arriba Ir arriba

Los investigadores tratan de averiguar cómo pudo conseguir el veneno el general bosniocroata que se suicidó este miércoles cuando el tribunal para la Antigua Yugoslavia leía su condena. Slobodan Praljak, de 72 años, murió poco después en el hospital. Era el último juicio de este tribunal antes de su disolución prevista para finales de este año.

  • Slobodan Praljak ha ingerido ante la corte un líquido de una pequeña botella
  • "No soy un criminal de guerra, rechazo vuestro veredicto", ha espetado a los jueces
  • Ha fallecido posteriormente en un hospital cercano, según ha confirmado el tribunal
  • Su condena a 20 años de prisión por los crímenes en Bosnia ha sido ratificada
  • El exlíder militar serbobosnio ha sido condenado en La Haya a cadena perpetua
  • La asociación Madres de Srebrenica se dice "parcialmente satisfecha" con la pena
  • Su presidenta lamenta que no se haya juzgado el genocidio en otras localidades
  • Muchos de los supervivientes han roto a llorar tras el fallo: "¡Morirá en La Haya!"

Achmad al Mahdi al Faqi, alias "Abu Turab" y primer acusado de crímenes de guerra por la destrucción de bienes patrimonio de la humanidad en Tombuctú (Mali), se ha declarado culpable ante la Corte Penal Internacional (CPI) en el juicio que ha comenzado este lunes.

Entre los monumentos que Al Mahdi, presunto integrante del movimiento terrorista Ansar al Din, habría destruido o ayudado a destruir en 2012 figuran nueve mausoleos y la mezquita y madraza de Sidi Yahya, del siglo XV, en la mítica Tombuctú.

"Con gran pesar debo presentar mi culpabilidad. Todos los cargos que se me imputan son precisos y correctos", ha señalado en una declaración el acusado, quien ha asegurado que siente un "gran dolor" por los hechos cometidos y pidió perdón a la población de Mali y a la comunidad internaciona