1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El caso de la desaparición de la estrella de televisión
Facebook Twitter
Fred apunta a Precioso a un casting para un anuncio de comida para perros. Durante el primer día de rodaje, su compañero de pantalla, Flupi, desaparece sin dejar rastro junto con su collar de diamantes. Madeleine, la perrita de la Condesa, que resulta ser una vieja compañera de Precioso, sustituye a Flupi en el anuncio. El señor Rubenacker, el amo de Flupi, recibe una nota anónima pidiendo un rescate. Los chicos inician una investigación que no los lleva a ninguna parte, pero mientras, Precioso descubre la verdad, que es a la vez dolorosa y romántica.

"/>
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Aprendemos en Clan
  • #TeVeo
  • Noddy, Toyland detective
  • Noddy, detective en el País de los Juguetes
  • Hey Duggee
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal en clan
    Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • Let's go Pocoyó
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

Silencio, por favor. Candidato 34 del casting, acción.

(SUSURRA) Precioso parece más bien de los de poca acción.

Cállate, Charly.

(PIENSA) "Antes que salir en la tele y quedar como un tontaina sin cerebro

me casaría con un gato".

-¿Qué le pasa a este perro? ¿Por qué no hace nada?

Lleváoslo, fuera. El siguiente.

Precioso, ¿qué te pasa? Solo tenías que abrir la caja.

(PIENSA) "Está comida es de cartón".

-Puede pasar el 35. Que se coloque al lado de la caja.

(Música)

¿Madeleine? -Hola, Orejotas.

¿O ahora te llaman Precioso?

-¿Cuánto hacía que no nos veíamos? Casi...

-Venga, Madeleine, es de mala educación hacer esperar a la gente.

Mi Madeleine es un sol, y todo lo aprende enseguida, no le cuesta nada.

¿Cómo le ha ido a tu perro?

Pues muy bien.

Número 35, acción.

(Música)

¡Oh! ¡Oh, ha sido increíble!

Sí, yo quería ganar el dinero del anuncio,

para comprarle una lavadora nueva a mi madre.

Han comentado que elegirían a dos perros.

Precioso todavía tiene posibilidades.

(IRÓNICO) Uy, sí, un montón.

(PIENSA) "Un momento, ¿saldría en el anuncio con Madeleine?".

-Perfecto, esta ha sido muy buena. Cerrad otra vez la caja.

Muy bien. El siguiente, el número 36.

¡Oh!

(Música)

(ADMIRADOS) ¡Oh!

-Esto no me lo esperaba.

El casting ha terminado.

Gracias a todos, mañana a las 8 deben estar aquí los siguientes perros:

el número 34, Precioso,

y el número 9.

(PIENSA) "¿Quién es el número 9?".

-Un servidor, y respondo al nombre de Flappy.

Encantado de conocerte. ¡Ah!

-Cuidado, Flappy, no te hagas daño.

-¿Te crees que soy tonto? -Espera. ¿Dónde está la...?

Condesa. -Señor Rubenaker.

-¿Quiere que vayamos a un restaurante, a celebrarlo?

-No tengo nada que celebrar. ¿Por qué no se lleva a estos niños?

Aceptamos la invitación. Disculpe, no le haga caso.

Con lo que cuesta ese collar, le podría comprar

300 lavadoras a mi madre.

Muy bien, si queréis, podéis venir.

Claro que sí, pero se lo pido por favor, hace un día tan bonito,

que sería una lástima que se fuera a casa.

-No, no sé...

-Vamos todos al Sebastienne's, invito yo.

-De acuerdo. Si es así, me uno a ustedes.

-Pues venga.

Vamos, Flappy, es tu hora de comer. No vaya a dolerte la barriga.

-Oh, um.

-¿Qué es el Sebastienne's?

-Un restaurante de lujo. Tienen una sala solo para perros.

-¿Solo para perros?

Nunca había visto un sitio como este.

-Al final, te acostumbras.

(Música)

-Guau, guau. ¿Qué ladraremos?

(LADRA)

-¿Qué hago? -Ladrar cuando veas lo que quieres.

(LADRA)

(LADRA)

(LADRA)

(LADRA)

(LADRA)

(LADRA)

(Música suave)

-La gente siempre me pregunta cómo consigo tener este pelo tan bello,

y siempre digo: "Uy, por los pelos no tengo un pelo perfecto".

(RÍE PRESUMIDO)

¿Eh?

Perdón, ¿me disculpáis?

-Ya era hora. -Solo sabe hablar de sí mismo.

¿Has visto a su amo, tratándolo como un cachorro?

Nunca había visto a un perro tan bobo.

(RÍE)

-Ahora eres tú el que solo habla de él.

-Tienes razón. -¡Flappy!

¿Qué, va todo bien? Vuelvo a mi mesa, ¿eh?

