Enlaces accesibilidad
Dakar 2018 | Etapa 4

El vigente campeón Sunderland abandona por un accidente y Van Beveren es nuevo líder en motos

Por
Sam Sunderland, en acción durante una etapa anterior del Dakar 2018
Sam Sunderland, en acción durante una etapa anterior del Dakar 2018 EFE

El motociclista británico Sam Sunderland, vigente campeón del Dakar, se quedó fuera de la actual edición del rally por un accidente que sufrió durante la cuarta etapa. La etapa la ganó el francés Adiren Van Beveren (Yamaha), con un tiempo de 7:35 horas.

En segunda posición quedó el también francés Xavier de Soultrait (Yamaha), a 5 minutos y un segundo, mientras que el austríaco Matthias Walkner (KTM) fue tercero a 7:10.

El chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) fue cuarto, a 7 minutos y 32 segundos, tiempo que le sirve para colocarse en la segunda posición de la clasificación general. 

El español Daniel Olivera (KTM) terminó con el sexto mejor tiempo, a 8 minutos y 45 segundos de Van Beveren, seguido del argentino Kevin Benavides (Honda), a 9 minutos y 14 segundos, lo que le deja en el tercer lugar de la general.

Noveno y décimo fueron los españoles Joan Barreda (Honda), uno de los mayores beneficiados con el abandono de Sunderland, y Gerrard Farrés, que sigue aumentando el ritmo día a día.

Sunderland se accidentó en la parte final de la etapa que discurre por el desierto peruano y fue evacuado de emergencia al campamento al padecer un traumatismo lumbar, según el diagnóstico preliminar.

El británico lideraba el rally tras haber ganado la primera y la tercera etapas, aunque en ésta había perdido algo de tiempo respecto a sus perseguidores y trataba de recuperarlo en el tramo final del recorrido.

El piloto había bordado una destacada actuación en la jornada anterior, cuando logró sacarle más de 22 minutos de ventaja al español Joan Barreda (Honda).

Al finalizar esa tercera etapa, Sunderland contó que se había lanzado al ataque y que estuvo a punto de tener una seria caída que pudo evitar y continuar el resto del recorrido del día a buen ritmo.

Los pilotos habían partido desde una playa en líneas de quince motos y Sunderland, al haber ganado la etapa del día anterior, era uno de los encargados de abrir ruta a toda la caravana del Dakar.

Sainz, segundo tras Loeb

El francés Sébastien Loeb (Peugeot) se impuso en coches, en la cuarta etapa del Dakar, la más exigente de las cinco que se disputan sobre el desierto de Perú, seguido del español Carlos Sainz (Peugeot), que terminó a un minuto y 35 segundos de su compañero de equipo.

En tercer lugar quedó el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), a 3 minutos y 16 segundos de su compatriota, lo que le permite conservar la primera plaza de la clasificación general del rally.

Tanto el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) como el francés Cyril Despres (Peugeot) tuvieron problemas durante la etapa y el primero entró a más de 54 minutos de Loeb, mientras que el segundo todavía no ha cruzado la meta, por lo que se disipan sus opciones de ganar el rally.

El argentino Lucio Álvarez (Toyota) terminó la etapa en la sexta posición, a más de 41 minutos del tiempo marcado por el ganador del día.

La cuarta etapa de este Dakar, que tuvo como punto de partida y llegada la ciudad peruana de San Juan de Marcona, fue la más exigente de las cinco que se corren sobre el desierto peruano, con un tramo de hasta 100 kilómetros consecutivos de dunas, uno de los más largos en toda la historia del Dakar.

La etapa más exigente

Tras un tramo de enlace de 114 kilómetros, los coches partieron de manera conjunta, en filas de a cuatro, desde una playa a orillas del océano Pacífico, y abordaron una especial cronometrada de 330 kilómetros.

Para despedirse de las dunas, la quinta etapa, este miércoles, tendrá como punta de partida Marcona y llegará a Arequipa, con 774 kilómetros, divididos en un primer tramo cronometrado de 266 y luego otro de enlace de 506 kilómetros hasta llegar al nuevo campamento del rally.

Deportes

anterior siguiente