1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El caso del detective contagioso
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • The Loud House
  • Una casa de locos
  • Blue's Clues and you
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Blue's Clues and you
  • Las pistas de Blue y tú
  • Astroblast
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Serán los mejores tres días de nuestra vida.

Pero si solo vamos a un castillo medieval.

¿Cómo que solo?

Vamos al castillo de Ronshen.

¿No conocéis la leyenda?

El conde de Ronshen, el que fue el primer propietario del castillo,

murió envenenado después de haber visto

unas sombras misteriosas que rodeaban la torre.

Nunca se supo quién lo envenenó,

pero él juró que se vengaría 100 años después de su muerte

y resulta que es... ¡este fin de semana!

Será fantástico.

Hola, hermanito. ¿Eh?

¡Nicole! ¿Cómo va todo?

¿Qué haces tú aquí? Estoy de prácticas como monitora.

No os pienso perder de vista, nada de jugar a detectives

porque no quiero que me pongáis en evidencia.

¿Te ha quedado claro? -¡Nicole!

Ven, te presentaré al resto de profesores.

Vaya... Es lo peor que podía pasar.

Va, no hay para tanto, es tu hermana.

Por eso lo digo,

como no quiere quedar mal en su trabajo,

nos hará la vida imposible

y el viaje será un completo desastre.

Tranquilos, he traído una sorpresa.

Toma, ábrela.

¿Eh?

(SORPRENDIDOS) No se pueden traer animales.

Precioso nos ayudará, por eso es un perro detective.

Además, estaremos tres días fuera, ¿quién le habría dado de comer?

Si nos pillan, nos harán volver a casa,

y de perro detective no tiene nada. (AMBOS) ¿Eh?

¡Ah!

Hola, buenos días. Charly, ¿pero qué haces en el suelo?

Es que... (GRUÑE)

No me encuentro muy bien, me duele la tripa, estoy enfermo.

Ya le cuidaremos nosotros, usted no se preocupe.

No, muchacha, soy el profesor, tengo que hacerme cargo de él.

¡Cuidado, soy contagioso!

Bueno, también puedo hacerme cargo de él desde aquí fuera.

Cuídate mucho, chaval, y los demás, procurad no acercaros demasiado,

¿de acuerdo?

(Música)

(SORPRENDIDOS) Qué pasada.

Muy bien, por favor, un poco de silencio.

-Muy buenas tardes. -¿Eh?

-Y bienvenidos. Como si estuvieran en su casa.

Si quieren que les traiga las maletas...

-Que sepas que no te pierdo de vista.

¡Ay! ¡Ah!

(Música suspense)

(LOS CUATRO) ¡Ah!

-A ver si tenemos más cuidado, ¿no ves que el pozo no está tapado?

Oye, ¿por qué pesa tanto esta bolsa?

¿Qué llevas aquí dentro?

¿Un perro?

(RESPIRAN ALIVIADOS)

-Si yo durmiera con un pijama como este, tendría pesadillas.

(RÍE)

(Música)

(RÍE)

Charly, fíjate en tu hermana.

¿Quién es ese?

¡Ah! (RÍE)

No tengo ni idea, pero estoy seguro

de que nos vendrá muy bien para distraerla.

Atención,

ahora os explicaré lo que haremos durante estos tres días.

Estudiaremos la arquitectura gótica del castillo de Ronshen,

recogeremos e identificaremos hierbas medicinales de sus jardines

y veremos un documental de la historia del comercio

de la Edad Media.

Pero antes, tras la cena,

iremos todos al pueblo a disfrutar de una fiesta medieval.

Sabed que, incluso, habrá torneos.

(SE ALEGRAN)

Qué buena noticia,

podré interrogar a la gente del pueblo

para descubrir más detalles de la leyenda.

¿Cómo te encuentras, Charly? ¿Qué?

¡Oh! Bien, bien, ya estoy mucho mejor que antes.

No obstante, deberías quedarte para recuperarte del todo.

Has dicho que lo tuyo era contagioso,

no querrás que nos pongamos enfermos, ¿verdad?

Bien, vamos. ¡Oh!

Ahora me quedo sin poder investigar. Sí, es una lástima.

Oye, que...

Que ya puestos, pues podrías quedarte a Precioso este rato.

