Enlaces accesibilidad
Vuelta 2016 | Etapa 10

Nairo Quintana emula a Lucho y a Rincón en los Lagos de Covadonga

  • El colombiano del Movistar se impone en la etapa y vuelve a convertirse en líder
  • Chris Froome ha sido tercero, a 25 segundos, y Alberto Contador sexto, a 1'05''
  • El martes los corredores de la ronda disfrutarán de su primer día de descanso
  • Vuelta a España 2016 en directo, a partir de las 15:00h. en Teledeporte, La 1 y RTVE.es

Por
Vuelta 2016 | Ascensión completa a los Lagos de Covadonga

Nairo Quintana es el mejor escalador del mundo y lo ha demostrado en un escenario legendario, los Lagos de Covadonga. Allí donde se impuso el también colombiano Lucho Herrera (1987 y 1991) y Oliverio Rincón (1993) ahora lo ha hecho el líder del Movistar para dar un golpe de efecto en la Vuelta a España 2016 y vestirse de nuevo de rojo. [Vuelta a España 2016 en directo, a partir de las 15:00h. en Teledeporte, La 1 y RTVE.es]

Tercero en meta ha sido el británico Chris Froome (Sky), que se ha vuelto a saber dosificar para auparse al tercer puesto de la General, a 58 segundos. Entre ambos permanece insertado Alejandro Valverde (+57''). Alberto Contador (Tinkoff) ha vuelto a hacer gala de su bravura pero ha acabado cediendo 1'05'' en la etapa y su desventaja en la pelea por la victoria final ascienda ya a 2'54''.

El ciclista colombiano, vencedor en los Lagos de Covadonga, afronta el resto de la Vuelta a España con confianza para mantener el liderato hasta la etapa final de Madrid.

Las caídas marcan el arranque

La décima etapa es el preámbulo del día de descanso y las ganas de relajarse se notan. En los primeros kilómetros presenciamos el abandono del español Markel Irízar (Trek), el francés Kevin Reza (Francaise) y del polaco Bartosz Huzarski (Bora) tras verse los tres implicados en una montonera. Antes se había visto envuelto en una caída Darwin Atapuma (BMC) pero el colombiano pudo proseguir.

En el ascenso del Mirador del Fito, un puerto exigente de primera categoría, la desventaja del pelotón tirado por el Movistar superaba los tres minutos respecto a los escapados [Ben Hermans (BMC), Victor Campenaerts y Robert Gesink (LottoNL-Jumbo), Dmitriy Gruzdev (Astana), Tobias Ludvigsson (Giant-Alpecin), Fabio Felline (Trek-Segafredo), Jan Bakelants (Ag2r La Mondiale), Egor Silin (Katusha), Louis Vervaeke (Lotto-Soudal), Joe DombrowskiMoreno Moser y Pierre Rolland (Cannondale-Drapac), Omar Fraile (Dimension Data), Vegard Stake Laengen (IAM Cycling), Luis Ángel Maté (Cofidis) y José Gonçalves (Caja Rural-Seguros RGA)]. En la cima las diferencias aumentaros a 5’.

Los aventureros llegaron a la última ascensión con todo por decidir ya que su adelanto rozaba lo que, según Perico, sería la frontera entre el éxito de la escapada y el fracaso: tres minutos. Sus opciones se hacían menores cuando el pelotón arrancó la subida y vio cómo se quedaba Chris Froome. Otra vez la incógnita de si se trataba de una crisis o otra lección de dosificación del triple vencedor del Tour.

El compañero vasco del ciclista británico analiza la forma de afrontar la carrera de su líder.

Ascensión emocionante, para no olvidarla jamás

El sufrimiento del británico (que rodaba arropado por sus compañeros David López y Peter Kennaugh) espoleó a los gregarios del Movistar (Castroviejo, Rojas, Herrada y Rubén Fernández) para dar hasta la última gota de esfuerzo antes de ceder.

El siguiente en descolgarse sería el líder, David de la Cruz (Etixx), y después Alejandro Valverde (Movistar). El joven Rubén Fernández parecía un crupier, su ritmo machacón era como repartir cartas para que luego se jugaran la partida entre Contador y Quintana.

Antes de llegar a La Huesera, la parte más dura del puerto, mostró sus cartas el de Pinto. Atacó para llevarse al colombiano a rueda pero se contuvo, conocedor del peligro del contraataque del escarabajo colombiano.

Nairo no faltó a su cita con la historia —gracias a esta cima ya vibró su país gracias a Lucho Herrera y a Oliverio Rincón— y respondió, como se esperaba, con un hachazo durísimo al que se agarró como pudo Alberto. A todo esto, el holandés Robert Gesink rodaba en solitario en cabeza con 40’’ de diferencia y casi cinco kilómetros de agonía.

"La Vuelta se pone cuesta arriba"

Parecía que Quintana y Contador habían llegado a un acuerdo para tirar entre ambos y distanciar a Froome. Sin embargo el británico dejaba atrás a un rival tras otro para acercarse a sus máximos rivales. Era demasiado riesgo para el colombiano, estaba obligado a atacar e intentarlo de nuevo. Esta vez de manera incontestable.

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) se ha impuesto en la décima etapa de la Vuelta a España disputada a través de 188,7 kilómetros entre Lugones y Lagos de Covadonga y ha recuperado el maillot rojo de líder.

Se fue solo hacia la meta Quintana y por detrás llegaba Froome como un coloso para adelantar y demarrar a Valverde y a Contador. Toda una exhibición de ambos. La carrera se anima. Queda montaña para Quintana. Y la crono para Froome.

Vuelta 2016 | Valverde: "Me estoy sorprendiendo"

"La Vuelta se pone cuesta arriba. La subida se me ha hecho larga y el balance es malo por el tiempo que he perdido. Ahora toca recuperar y aprovechar el día de descanso al máximo, porque el miércoles volverá a haber batalla", reconocería Contador en meta.

Este martes la Vuelta disfrutará de la primera jornada de descanso en tierras asturianas. El miércoles de nuevo a la ruta con el final en alto de Peña Cabarga.

El miércoles, la undécima etapa saldrá de Colunga, del Museo Jurásico, y llegará a Peña Cabarga tras 168,6 kilómetros en una jornada llana pero con final exigente, de nuevo en alto, donde poner las cartas de nuevo sobre la mesa en un puerto de 1ª categoría (5,6 kilómetros de subida al 9,8% de media y rampas de hasta el 18%).

Deportes

anterior siguiente
-->