Si necesitas algo, ladra. -¡Ah!

(RÍEN)

-Al menos, nos reímos.

El anuncio deberías hacerlo tú. -Sí, me habría encantado.

-Te he echado de menos.

(RÍE)

(Música)

¿Así que vives con la condesa? Hace tiempo que no te veo por el barrio.

-Si, me adoptó hace un año. Vivimos en el cerro Rojo,

está algo lejos de la ciudad, y no solemos venir por aquí.

-Ah, ¿no? Pues ya podrías... ¡Qué buena pareja hacéis!

No imaginabas estar en un sitio así, ¿eh?

Yo aún... ¡Ah!

¡Uy!

Rubenaker ha pedido una tarta con forma de corazón.

(RÍEN) Pásalo bien con tu amiga.

(RÍE) Parece buena persona.

-Sí, lo es. ¿Te gustaría vivir conmigo una temporada?

Tengo espacio de sobra. -¿Vivir juntos?

Ahora estoy con la condesa, y me necesita.

-Pero... -Y yo la necesito a ella.

-Este muchacho dice que Flappy no estaba en el jardín.

-Lo lamento, seguro que no ha ido muy lejos.

-Pobre Flappy, yo debería haber estado más atento.

-¿Eh?

No vayas tan deprisa. Se puede haber perdido, son cosas que pasan.

¿Un perro con un collar de diamantes?

¿En un restaurante de lujo?

Yo me huelo otra cosa: un robo, un secuestro, un asesinato...

¿Tú crees que...? Sí, tenemos un caso.

(SUSURRA) Espero que aparezca antes de mañana, porque si no...

(ENFADADA) ¿Qué significa que no ha venido el perro?

-Creo que el pobre Flappy se ha perdido.

Esperaba que volviera a casa, pero no ha aparecido.

Claro que no ha aparecido. Cuando te secuestran, no apareces

hasta que el secuestrador cobra.

¿Qué quieres decir? No le haga caso, señor Rubenaker.

¿Crees que... a mi pobre cachorro lo han... secuestrado?

(PIENSA) -"¿Quién secuestraría a un perro tan estirado?".

O peor aún, podría estar muerto.

Ya lo tengo: le han robado el collar de diamantes,

después se han deshecho del cuerpo...

¡Ah!

¡Ah!

Seguro que a Flappy no le ha pasado nada, ya lo verá.

(LLORA)

¡Mi cachorrito!

Le ayudaremos a buscarlo, somos detectives.

Muy bien, nos olvidamos del rodaje.

Si su perro no viene esta tarde, llamaremos a otro para mañana.

¿Cómo se llamaba el otro?

¿Magdalen?

-¿Madeleine?

(Música)

(PIENSA) "Vaya, qué lejos vive de la ciudad".

(Continúa la música)

Madeleine.

¿Estás?

-Precioso.

¿Qué haces tú aquí?

¿Vienes caminando desde la ciudad? -He venido a contarte algo.

Joana dice que si Flappy no aparece esta tarde, te contratará a ti.

-Qué bien, qué noticia más buena.

La condesa necesita el dinero.

Aunque creo que no será suficiente. -¿Es que le han cortado el agua?

-Ha descubierto que su gestor hace años que le roba el dinero,

y está disgustadísima, la pobre.

Voy... voy a hacerle compañía. Adiós.

-Sí, claro.

A ver si nos vemos mañana.

Muy bien, este es el plan:

Estefi, me ayudarás a preparar los interrogatorios de mañana,

Rabanito, dibujarás retratos que parezcan reales de todos

los testigos y de los sospechosos, de Rubenaker y la condesa,

que estaban con nosotros en el momento de la desaparición,

de Joana y del metre, que podría ser el culpable,

así tendremos un mapa visual del caso.

¿Y por qué yo?

Porque eres el único que lleva lápices.

Ah, ¿sí?

¡Es verdad!

Fred, concéntrate en entrenar a tu perro, tu madre necesita el dinero,

y yo tengo que estar cerca de los sospechosos.

Es decir, que Precioso no pierda el trabajo.

(Música)

(RÍE)

-¡Ah!

¡Ay! -¡Eh, que me rompes el vestido!

-¡Ah! (RÍEN)

-¡Ah!

-La pata izquierda.

Muy bien, muy bien. Corta.

Habéis estado estupendos.

Bueno, algo podremos aprovechar.

(RÍEN)

-Reconócelo, es muy divertido hacer esto.

-Pues a mí no me lo parece.

De acuerdo, es una pasada. (RÍE)

-Descanso de 20 minutos.

Me gustaría hacerle unas preguntas sobre la desaparición...

No tengo tiempo para preguntas.

¿Por qué no os quedáis en casa,

y venís a por el perro luego, como hace la condesa? Ay, Señor.

