Enlaces accesibilidad

El Granada y Mallorca se citan para 'cerrar' el partido

  • El partido se suspendió por el lanzamiento de un paraguas al árbitro asistente
  • Jugarán media hora y a puerta cerrada; el marcador, 2-1 a favor de los locales

Por
GRANADA / MALLORCA
El jugador del Granada, Martins, pelea un balón con Rico, del Real Mallorca EFE EFE

El Granada CF y el Real Mallorca se citan en Los Cármenes para intentar amarrar la victoria los primeros y cazar algún punto los baleares, en la media hora a puerta cerrada que deben disputar, con 2-1 en el marcador, del choque liguero suspendido hace un par de jornadas por el paraguazo a un árbitro asistente Xavi Aguilar.

El equipo rojiblanco llega a esta reanudación en su mejor momento de la temporada tras vencer consecutivamente a Athlétic (0-1) y Real Zaragoza (2-1) por lo que caso de mantener el triunfo sumaría tres victorias seguidas para meterse entre los diez primeros de la clasificación.

El técnico del Granada, Fabriciano "Fabri" González, no podrá contar de entre los futbolistas convocados para ese partido con el centrocampista portugués Carlos Martins, que se encuentra lesionado, ni con el pivote nacional Moisés, que había sido sustituido antes de la paralización.

Además de la baja de Martins, el hecho de tener en ese momento en el campo un equipo muy atacante o algunos futbolistas, como Dani Benítez y Franco Jara, amonestados, hará que "Fabri" modifique para el miércoles el once con los jugadores disponibles de esa convocatoria.

El argelino Yebda y el nigeriano Uche apuntan a titulares, igual que Abel Gómez por Martins y el veloz Jaime en una banda, con el objetivo de que no varía, o en su caso se amplíe, el 2-1 reinante en el marcador.

Por su parte, el técnico mallorquinista, Joaquín Caparrós, no podrá contar ni con el central Iván Ramis, sancionado, y ni con el extremo Emilio Nsue, que había sido sustituido cuando el encuentro fue suspendido.

La baja de Ramis podría propiciar el regreso al equipo del portugués Nunes ya recuperado de una lesión.

Caparrós y sus jugadores afrontarán la media hora que resta por jugar con el objetivo prioritario de evitar una derrota, la sexta de la temporada si se consuma, que le dejaría a un paso de la zona del descenso.

Los dos próximos rivales del Mallorca son el Real Zaragoza y el Getafe, por ello, los puntos en juego en el estadio de Los Cármenes adquieren una gran relevancia en la lucha por la permanencia.

Deportes

anterior siguiente