Todo esto es por tu culpa,

un perro detective no impide que un detective haga de detective.

(Grito)

¿Has oído eso?

Sombras misteriosas...

El conde vio sombras justo antes de que lo envenenasen.

No te muevas de aquí.

(Música)

Oh...

(Continúa la música)

¿Quién anda ahí? ¡Corre!

¡Ah!

¡Eh!

Anda, dame la mano.

Hemos salido a tomar el fresco.

¿Este perro es tuyo? Eh...

No, mío, mío, no.

No hace falta que me engañes, yo sé guardar un secreto.

Por cierto, soy Mickey, y soy el conserje del castillo.

Tú debes de ser Charly, el que está enfermo.

Sí.

Pues ve a descansar

y esconde al perro si no quieres volver a tu casa.

Menos mal.

Bien, ahora a buscar sombras.

(Música acción)

(LADRA) Oh, qué mareo.

¿Dónde se han metido?

Salid, en nombre del conde de Ronshen.

(Música)

Es evidente, aquí arriba había alguien,

¿quién sería?

(Música)

Quizá esto nos dé la respuesta.

Solo es un trozo de madera, ya te lo dijimos ayer.

¡Eh! Que contaminas las pruebas.

Solo escuchaste un grito y viste unas sombras.

Unas sombras misteriosas, en la torre, como en la leyenda.

Pero no pasó nada, Charly, ¿dónde está el delito?

(Quejidos)

(Música)

Aquí.

Ay... Qué dolor de vientre, me mareo.

-Ya me lo temía yo, podría tratarse de una epidemia.

-Dios mío, me lo llevaré arriba, le conviene estar en cama.

-Sí, sí, estoy de acuerdo.

La venganza del conde de Ronshen, como dice la leyenda.

Es posible que a Gerardo le envenenaran

quienes estaban ayer en la torre.

Charly, ¿cómo te encuentras?

Ya se me ha pasado.

¿No me estás mintiendo?

Quizá estés mejor,

pero estás contagiando la enfermedad a los demás.

-No sabía que estuvieras enfermo.

(SUSURRA) -No le pierdas de vista, que se quede en la habitación

y si ves que no se encuentra bien o que hace cosas extrañas,

dímelo rápidamente.

¡Hasta luego! -Mira, no sé que estás tramando,

pero espero que no sea uno de tus juegos de detectives.

No puedes salir de la habitación, ya has oído a Seege,

no te perderé de vista.

Esta planta se llama matricaria,

en la Edad Media, se usaba para curar el dolor de cabeza,

la artritis y los problemas digestivos.

La podría tomar Gerardo.

(SE SORPRENDEN)

(ASOMBRADOS) ¡Oh!

¿Qué haces tú aquí?

Si Nicole te ve por aquí, se lo dirá Seege.

Tranquilos, voy de incógnito.

¿Se puede saber qué buscas? El envenenador.

¿Crees que es el fantasma del conde de Ronshen,

que se está vengando?

No, pero quizá hay un delincuente que se aprovecha de la leyenda

para envenenar a la gente.

Charly, deberías dejar de perseguir a delincuentes,

sobre todo, donde no hay ninguno.

(Música)

¿Y eso qué es?

He visto otra sombra en la torre.

¿Otra sombra? Pues yo no veo nada.

¿Charly?

(Música acción)

Quietos, estáis detenidos. ¡Ah!

¿Se puede saber qué haces aquí? No he hecho lo mismo que tú,

qué asco...

Se lo diré a Seege. Pues ya somos dos.

Te recuerdo que estás de monitora en prácticas.

Ayer por la noche, ¿también subisteis?

No, es la primera vez que subimos.

-Si le cuentas a alguien que nos has visto,

te vas directo a casa. De acuerdo, no diré nada.

Yo también sé guardar secretos.

Pero... me dejarás salir de la habitación.

Yo no comería nada.

¿Por qué no? Esta sopa está buenísima.

¿Y si el veneno nos lo pusieran en la comida?

Yo en tu lugar, usaría la cuchara para otras cosas.

Ya vuelves a exagerar.

Antes has dicho que en la torre no había nadie.

Lo cierto es que... os he engañado. ¿Qué quieres decir?