Sí, ya la interrogaremos más tarde.

Detectives, aprovechemos estos 20 minutos.

(Música)

¿Cuánto hace que es metre? 15 años.

¿Tiene usted antecedentes penales? ¿Qué? ¡No!

¿Algún familiar suyo pertenece a la mafia?

¿Este chico siempre es así?

-Sí, siempre. ¿Salimos?

¿Qué piensas de la desaparición de Flappy?

-No sé qué decirte, pero seguro que está bien.

-No vimos a nadie en el restaurante.

Le habríamos visto. Esto huele mal. -No huelo nada.

-No, no, que todo este asunto me da mala espina.

Habríamos visto a Flappy, a no ser que se...

escapara por aquí.

-¡Guau, qué listo eres!

-¡Ah!

No le robaron el collar, lo perdió cuando se escapaba.

¿Qué os pasa?

¿Eh?

¡Eh, venid!

¿Quién ha encontrado el collar? ¿Por qué no podemos guardarlo nosotros?

Ya te lo he explicado el metre, ellos llaman al señor Rubenaker.

No me fío nada del metre, ni de su bigote.

Ah, cómo eres.

Ya han pasado los 20 minutos, Precioso debe continuar el rodaje.

He pensado que tus cuidadores y la condesa podrían hacerse amigos.

-¿Por qué lo dices?

-Porque vivimos lejos, pero si la condesa quisiera,

de vez en cuando podría ir unos días de visita a tu solar.

-Muy bien, escena 5, toma 6. ¿Todos preparados?

Luces, cámara, ¡acción!

(Puerta)

¿Qué pasa? Hala, qué rápido ha venido.

¿Y bien?

Hemos encontrado el collar en el restaurante.

Yo también he encontrado una cosa, y como decís que sois detectives...

(LEE) "Esta noche, a las 9, lleve un millón en efectivo al estudio.

déjelo en el plató, en el decorado de la selva,

y le devolveremos a Flappy. Si quiere a su perro sano y salvo,

no llame a la Policía".

(MOLESTA) ¿Dejamos ya las tonterías?

Tenga, las llaves del estudio, haga lo que tenga que hacer.

Por hoy es suficiente, me voy a casa.

(Música intriga)

-Madeleine.

¡Madeleine!

¿Qué te pasa?

¿Adónde vas? -Es que sufro mucho por Flappy.

-Pero, ¿no esperas que venga a buscarte la condesa?

Se podría hacer amiga de mis cuidadores y...

-No, olvídalo. Ya no me parece buena idea.

-Pero tu casa está muy lejos. ¿No querías vivir conmigo?

Debemos ir a la Policía, es lo que se hace en estos casos.

Pero la nota dice que...

Tranquilo, los agentes de Policía son profesionales, sabrán qué hacer.

(LEE) "Siete letras, vertical. Persona excéntrica,

y de humor muy variable".

(TITUBEA) -¿Lunático? Sí, vuelvo a ser yo.

Pero esta vez va en serio, se lo prometo. Ha desaparecido un perro...

¿Cómo te atreves a entrar así? ¿No ves que estamos ocupados?

Señor Rubenaker, ¿a qué se debe este honor?

Martínez, no te hagas el remolón, y atiende al señor Rubenaker.

-Venimos a pedirles ayuda.

-Esto es una catástrofe, pero usted no se preocupe,

nosotros nos encargamos. Esta noche Martínez y yo estaremos

en el estudio, vigilando la puerta de entrada.

Lleve el dinero, déjelo en el plató, haga como si no nos hubiese avisado.

Y vosotros, quedaos en casa y no salgáis.

He visto entrar al inspector Martínez,

pero ahora no sé dónde está.

Creo que él y Socket están fuera, esperando, pero esto ahora no...

(Puerta)

(Música intriga)

(Puerta)

¿Qué hacemos ahora? Esperar.

Está el dinero, van a ser las 9, el secuestrador está a punto de llegar.

¿Y si esperamos en casa, y que lo solucione la Policía?

Estamos colaborando con ellos, 14 ojos ven más que cuatro.

¡Fijaos! ¿Dónde está la bolsa?

¡Alto!

¡Policía, alto!

Tú no eres la Policía, soy yo. ¿Ah?

¿Qué dices? Eres una palmera.

No soy una palmera, soy un agente camuflado.

Lo cierto es que nadie ha visto quién se llevaba la bolsa.

No se la ha llevado nadie, he estado vigilando la puerta todo el tiempo.

Pues...

(OLFATEA)

(PIENSA) "Esto no tiene sentido".

(Música)

¡Flappy!

Al menos el secuestrador ha cumplido el trato.

Quedaos aquí. Socket está fuera, voy a la parte trasera.

