Enlaces accesibilidad

Liga Endesa | Real Madrid 71-72 Barcelona Regal

El Barcelona Regal cambia el guión de la final con victoria in extremis ante el Real Madrid

  • El Barça Regal gana (71-72) al Real Madrid y deja empatada la final de la Liga
  • Los azulgrana remontan una desventaja de 14 puntos y de 11 en el último cuarto
  • Navarro, Oleson y Wallace, superan en la parte final a Rudy, Reyes y Mirotic
  • Tercer partido, Barça - Madrid, viernes 14 junio, 22:00 en La 1 y RTVE.es

Por
Real Madrid 71-72 FC Barcelona Regal

Ficha técnica.
71 - Real Madrid (10+26+19+16): Rudy (11), Suárez (2), Mirotic (10), Llull (8) y Begic (7) -quinteto inicial-, Rodríguez (2), Slaughter (4), Carroll (4), Darden (7), Draper (3) y Reyes (13).
72 - Barcelona Regal (11+15+20+26): Marcelinho (3), Navarro (19), Wallace (6), Ingles (4) y Tomic (8) -quinteto inicial-, Sada (2), Mavrokefalidis (8), Rabaseda, Oleson (14), Todorovic (2), Jasikevicius y Lorbek (6).
Árbitros: Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Juan Carlos García y Carlos Cortés. Eliminados por personales Ante Tomic (min. 37), Felipe Reyes (min. 38) y Mirotic (min.40).
Incidencias: Palacio de Deportes de Madrid, ante 12.348 espectadores. Lleno.

El FC Barcelona Regal superó dificultades y ganó (71-72) en su pista al Real Madrid, con lo que dejó empatada a uno la final de la Liga Endesa, en la que ahora los azulgrana tiene el factor cancha a su favor, tras un encuentro disputado a ráfagas por ambos conjuntos.

La historia de los 'clásicos' del baloncesto de este año está llena de remontadas. En esta ocasión volvió a suceder: el Real Madrid tuvo 14 puntos de ventaja, llevó 11 en el último cuarto y acabó perdiendo el partido, que tuvo dominado en apariencia ante un Barça que nunca perdió la fe. Navarro (19 puntos y 20 de valoración) fue el más destacado de su equipo; y Rudy Fernández (11 de anotación y 23 de valoración) en el suyo.

El choque tuvo un gran inicio para un Real Madrid, muy metido, ante un lento Barcelona. Mirotic, oscuro como en el primer partido, empezó con un triple y los blancos realizaron un parcial de 8-2 en los primeros cinco minutos, en los que los azulgrana metieron solo uno de sus ocho primeros intentos. Ello obligó a Xavi Pascual a pedir tiempo muerto.

Tardó el Barça en encontrar su juego ante un Madrid intenso atrás y mucho más certero en ataque, bien dirigido por Llull. La tarea defensiva barcelonista logró frenar la eficacia anotadora de los locales, que estuvieron otros cuatro minutos sin 'ver' canasta. Así, el Regal consiguió remontar y llegar 10-11 al final del primer cuarto, en un partido de escasa fluidez en el juego.

Un partido a rachas

Ya con el Chacho' Rodríguez y Víctor Sada en pista, ambos mejoraron algo su decepcionante ratio de acierto, pero el choque siguió igualado, con una ligera ventaja madridista. Se jugaba a rachas. La falta de un gran baloncesto se suplió con pugna, intensidad y emoción. Lo menos que se puede pedir a una final, en la que los de Laso, casi sin querer, se fueron 21-16 a mitad del segundo cuarto.

A cuatro para el descanso, el Real Madrid empezó a poner distancia (25-17) cuando apareció por fin Rudy Fernández para anotar sus cuatro primeros puntos de forma casi seguida. Rudy mostró poderío reboteador, y además, incomodó de forma efectiva a Navarro.

Ejemplo de la intensidad de unos y otros fue la bola que le robó Carroll a Huertas nada más encajar una canasta los barcelonistas. Empujados por una buena fase de Felipe Reyes, el Real Madrid se fue con una ventaja de 10 puntos (36-26) al descanso.

Diferencia que se incrementó a 13 puntos nada más reanudarse el encuentro, ante lo que el Barça reaccionó con un buen Oleson y un parcial 0-11 en los tres primeros minutos del tercer cuarto (39-37). Entonces, quien pidió tiempo muerto fue Pablo Laso. El Real Madrid resolvió el atascó con la zona 2-3 del Barça, que tras esa racha de inspiración volvió a sufrir en el abarrotado Palacio de los Deportes madrileño.

El Barça, amaga y da

El parcial fue en esa ocasión de 8-0 para los blancos (47-37) en el minuto 26, de nuevo con Felipe Reyes atinado en el tiro y en el rebote defensivo. Los triples de Draper y Sergio Lull llevaron al Madrid a su máxima diferencia de 53-39, a un minuto de acabar el tercer periodo.

El Barça recibió la mala noticia de la baja de Lorbek, que se fue hacia el hospital con un fuerte golpe en la cabeza, para los 10 últimos minutos. Pero entonces apareció Navarro para dar vida a su equipo, bien secundado por Tomic. Otro parcial de 0-9 para los azulgrana dejó el choque apretado a seis minutos para la conclusión, aunque siempre con ventaja local.

En la tensión final, el Barça se acercó aún más. Los nervios y los balones perdidos jugaron su baza. Como se la jugaron Mirotic y Wallace con sendos triples, pero una última pérdida de balón del Real Madrid y los tiros libres convertidos por Oleson, dejaron al Barça (71-72) por delante a falta de siete segundos. En esa última jugada, el Madrid no pudo concretar su posesión y la final quedó en empate. La emoción continuará en Barcelona.

Deportes

anterior siguiente