(GRUÑE)

Ah... nada.

(DOLORIDA) Oh...

-Janish, ¿qué te pasa?

Un momento, atención, dejad de comer todos ahora mismo,

creo que alguien intenta envenenarnos.

¡Fred, no! ¡Oh!

Oh...

-Charly, todavía está enfermo, es más, está delirando.

No sé cómo me has convencido

para permitirle salir de la habitación,

nos está contagiando a todos y tú tienes la culpa.

-Lo siento, no volverá a pasar. -Ya te digo yo que no,

porque se va a casa en el próximo tren.

¿Cuándo sale?

-Creo que ya no hay más trenes hasta mañana por la mañana.

-De acuerdo.

Charly estará en cuarentena hasta mañana, ¿queda claro?

Me da igual cómo lo hagas, pero hazlo.

(Música)

Yo también lo siento, pero no puedo hacer nada.

No salgas de la habitación.

Nicole, déjame salir.

Alguien nos quiere envenenar.

Oh...

Todo esto es culpa de Precioso.

(Cerradura)

¿Cómo habéis abierto?

Usando la cuchara para otro fin.

Quizá tengas razón con los envenenamientos,

parece muy extraño. ¿Se te ocurre algo?

Preguntaremos a las dos víctimas qué han comido,

si es lo mismo, sabremos cómo los han envenenado.

Tenemos que saber cuáles son las habitaciones

de Gerardo y de la señorita Janish.

Sí, pero sin entrar en la de Seege.

Si nos ve, se enfadará mucho. (TODOS) ¡Oh!

(Pasos)

(Música)

Un momento.

-Le traigo un poco de limonada. -Gracias, me la tomaré enseguida.

Ya sabemos cuál es la de Seege, vamos a las otras.

Buenas noches. ¡Oh!

¿Qué hacéis aquí?

Hemos venido a verle, ¿le pasa algo en la cara?

No, no...

¿Nos puede decir todo lo que ha comido

desde que llegó al castillo?

Pero ¿qué importa lo que he comido? Pues mucho.

Este virus me matará.

Lo que tiene no es un virus. ¿No?

No, dígame todo lo que ha comido.

Espinacas, pizza, ensalada, ternera...

¿Nada más? Albóndigas, puré de patatas,

pollo, uva... ¿Algo más?

Sí, algo de queso y ya está. ¿Está seguro?

¡Si! Ay...

Oh...

Déjale tranquilo. Sé que nos oculta algo.

(GRITAN)

Lo siento, espero que se mejore. (ENFADADO) Sí, si me dejáis en paz.

(ASUSTADO) Uy...

Oh... Sois muy amables por haber venido a verme.

(DOLORIDA) Oh...

No os asustes, solo es la barriga. Sí, claro.

Nos gustaría saber qué ha comido desde que llegó.

(Tripas)

(DOLORIDA) ¡Oh! Oh...

Si lo desea, volvemos más tarde. Oh...

Sí, cuando se le haya pasado.

No tenemos nada.

Mañana volveremos a hablar con la señorita Janish.

¿Qué pasa con Nicole? Tú aún estás en cuarentena.

No te preocupes, ya he pensado qué haré para convencerla.

Buenos días, por interés general

hemos adoptado medidas de seguridad complementarias.

Este traje, me aísla de todo.

Ahora ya no hay peligro de que contagie a nadie.

(RÍEN)

(Música)

Pues muy bien, me parece que nadie me va a hacer caso.

(Puerta)

¿Qué haces aquí y qué es eso que llevas encima?

Es un traje de aislamiento.

Pues, más bien, parece un disfraz. Pero ya no soy peligroso.

Oh... Oh... ¿Eh?

¡Oh!

Creo que me has contagiado. Oh...

(Música)

¿Has visto?

-Caramba... -¡Silencio!

Esto lo estás haciendo adrede. No, no tengo nada que ver.

Me has engañado, este traje es inútil,

estás contagiando a todos y me estás haciendo quedar muy mal.

Nicole, por favor.

Todos los profes están enfermos,

como ahora mando yo, te vas a ir en el próximo tren.

Para que lo sepas, no estoy enfermo, no es verdad,

solo lo dije para esconder a... (TOSE)

Para esconder, ¿qué? Dímelo.

