su pericia para abrir puertas,

rompió el aire acondicionado para distraer al conserje,

robó la cápsula y después,

dejó pruebas para incriminar a Daniel.

Ahora, iba a anunciar que era el ladrón.

(SORPRENDIDOS)

-¿Yo?

La prueba que tengo es este pelo, que estaba en la escena del crimen

y que una prueba de ADN demostrará que pertenece a Bernat Saumell.

¿Pero qué sentido tiene que haya robado la cápsula

si ahora la devuelve?

He intentado comprar un libro suyo por internet,

pero ya no lo venden, los han descatalogado,

le han retirado todos los libros.

No tiene suficientes lectores, ¿eh, Saumell?

Es cierto.

Mis libros han dejado de venderse, han salido muchos escritores nuevos.

Cuando el editor rescindió el contrato,

pensé que resolviendo un caso en un instituto,

conseguiría lectores nuevos,

pero me he encontrado con unos grandes detectives

y no tuve cuidado, robé la cápsula sin la peluca.

Cuarta norma del detective: con un error es suficiente.

Enhorabuena, toma.

-Venga, vamos.

Pues le ha ido por un pelo, ¿eh?

Ha sido un presentimiento lo de soplarla,

si me hubiese equivocado, hubiese sido un desastre.

(LADRA)

Pero no te has equivocado, has hecho caso a tu intuición,

ya era hora.

Y nos ha dado el kit de detective, que es alucinante.

Eh, Charly, ¿puedes mirar hacia aquí?

Queremos una foto del detective que ha resuelto el caso.

Lo hemos resuelto todos.

La Charly&Company. (RÍEN)

(Música créditos)

Cuatro amigos y medio

26 Episodios

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso de los enanos al acecho

    El caso de los enanos al acecho

    Cuatro amigos y medio24 min, 10 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la conexión de los pollos

    El caso de la conexión de los pollos

    Cuatro amigos y medio23 min, 38 sec

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El caso de la cápsula

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal.