Enlaces accesibilidad

Liverpool 0-0 Oporto | Champions

El Liverpool pasa a cuartos con un trámite en casa ante el Oporto

  • Empate en Anfield (0-0) con la eliminatoria resuelta en la ida (0-5)
  • Casillas se convierte en el jugador con más partidos en Europa (178)

Por
El meta español Iker Casillas pudo haber jugado su último partido en Champions.
El meta español Iker Casillas pudo haber jugado su último partido en Champions. Action Images via Reuters

Ficha técnica:

0 - Liverpool: Karius; Gomez, Lovren, Matip, Moreno; Henderson, Milner, Can (Klavan, m.80); Lallana, Mané (Salah, m.74) y Firmino (Ings, m.61).

0 - Oporto: Casillas; Maxi Pereira, Felipe, Reyes, Diogo Dalot: Óliver, André André (Oliveira, m.61), Bruno Costa, Corona; Waris (Ricardo, m.68) y Aboubakar (Paciencia, m.80).

Árbitro: Felix Zwayer (GER). Amonestó a Henderson (m.59), del Liverpool; y a André André (m.33) y Dalot (m.92), del Oporto.

Incidencias: partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Anfield ante unos 55.000 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del jugador italiano del Fiorentina David Astori, fallecido el pasado domingo a los 31 años.

El Livperool pasa a cuartos de final de la Champions tras empatar (0-0) en casa ante el Oporto y hacer bueno el 0-5 de la ida en Portugal. Un trámite en el que Iker Casillas jugó su partido número 178 en competiciones europeas, todo un récord que no sirvió de nada a los 'dragones', pero que fue reconocido por la afición 'red'.

Con el billete para cuartos en el bolsillo y el encuentro del próximo sábado de la Premier League con el Manchester United en el horizonte, Jürgen Klopp movió su 'once' y dio minutos a algunos de los menos habituales.

Entraron Lallana -primera titularidad en dos meses-, Milner, Alberto Moreno, Gomez y Matip, y se quedaron fuera, entre otros, el holandés Van Dijk y el egipcio Mo Salah, máximo artillero de los 'Reds' este curso.

En el Oporto, con poco más en juego que la gloria y el cheque que entrega la Liga de Campeones por victoria, Sergio Conceiçao también movió el equipo. Nada menos que ocho caras nuevas entraron en los 'Dragones' con respecto al 'once' que pudo el viernes pasado con el Sporting Lisboa: sólo Felipe, Diogo Dalot e Iker Casillas, en el que pudo ser su último partido en la competición, mantuvieron su sitio.

Poco fútbol y menos ritmo vieron las casi 55.000 personas que abarrotaron Anfield, y sólo un disparo a un palo de Mané mediada la primera mitad consiguió levantar de sus asientos a los aficionados.

Del Oporto, pocas noticias. Sólo su afición, completamente entregada y que no dejó de cantar durante los 90 minutos, recordaba a sus futbolistas que el encuentro no era amistoso.

Casillas, inédito toda la noche, fue llamado a la acción a falta de tres minutos para el final, cuando sacó una mano providencial a un cabezazo de Ings para que su equipo no se fuera derrotado de Anfield. También fue reseñable la ovación que le dedicó una buena parte de la afición presente en Anfield, tanto portugueses como ingleses.

Así, en un encuentro sin historia y decidido desde antes del pitido inicial, el Liverpool hizo bueno el 0-5 de la ida y obtuvo su billete para cuartos de final, dejando en la cuneta a un Oporto al que la eliminatoria ante los ingleses le vino grande.

Deportes

anterior siguiente