arriba Ir arriba

En la edición nº 579 de El canto del grillo hablamos de la gestación subrogada. La técnica de los vientres de alquiler está prohibida en España en virtud de una ley del año 2006, pero algunos sectores de la sociedad apuestan por su legalidad. Para conocer en qué consiste y cómo se desarrolla este fenómeno, invitamos a la abogada Lucía Goy.

Como la gestación subrogada está prohibida por nuestra legislación, 'Crónicas' ha viajado a Estados Unidos y a Ucrania, los países que más eligen los españoles que recurren a esta práctica, para hablar con mujeres que han tenido bebés para españoles y saber qué les mueve a hacerlo.
El equipo del programa también ha estado con algunas parejas que han recurrido a la maternidad por sustitución como única opción para tener hijos, quienes cuentan su propia experiencia, Algunos con sus niños ya en España, y otros esperando un parto a miles de kilómetros.
'Crónicas', además, recoge algunas voces de los colectivos contrarios a este tipo de gestación, que aseguran que es una nueva forma de explotación de las mujeres y va contra los derechos humanos. Una línea que asume el Comité de Bioética que acaba de sacar su primer informe sobre este asunto.
Desde el Comité se aconseja al Gobierno que la prohibición siga aquí y aboga por acabar con esta práctica a nivel internacional.
El programa ofrece testimonios directos para que el espectador se pueda hacer una idea sobre este debate, lleno de aristas.

El Comité de Bioética de España ha elaborado un Informe sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada en el que analiza esta práctica y propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación "en garantía de la dignidad de la mujer y del niño". También reclama "dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad".

Arrancamos la edición nº 539 de El canto del grillo hablando de la paternidad. Y, en concreto, del exceso de protección, atención y cuidados hacia los hijos creyendo que, de este modo, se garantiza un futuro cuajado de éxitos para los pequeños. Con la psícóloga Eva Millet ponemos en la mesa este tema de conversación que analiza en el libro que nos presenta esta noche, Hiperpaternidad. Del modelo mueble al modelo altar.

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este miércoles que se instaure un permiso retribuido de cuatro meses para el cuidado de los hijos al que puedan acogerse cada padre y cada madre, que no sea en ningún caso transferible entre los progenitores y del que cada uno pueda hacer uso hasta que el menor cumpla los doce años de edad. La propuesta, que busca conciliar la vida familia y laboral, introduce además un nuevo permiso de diez días para los padres en torno al nacimiento del niño y prevé que progenitores y cuidadores con menores de doce años a su cargo puedan solicitar horarios flexibles en el trabajo.

Para una mujer, frisar los 40 años se convierte en una edad de riesgo si quiere tener un hijo. El reloj biológico puede complicar sobremanera el embarazoSilvia Nanclares (Madrid, 1975) se enfrentó a ese momento tras un suceso decisivo, la muerte de su padre. Coincidió también que tenía pareja y cierta estabilidad laboral. Cuenta lo que le ocurrió a partir de entonces en Quién quiere ser madre (Alfaguara), su primera novela. Se trata del relato autobiográfico de su proceso hacia la maternidad durante las 38 semanas en que tardó en redactar el primer manuscrito de esta obra. La autora comparte la presión familiar y social, las inquietantes visitas a la sanidad pública, el desconocimiento del propio cuerpo, la angustia y la depresión mensual, el negocio privado de la reproducción asistida, el desgaste de la pareja, la soledad y los apoyos y la liberación.  De lo íntimo a lo colectivo, también reflexiona sobre la maternidad tardía, los vacíos del feminismo ante nuevos conflictos personales, el estigma de la infertilidad, la necesidad del cuidado y los lazos comunitarios. Pretende que su obra sirva y oriente a otras muchas mujeres en situaciones similares. De todo ello dialogamos en esta entrevista. (Entrevista de Manuel Sollo).

En China manda la tradición que, tras dar a luz, las madres deben guardar estricto reposo durante el primer mes. Es lo que las mujeres chinas llaman "sentar el mes", y entre sus homólogas españolas, guardar "la cuarentena". La costumbre arraiga en los siglos; abuelas, madres y suegras la han respetado a rajatabla para que la parturienta pueda reponer fuerzas tras el embarazo y las fatigas del parto. Antes, la regla era el encierro y ni siquiera tomar un baño, para no resfriarse. Ahora, modernas clínicas proponen una reclusión de lujo con menús a la carta, sesiones de gimnasia para recuperar la figura y toda clase de facilidades, y suavidades, para ayudar a iniciar las nuevas vidas, del hijo y de la madre. Se incluyen también sesiones de fotos para el recuerdo. Inspirados en la tradición, estos establecimientos disfrutan de las comodidades más modernas, pero también del proverbial sentido chino de los negocios, con precios que alcanzan los 26.000 euros. Cuarentena de lujo para madres afortunadas.

Una mujer de 64 años, cuyas iniciales son M.I.A., ha dado a luz a gemelos mediante cesárea programada en el Hospital Recoletas de Burgos, tras someterse a un tratamiento de fecundación 'in vitro' en Estados Unidos. Se trata de un caso excepcional en España, al ser una de las pocas mujeres que, tras superar la barrera de los 58 años, ha logrado llevar el embarazo gemelar a término, ha señalado el centro hospitalario.