Enlaces accesibilidad
Tour de Francia 2015 | Etapa 3

Purito gana y enciende el Tour en el Muro de Huy; Froome nuevo líder

  • El catalán del Katusha se apunta la 3ª etapa del Tour en un territorio conocido
  • Froome, segundo en meta, araña 11'' a Nibali y Quintana y 18'' a Contador
  • El británico del Sky es el nuevo líder después de la caída de Cancellara
  • Tour de Francia en directo, a partir de las 14:00h. en Teledeporte y RTVE.es

Por
Joaquim 'Purito' Rodríguez gana en el Muro de Huy

Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha) ha vuelto a triunfar en el Muro de Huy y ha vuelto a triunfar en el Tour de Francia, todo en una misma etapa en la que una caída ha condicionado todo y tras la que Chris Froome (Sky) sale como nuevo líder tras ser segundo en meta. [Tour de Francia en directo, a partir de las 14:00h. en Teledeporte y RTVE.es]

El británico ha conseguido entrar en el mismo tiempo que el vencedor 'Purito' y por detrás han llegado Vincenzo Nibali (Astana) y Nairo Quintana (Movistar) a 11 segundos y Alberto Contador (Tinkoff) a 18''. Estas diferencias sumadas a la bonificación en meta le dejan como líder con 36'' de ventaja respecto al español (8º), 1'38'' respecto al italiano y 1'56'' respecto al colombiano.

La etapa ha estado protagonizada tristemente por una caída masiva en el pelotón, a 53 kilómetros para la meta, en la que se vieron envueltos muchos corredores, entre ellos el líder, Fabian Cancellara (Trek), o el líder del Lampre, Rui Costa.

Minutos después de que se atrapara a los fugados —Bryan Nauleau (Europcar), Serge Pauwels (MTN-Qhubeka), Jan Barta (Bora-Argon 18) y Martin Elmiger (IAM)—, un afilador de Will Bonnet (FDJ) originó la montonera que ha mandado al hospital al propio Bonnet (con traumatismo craneoencefálico), a Tom Dumoulin (Giant), Dmitriy Kozonchuk (Katusha) y a Simon Gerrans (Orica).

Una caída en el pelotón a 53 kilómetros de la meta ha puesto los pelos de punta a todos. Muchos ciclistas se han visto involucrados, entre ellos el líder Cancellara o Rui Costa. Abandonan Will Bonet (FDJ), Tom Dumoulin (Giant) y Simon Gerrans (Orica). La carrera ha tenido que ser neutralizada.

La tremenda situación obligó al Tour a neutralizar la etapa al estilo safety car de la Fórmula Uno. Una de las razones de un acto tan poco común puede encontrarse en la falta de ambulancias disponibles para seguir al pelotón. "No podía lanzar al pelotón adelante, con todos los favoritos, sin la asistencia de otras ambulancias", indicó el director de la carrera Prudhomme.

La carrera se reanudó en la cima de la Cota de Boisshau, con 50 kilómetros por delante hasta Huy, y los nervios y el miedo ya se habían apoderado de todos los ciclistas. El Sky vivió minutos tensos cuando Astana y Tinkoff a punto estuvieron de formar un corte en la cabeza aprovechándose del viento lateral.

Esta vez el despistado de entre los cuatro fantásticos había sido Chris Froome pero al final todo se quedó en un susto y un buen calefón para el británico. Otros que se vieron cortados y tuvieron que remar posteriormente fueron Alejandro Valverde (Movistar) y los franceses Thibaut Pinot (FDJ) y Romain Bardet (AG2R).

'Purito' triunfa en el 'Camino de las capillas'

Cuando todos pasó y se llegó al desenlace, 'Purito' se antepuso a las consecuencias de la caída que sufrió el domingo y logró imponerse en una mítica cima, de tercera categoría, tradicional final de la Flecha Valona.

Un triunfo de prestigio labrada ante Gallopin y Froome. El británico sin embargo se viste de amarillo dos años después y logra además como premio una ventaja seria con el resto de candidatos a la victoria final.

El pavé pondrá la pimienta a la primera semana

Tras el ascenso al Muro de Huy el pelotón del Tour cambia totalmente de escenario y el picante de la cuarta etapa, 223,5 kilómetros entre la ciudad belga de Seraing y la francesa de Cambrai, la pondrán siete sectores con adoquines.

Una dificultad que ya se superó el año pasado y que marcó decisivamente la carrera, pero que las previsiones meteorológicas en esta ocasión parecen dar menos peso, puesto que no se anuncia lluvia.

En total, los ciclistas deberán atravesar 13,3 kilómetros adoquinados repartidos en trece sectores, en falso llano la mayor parte de ellos, lo que da más peso a la fuerza frente a la técnica, lo que otorga menos ventaja a los especialistas. El último de los sectores adoquinados, se sitúa a unos 15 kilómetros de la meta de Cambrai en una jornada prácticamente plana.

Deportes

anterior siguiente
-->