-¿Quién ha sido?

-¿Qué? -El secuestrador, ¿quién era?

-A mí no me secuestra nadie, no me seas ridículo.

Estaba harto de Rubenaker, y me he largado.

-¿Qué? ¿Y qué haces aquí?

-Madeleine me ha pedido que viniera a las 9, me ha insistido mucho.

-¿Madeleine?

(Música)

¡Madeleine! -Precioso, déjame en paz.

-La condesa y tú habéis escondido a Flappy.

-No, eso no es verdad. Flappy se escapó y decidió venir a verme.

No sabía adónde ir.

-¿La condesa sabía que había desaparecido,

y se quería aprovechar de ello?

No, eso no se hace.

-Yo no sabía nada hasta que he visto su letra en la nota.

La he reconocido enseguida, pero tenía que ayudarla.

-Ya me acuerdo: "Enseguida lo aprende a hacer todo",

es lo que dijo de ti la condesa. Incluso a cometer delitos, claro.

Ah, y ahora, ¿qué hago yo?

Eh, Precioso, ¿qué te pasa? ¿Por qué estás tan quieto?

Ha llegado el momento de crear el mapa visual del caso.

Rabanito, ¿has dibujado los retratos que debían parecer reales?

Más o menos. Toma.

¿Qué es esto?

No puedo ponerlos en el mapa visual,

parecería un collage de niños de guardería.

¿Os habéis fijado?

(LADRA) ¿Qué pasa?

Se fija en los retratos.

¿Qué te pasa? ¿Qué ves?

(LADRA)

¿Qué nos quieres decir, que sabes algo de la condesa?

¡La condesa!

¡Ha sido ella!

(Música)

Ya era hora.

Señor Rubenaker.

(TITUBEA) Hola, chavales. ¿Qué hacéis aquí?

-Buenos días, señor Rubenaker.

¿Flappy?

-Lo habían secuestrado, lo hemos encontrado.

-Gracias a Dios.

Creo que ya sé por qué está tan nerviosa la condesa.

Lo secuestró usted.

Eso no es verdad. -¿Cómo te atreves?

La condesa es la mujer más amable que he conocido en mi vida,

por nada del mundo haría ella algo así.

Y ahora largaos, he venido a su casa a regalarle flores,

y eso es lo que voy a hacer.

-No, no me las merezco. -¿Por qué lo dice?

Así que tenemos razón.

(LLORA) Estoy arruinada.

La nota la envié yo, pero no secuestré a Flappy.

No sé lo que me pasó.

Cuando desapareció vi la oportunidad para...

Perdóneme, señor Rubenaker.

¿Cómo le he podido hacer esto a usted?

Soy una persona malvada.

Condesa, si me lo hubiera pedido, la habría ayudado,

para eso están los amigos,

y usted es la mujer más gentil que conozco.

-Señor Rubenaker.

Qué bueno es usted.

No se puede besar a los delincuentes.

Se les detiene y encierra en la cárcel.

Charly, para, por favor.

Lo siento muchísimo. -Tranquila.

Pero si nadie había secuestrado a Flappy,

¿qué pasó, que se escapó y regresó él solo?

Pobrecito, tan indefenso...

(GRUÑE)

Anda, venga, te prometo que a partir de ahora

no te perderé de vista nunca más.

Quizá lo que no quiere es tanta protección,

a lo mejor quiere más libertad.

(RÍE)

-Ah...

Claro, eso es lo que quieres.

Lo siento mucho, Flappy, supongo que ya no eres un cachorrito.

(RÍE)

(Música)

(TV) "Bubbi chow, ahora con un nuevo sabor,

para los perros más aventureros de casa".

-Está muy bien.

-Debo explicarte una cosa.

La condesa y Rubenaker han decidido casarse.

(RÍE) -No pierden el tiempo.

-Y... vivirán en París.

(TRISTE) Todos viviremos en París.

-¿Estás segura?

-Ven con nosotros, seríamos una familia.

-Yo... no puedo dejar a Fred. Es mi familia, me necesita.

Y supongo... -Que tú a él también.

¿Entiendes por qué no puedo dejar a la condesa?

(ASIENTE)

Quizá alguna de vuestras aventuras os lleve hasta París.

-Es posible.

-Adiós, Precioso.

(Música triste)

¡Precioso, estás aquí! Venga, vamos.

Tu próximo trabajo debería ser una película.

Sí, pero que sea de detectives.

(Música créditos)

Cuatro amigos y medio

26 Episodios

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso de los enanos al acecho

    El caso de los enanos al acecho

    Cuatro amigos y medio24 min, 10 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la conexión de los pollos

    El caso de la conexión de los pollos

    Cuatro amigos y medio23 min, 38 sec

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El caso de la desaparición de la estrella de televisión

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal.