Enlaces accesibilidad
Coronavirus en el deporte

RFEN pide al Gobierno que reconsidere la exclusión de piscinas en la Fase 1 de la desescalada

Por
RFEN pide al Gobierno que reconsidere la exclusión de piscinas en la Fase 1 de la desescalada

La Real Federación Española de Natación (RFEN) ha reclamado al Gobierno que reconsidere la exclusión de las piscinas y del deporte acuático de la Fase 1 de la desescalada y mostró su "sorpresa" al permitirse la práctica de "múltiples" actividades deportivas en instalaciones al aire libre y se excluya "incomprensiblemente" a las piscinas. La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha hecho lo propio con su actividad.

"A los efectos de esta orden se considera instalación deportiva al aire libre, toda aquella instalación deportiva descubierta, con independencia de que se encuentre ubicada en un recinto cerrado o abierto, que carezca de techo y paredes simultáneamente, y que permita la práctica de una modalidad deportiva. Quedan excluidas de lo dispuesto en este artículo las piscinas y las zonas de agua", expone el artículo 41.3 de la orden del BOE

El presidente de la Real Federación Española de Natación, Fernando Carpena, aseguró que "la publicación en el día de ayer de la orden del ministerio de Sanidad que regula la apertura de las instalaciones deportivas al aire libre excluye sosprendentemente e inexplicablemente la apertura de piscinas y espacios acuáticos". Carpena argumenta que "se autorizan otras actividades que implican mayor riesgo que la prácita de la natición en las piscinas", ya que la seguridad del agua está "avalada por el uso de agentes desinfectantes utilizados habitualmente y que inactivan el virus", según un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La RFEN ha recordado en un comunicado que, aunque siempre ha sido "respetuosa" con las decisiones y medidas oficiales que se tomen para combatir al coronavirus, existe un informe del CSIC con fecha del 5 de mayo "que avaló la seguridad del medio acuático, donde el uso de agentes desinfectantes está ampliamente implantado desde hace años".

"La práctica de la natación es reconocida como una actividad no solo altamente recomendable para la salud de la población, sino también imprescindible para el deporte federado y la supervivencia de los clubes con secciones acuáticas, a los que la restricción de la citada Orden les provoca un perjuicio enorme y quién sabe si su definitivo cierre", añade el texto.

Por último, reiteran su petición al Gobierno para que reconsidere la modificación del artículo 41.3 del Boletín Oficial del Estado "de forma que se permita la apertura de las piscinas y zonas acuáticas para la práctica deportiva, que cumplan con las medidas de prevención e higiene exigibles al resto de establecimientos y actividades autorizadas dentro de la Fase 1 de transición hacia la nueva normalidad".

A falta de piscinas, los waterpolistas entrenan en el mar

La RFEC pide a Sanidad que se incluya la caza durante la Fase 1

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha reclamado al Ministerio de Sanidad que rectifique e incluya esta actividad durante la Fase 1 de la desescalada, al considerar que está siendo marginada respecto a otras deportivas y de turismo activo y naturaleza que sí se han autorizado, lo que a su juicio supone un agravio comparativo.

"La exclusión no tiene ninguna explicación técnica ni de salud pública", explicó en un comunicado la RFEC, que ve una "incongruencia" que se permita el turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta diez personas "y que no se permita la caza ni siquiera a título individual, cuando la actividad cinegética en primavera no supone ningún riesgo de contagio de COVID-19 al practicarse al aire libre y de forma individual".

"Abrir la caza en la Fase I supondría aliviar los trámites administrativos actuales para realizar el control de especies cinegéticas por daños a la agricultura, así como realizar un control más efectivo de las poblaciones", continúa el escrito, en el que opinan que su exclusión "no tiene ninguna explicación técnica ni de salud pública, sino que, por el contrario, está favoreciendo que se perpetúen los daños y los riesgos de accidentes y problemas sanitarios de la fauna".

Según la Federación, la actividad cinegética genera 186.000 puestos de trabajo al año en el mundo rural y 6.500 millones de euros de PIB. “No reanudar la caza en la Fase I es negar que muchísimos pueblos que viven de los ingresos de la caza puedan restablecer su economía y empleos, en unos momentos en que la actividad empresarial está pasando por una más que gravísima situación”, dijo su presidente, Ignacio Valle.

"Si el Ministerio de Sanidad no modifica su posicionamiento ni ofrece una explicación convincente para todo el colectivo cinegético, los asesores jurídicos de la RFEC estudiarán la posibilidad de plantear un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo", concluye la nota de prensa.

Deportes

anterior siguiente