Nada, nada, tienes razón, es mejor que me vaya.

Toma, Charly, te dejabas esto.

Gracias.

No, gracias a ti.

Aún no hemos encontrado al culpable,

pensad que os queda un día entero, seguid investigando.

(Pasos)

Charly...

¿Lo oís?

(Continúan los pasos)

(Música acción)

(Música)

¡Oh!

¿Sabéis qué? Estoy mucho mejor de la enfermedad.

¿Os pasa algo?

Sabemos que la primera noche que estuvimos aquí,

usted subió a la torre del castillo, ¿por qué?

No...

No sé qué quieres decir.

Sabemos que usted estuvo.

Esto es suyo, a sus zapatos les falta un tacón.

Tienes razón, es verdad, subí a la torre con Gerardo.

Pero no subieron para ver la torre, habían quedado allí.

En un momento dado, Gerardo dijo algo

que a usted le desagradó y le dio una bofetada.

Después, bebieron algo.

Intentó darme un beso, no debería haber subido con él.

Pero ¿quién les dio las bebidas?

El mayordomo, era una limonada con hierbas.

Deliciosa. ¡Claro!

La noche siguiente, el mayordomo le llevó limonada Seege

y también bebió.

Todas las víctimas habían bebido la limonada

que les había dado el mayordomo y todas eran profesores.

¡El mayordomo los envenenó!

Entonces, ¿quién será la próxima víctima?

Solo le queda una profesora. ¡Nicole!

¡Ah!

¡Nicole! ¡Nicole!

Nicole, ¿dónde estás?

Estoy harto de subir estas escaleras.

Nicole, ¿eres tú?

¿Mickey? ¡Oh!

¿Dónde está Nicole?

Te prometo que no diré nada, pero ¿dónde está?

No lo sé, había quedado con ella hace un cuarto de hora,

pero no ha venido. Pues está en peligro.

Tenemos que encontrarla y no sabemos por dónde empezar.

Yo tengo la solución. (RÍE)

(LADRA)

(LADRA)

(Música)

(LADRA)

-Ya sé que tiene prisa por irse,

pero tenga en cuenta que esta limonada es muy refrescante.

Genial.

¡No!

¿Pero a ti qué te pasa? El mayordomo es el culpable.

Ha envenenado a los profesores.

Oiga, ¿qué significa esto?

Las hierbas que echa en la limonada son venenosas, le hemos pillado.

Vamos, qué tontería.

Esta limonada la ofrezco siempre a los profesores.

La receta ha pasado de generación en generación.

Está elaborada con limones,

hierbas del jardín y agua del pozo del castillo.

Más pura que la que damos en las comidas.

¿Dice que el agua es del pozo?

El día que ustedes llegaron, cuando fui a por agua al pozo,

me di cuenta de que estaba sin tapar, que es algo muy peligroso.

Pero, tras coger el agua, lo volví a tapar.

-¿Tú qué haces aquí?

Tendrías que estar haciendo la maleta.

¡No! Porque yo no estoy enfermo y creo que ya sé qué ha pasado.

Me parece que he encontrado algo.

-¿Una rata muerta?

Debió de caer al pozo antes de volver a taparlo.

Y contaminó el agua que empleaba para hacer las limonadas.

Yo... la última vez que usé el agua del pozo para regar, quizá...

Quizá no pensé en volver a taparlo.

-Tranquilo, alguien del pueblo lo solucionará

y el agua continuará siendo tan buena como siempre.

-Primero, aparece una rata muerta y ahora, este perro.

Gracias a él, hemos encontrado a Nicole

y hemos solucionado lo del agua.

(Tripas)

De acuerdo, de acuerdo, que se quede, ahora no puedo discutir,

¿podemos volver al castillo, por favor?

(RÍEN)

-Al final, tus juegos de detectives me acabarán gustando.

(Música)

(RÍE)

¿Y este era el misterio del conde de Ronshen?

Supongo que continuará siendo un misterio

saber quién le envenenó.

Bueno, en la Edad Media también había ratas.

¡Qué asco! (RÍEN)

(Música créditos)

Cuatro amigos y medio

24 Episodios

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El caso del detective contagioso

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV En la web y apps del canal.