Enlaces accesibilidad
Open de Australia | Cuartos

El griego Tsitsipas remonta dos sets ante Nadal para meterse en semifinales del Open de Australia

  • El número seis del mundo vence en cinco sets y casi cuatro horas de partido por 3-6, 2-6, 7-6, 6-4 y 7-5
  • Al ateniense le espera en semifinales otro duro desafío ante el ruso Daniil Medvedev

Por
Stefanos Tsitsipas celebra un punto ante Rafa Nadal.
Stefanos Tsitsipas celebra un punto ante Rafa Nadal. EFE

Rafa Nadal choca contra el muro de Stefanos Tsitsipas, que le priva de las semifinales del Open de Australia por 3-6, 2-6, 7-6, 6-4 y 7-5 en cuatro horas y cinco minutos. Un partido que ha sido el último con las gradas vacías, ya que a partir de este jueves volverá a verse público en los asientos.

En semifinales le espera otro duro rival, el ruso Daniil Medvedev, número cuatro y vergudo de su compatriota Andrei Rublev, número siete (7-5, 6-3 y 6-2). Uno de los rivales más en forma del torneo, junto con Djokovic en la otra parte del cuadro.

Era el octavo duelo entre ambos, con 6-1 favorable previamente al español. La anterior victoria del heleno fue en el Madrid Open de 2019, hasta este miércoles.

Sin ser ambos dos especialistas en el saque, comenzaron muy seguros con su servicio y haciendo juegos en blanco. Solo los errores dieron algo de emoción a los saques, en este caso de Rafa, que llegó incluso a hacer doble falta en el primero.

Tsitsipas se mostró algo más contundente hasta el sexto juego, su tercer servicio, en que mandó dos derechazos fuera. Pero ni por esas se le vio nervioso, ni al ateniense ni al manacorense con 0-30 abajo en el siguiente.

Mucho respeto y vigilancia mutua obligaban a trabajarse el 'break'. Rafa obligaba al griego a ir al límite, castigando su revés a una mano y abriendo ángulos con el propio a dos manos. Así le rompió en el octavo para ponerse 5-3 y servicio para ganar el primer set en 37 minutos.

Rafa, arrollador en el segundo

12 errores no forzados, ocho de ellos con su derecha, exigían a Tsitsipas meter una marcha más si no quería que se le escapara el partido. Porque el que la había metido era Nadal, que empezaba el segundo set rompiéndole el servicio otra vez; un 4-0 desde el 3-3 del primer parcial.

El ateniense se recuperó algo para ganar su siguiente servicio en blanco, pero ya Rafa había consolidado su ventaja y le tocaba ir a remolque. La sensación de agotamiento era mayor en Tsitsipas pese a que llegaba más fresco de la ronda anterior por la retirada de su rival.

Una sensación que no la transmitía Nadal, que parecía ir a más y volvía a cobrarse un servicio de Tsitsipas con un juego espectacular. Tenía colchón, pero el balear no quiso desperdiciar la primera que tuvo para cerrar el set con su saque: 6-2 en 41 minutos.

En el tercer set quiso mostrar otro nivel Tsitsipas, al menos con su servicio, y eso sirvió para ver un inicio parecido al del primer set, con los dos ganando sus saques de forma autoritaria: seis juegos, 3-3, y solo un punto al resto por un error del heleno. 

Nadal fue capaz de conectar un 'passing' de revés en el séptimo, pero ya su rival había encontrado esa relajación que da el no tener nada (más) que perder. El partido era entonces más parecido a lo que se preveía. Tsitsipas exigía más, pero Rafa no daba su brazo a torcer.

Nadal cede y Tsitsipas se crece

El 'tie break' llegó sin oposición, casi pactado entre ambos: solo cuatro puntos al resto. Rafa empezó con una mini-rotura, pero luego le regaló una 'caña'. Dos 'smash' fallados en momentos puntales lastraron al español y dieron oxígeno a Tsitsipas, que se convirtió en el primero en hacerle un set en lo que va de torneo: 7-6 (4) en 54 minutos.

El de Atenas recuperó confianza y se atrevió incluso a disputar una bola de rotura a Nadal nada más comenzar el cuarto set. Momentos complicados para el campeón de 2009, que empezó a sacar el puño para celebrar los puntos.

Tsitsipas ya se atrevía a jugar al resto y volvió a disponer de dos pelotas de rotura en el quinto juego, que logró salvar otra vez Nadal. El problema era que en esos momentos se jugaba al ritmo rápido que prefería el seis del mundo y era Rafa el que sufría para mantener su saque.

Se llegó a la barrera de las tres horas de partido y la igualdad era total: 4-4 y 40-40 con Nadal al servicio. También se había equilibrado la estadística de errores no forzados y en uno de esos concedió el español otra bola de rotura, que dio el 5-4 y saque para ganar el set en 57 minutos.

Un quinto set de justicia

Solo una vez en su carrera había remontado un 2-0 Tsitsipas y fue ante Jaume Munar y luego estuvo a punto de hacerlo ante Djokovic, ambos en el reciente Roland Garros. Solo una vez se había visto remontado en Grand Slam Rafa, ante Fognini en el US Open 2015.

El quinto set hacía justicia al nivel de los dos tenistas y el vencedor final sería digno semifinalista. La lástima era que el público tardaría un día más en llegar para poder verlo desde las gradas.

La tónica era la misma que en los dos anteriores, aunque con menos sufrimiento para Nadal en sus saques. Tsitsipas ganó el sexto con el suyo en blanco y cuatro 'aces'; nada más que añadir.

En el undécimo logró la rotura del saque de Rafa y se ponía 6-5 con servicio para culminar la gran remontada de su carrera tras cuatro horas de maratón ateniense, no sin suspense tras salvar Nadal dos bolas de partido y tener una de 'break'. Digno final para dos grandes. 

Deportes

anterior siguiente
-->