arriba Ir arriba

Achmad al Mahdi al Faqi, alias "Abu Turab" y primer acusado de crímenes de guerra por la destrucción de bienes patrimonio de la humanidad en Tombuctú (Mali), se ha declarado culpable ante la Corte Penal Internacional (CPI) en el juicio que ha comenzado este lunes.

Entre los monumentos que Al Mahdi, presunto integrante del movimiento terrorista Ansar al Din, habría destruido o ayudado a destruir en 2012 figuran nueve mausoleos y la mezquita y madraza de Sidi Yahya, del siglo XV, en la mítica Tombuctú.

"Con gran pesar debo presentar mi culpabilidad. Todos los cargos que se me imputan son precisos y correctos", ha señalado en una declaración el acusado, quien ha asegurado que siente un "gran dolor" por los hechos cometidos y pidió perdón a la población de Mali y a la comunidad internaciona

Nicolás Maduro ha sido denunciado ante la Corte Penal Internacional. Lo han hecho un grupo de abogados, entre los que se encuentra el letrado de Leopoldo López o el exiliado Carlos Vecchio. Estos han pedido a la fiscalía del tribunal que abra una investigación contra el presidente venezolano y varios altos funcionarios del Gobierno chavista por supuestos crímenes de lesa humanidad contra la población civil en las protestas que comenzaron en febrero de 2014.

Yukos surgió tras la caída de la Unión Soviética y llegó a ser la empresa privada más importante de Rusia. Un gigante del petróleo propiedad de Mijaíl Jodorkovski, en su día el hombre más rico de Rusia y amigo de Vladímir Putin hasta que se convirtió en su contrincante político y terminó cayendo en desgracia. Pasó diez años en prisión condenado por evasión de impuestos. Igual que cayó Jodorkovski, en 2006 quebró su imperio. El gobierno ruso tomó una serie de decisiones para desmantelar Yukos que finalmente fue nacionalizada.