Enlaces accesibilidad
Londres 2012

El pebetero se apaga en Londres...por unas horas

  • Ha sido encendido de nuevo esta mañana en su nueva ubicación
  • Seguirá siendo visible solo desde el interior del estadio pese a la polémica

Por
La llama olímpica no se ve fuera del estadio

El pebetero olímpico se ha convertido en el segundo centro de la polémica en el arranque de los Juegos Olímpicos de Londres tras ser apagado durante la pasada noche para permitir su traslado hacia el emplazamiento definitivo que ocupará durante el resto de los Juegos en el estadio olímpico de Londres, aunque seguirá sin poderse ver desde el exterior.

Durante la ceremonia inaugural, el pasado viernes, la llama olímpica fue prendida por siete jóvenes deportistas en el pebetero situado en el centro del estadio y conservada en una antorcha el domingo durante el traslado del recipiente al acceso sur del estadio de ocho metros y medio formado.

Ahora, el encargado de volver encenderla a las 07:00 hora local (08:00 hora peninsular española) ha sido Austin Playfoot, miembro del comité organizador y que ya llevó la antorcha en los anteriores juegos celebrados en Londres, en 1948. 

Como en esa cita, los organizadores han optado por colocarlo a un lado el interior del Estadio Olímpico.

"El pebetero se extinguió el tiempo necesario para asegurar su traslado desde el centro del Estadio Olímpico a su ubicación final en un rincón, pero la llama se mantuvo en un farol idéntico al utilizada por los Comandos de la Marina a su llegada al Tower Bridge el 20 de julio", ha declarado Jackie Brock-Doyle, director de comunicación del comité organizador (LOCOG).

El pebetero, formado por 204 pétalos en representación de los países participantes en los Juegos, sigue ubicado en una zona del estadio que impide su visión desde el exterior.

Polémica ubicación

La ubicación del pebetero ha sido objeto de polémica porque, por primera vez en la historia reciente de los Juegos, no se ve desde fuera del estadio.

El presidente del Comité Organizador de Londres 2012 (LOCOG), Sebastian Coe, aseguró este domingo que el pebetero "no se creó como una atracción para turistas".

"El pebetero se ve en la gran pantalla del estadio olímpico. Va a permanecer allí. La filosofía con la que se creó no es para que sea una atracción para turistas", afirmó Coe durante la conferencia de prensa diaria del Comité Organizador de los Juegos.

Esta polémica se suma a la de los centenares de asientos vacíos vistos durante este fin de semana, lo que ha generado malestar entre los londineses debido a las dificultades que han tenido para conseguir entradas mientras que las plazas reservadas a autoridades y patrocinadores, ubicadas en los mejores lugares del estadio, estaban vacías.

Ante esta situación, Coe anunció el pasado domingo una investigación de lo ocurrido.

Deportes

anterior siguiente