arriba Ir arriba

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha pedido este lunes a las autoridades francesas que autoricen a la Guardia Civil a acceder al arsenal de armas que ETA entregó el pasado sábado en el país galo con el fin de esclarecer los atentados sin resolver de la banda. Velasco ha cursado esta petición con la finalidad de obtener pruebas de cara a esclarecer los diferentes atentados de ETA cometidos en territorio español que están pendientes de resolver, 224 con 297 fallecidos.

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundúa, califica el acto celebrado en Bayona tras el anuncio de desarme de ETA de "bastante patético" ya que, en su opinión, forma parte de un lavado de imagen de la banda terrorista en el que ella se niega a participar. Considera que hay demasiada gente, y señala al que fuera su partido, el PSOE, dispuesta a ceder ante una banda que, tal como subraya, no se ha disuelto y pretende edulcorar una historia de asesinatos.

Además, Pagazaurtundúa cree es pronto para hacer un replanteamiento de la política penitenciaria porque, a su juicio, falta el desarme más importante, el mental. "Mejor que el perdón es muchísimo mejor hablar de la conducta y de la propia responsabilidad, porque eso deja tranquila a la víctima, que puede estar en una fase personal determinada, no tiene por qué perdonar, y sin embargo es una opción de los responsables la condena de la historia del terror, esa es la clave, eso es lo que no genera ningún chantaje a nadie", argumenta.

Su reivindicación queda reflejada en el texto Por un final de ETA sin impunidad que en cuatro días ha recabado ya alrededor de 25.000 firmas.

ETA ha entregado a la policía francesa los datos de geolocalización de ocho de sus depósitos de armas, y la mayoría estarían ubicados al sur de Francia, en el departamento 64 (Pirineos Atlánticos). Albergarían 120 armas de fuego, tres toneladas de explosivos, miles de detonadores y munición, ha asegurado el integrante del 'grupo de Luhuso', Michel Tubiana.

  • Los partidos políticos valoran el desarme de ETA y recuerdan a las víctimas
  • Otegi dice que presos, víctimas y "desmilitarización" son los próximos retos
  • Para Patxi López este es un "paso para la desaparición definitiva" de ETA
  • El PP lo ve "insuficiente" y pide que no sirva para "reescribir la historia"
  • Podemos pide responder con "responsabilidad" para cerrar un ciclo

Un total de 853 personas asesinadas es la cifra que dejan los 50 años de terror de la banda terrorista ETA. La primera víctima fue un guardia civil en 1968 y la última un gendarme francés en el año 2010. En el punto de mira, politicos, militares, policías o guardias civiles. Pero tambien ataques masivos como el de la plaza de la República Dominicana de Madrid o el de Hipercor, que fue el más sangriento con 21 fallecidos y más de 40 heridos.

El lehendakari, la presidenta de Navarra y el presidente de la Mancomunidad del País Vasco-francés celebraron una reunión en Vitoria con un miembro de la comisión internacional de verificación. Las tres instituciones pidieron que el proceso de desarme final de ETA sea definitivo, incondicional y verificable, y se desarrolle en un marco de garantías de legalidad. En términos similares se pronunciaban los representantes de los partidos vascos en el Parlamento.

La vicepresidenta del grupo socialista en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, insiste en que hace tiempo que la democracia ganó a ETA y califica los últimos comunicados de la banda terrorista de espectáculo. "Quieren darle un cierto show a lo que tiene que ser el único objetivo, que es desaparecer y, además, además de desaparecer, pedir perdón", subraya.

Joseba Arregi, exconsejero del Gobierno vasco, rechaza el comunicado enviado por ETA a la BBC porque sigue demostrando que viven fuera de la realidad. En Las mañanas de RNE asegura que la banda terrorista está perdida en un mito criminal que nunca debió existir. En relación al manifiesto suscrito por él mismo, por un fin de ETA sin impunidad, explica que lo que aporta es que hay una parte de la sociedad vasca, la primera que resistió a la banda, que sigue existiendo y no está dispuesta a tragarse las interpretaciones históricas con las que, dice, les quieren engañar.

En San Sebastián, intelectuales y víctimas del terrorismo han presentado un manifiesto en el que reclaman, entre otras cosas, un final de ETA "sin impunidad". Un texto que ya cuenta con 4.500 firmas de apoyo, que ha sido promovido por la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez; la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, el filósofo Fernando Savater, el escritor Teo Uriarte, el sociólogo Joseba Arregi, el catedrático Martin Alonso y el historiador Luis Castells Ordóñez.

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha lamentado que haya partidos "1ue se niegan a investigar" la financiación de todas las formaciones y lo ha sugerido que se debe a que "hay algo que no quieren que se investigue". Así lo ha afirmado en una entrevista en Los Desayunos de TVE al referirse a la comisión de investigación sobre la financiación ilegal del PP. También ha criticado a Ciudadanos, al que ha acusado de estar "obsesionado" con investigar "cuestiones del PP", pero que cuando se cambia de siglas, "se echa para atrás".
Asimismo se ha referido al manifiesto firmado este miércoles por casi todos los partidos vascos sobre el desarme de ETA. Ha sido especialmente crítico con el PSE-EE, al que ha acusado de haber "rebajado el suelo ético" hasta el punto de permitir lo que ha calificado como "la foto de la vergüenza" con Arnaldo Otegi.

PNV y PSE se han sumado a un manifiesto sobre el desarme de ETA que cuenta con el apoyo de Bildu, Podemos Euskadi y Navarra y Geroa Bai. Lo han firmado esta mañana junto a Arnaldo Otegi. No han invitado al Partido Popular. En el texto piden que la banda terrorista realice un único acto, unilateral, definitivo y verificado. Entre los firmantes del manifiesto se encuentran también los sindicatos mayoritarios del País Vasco.