Enlaces accesibilidad

El atletismo español se va de vacío de los Juegos por primera vez en 16 años

  • La delegación española no consigue ni una sóla medalla en Pekín
  • Había grandes esperanzas en atletas como Paquillo o Pestano
  • Las cuatro medallas de Barcelona, techo del atletismo español

Por
La delegación española de atletismo presente en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 se marcha de la cita de la capital china sin conseguir ninguna medalla por primera vez en los últimos 16 años.

Los atletas nacionales no brillaron en demasía y ni siquiera los marchadores, habituales salvadores en las grandes competiciones, pudieron dar alguna presea a España. Al final, el cuarto puesto de Jesús Angel García Bragado fue el mejor bagaje, aunque el veterano madrileño quedó lejos del bronce, mientras que María Vasco fue la que más cerca tuvo la medalla.

La expedición de 54 deportistas contaba con buenas bazas para sumar algún metal, pero con el paso de los días las decepciones fueron la noticia, empezando por el séptimo puesto de 'Paquillo' Fernández en los 20 kilómetros marcha, que puso fin a seis años consecutivos del granadino subiendo al podio y a la racha de la disciplina, ganadora de metal desde Barcelona'92.

Sin la habitual presea del de Guadix la actuación no remontó el vuelo, aunque en alguna ocasión el infortunio estuvo presente como con la caída de Marta Domínguez en los 3.000 obstáculos cuando enfilaba el final con serias opciones de subir al podio.

Luego llegó la no clasificación para la mejora del discóbolo canario Mario Pestano, que acudía a la cita con la tercera mejor marca del año y dejó su lugar a Frank Casañas, encargado de eliminarle con su último lanzamiento y que finalizó quinto.

María Vasco rozó las medallas

El burgalés Juan Carlos Higuero fue el único español en la final de los 1.500, donde acabó igualmente quinto, mientras que en la prueba femenina, Natalia Rodríguez fue sexta.

Por su parte, la catalana María Vasco fue la que más cerca estuvo de las medallas, perdiendo el bronce en el tramo final de la prueba de 20 kilómetros marcha y entrando quinta con récord de España por delante de Beatriz Pascual. El vallista Jackson Quiñónez logró entrar en la final de los 110 metros vallas, pero sólo pudo ser octavo.

La última decepción fue la de la saltadora cántabra Ruth Beitia, incapaz de superar el listón situado en 1,99 metros, mientras que en el duro maratón de hoy, Chema Martínez no pudo estar con los africanos y no evitó el vacío en el medallero.

Las 4 preseas de Barcelona, techo del atletismo español

De este modo, el atletismo nacional no sumó por primera vez desde que en Barcelona'92 pusiese su tope con cuatro medallas, encabezadas por los oros de Fermín Cacho (1.500) y Daniel Plaza (20 km), la plata de Antonio Peñalver (decatlón) y el bronce de Javier García Chico (pértiga).

En Atlanta'96, el mediofondista soriano se hizo con la plata y Valentín Massana con el bronce en 50 kms, mientras que en Sydney se registró el bronce de María Vasco (20 kms), y en Atenas, la plata de 'Paquillo' Fernández (20 kms) y el bronce de Joan Lino Martínez (longitud).

Deportes

anterior siguiente