Anterior Chicho Ibáñez Serrador: "Historias para recordar" Siguiente La encargada de meterse en la mente de polis y asesinos Arriba Ir arriba
Mujeres con coraje - Avance

La Noche Temática. "Mujeres con coraje"

|

FICHA TÉCNICA

No con mi hija / Die Tatsachen

Dirección: Valentin Thurn
Producción: Valentin Thurn para ZDF en colaboración con Arte. Alemania 2006
Duración: 42'
Calificación: mayores de 12 años 

Reza para que el diablo regrese al infierno

Producción: Fork Films. EEUU 2008
Dirección: Gini Reticker
Duración: 60'
Calificación: mayores de 12 años

La Noche Temática nos acerca el testimonio de mujeres capaces de cambiar la Historia a través de dos documentales. El primero retrata la lucha de las mujeres en África y Oriente Medio por erradicar la ablación, una práctica que afecta cada año a tres millones de niñas. El segundo, nos sumerge en un viaje en el tiempo, más de diez años atrás, cuando las mujeres de Liberia, cansadas de sobrevivir en medio de una sangrienta guerra civil, se unieron por la paz armadas tan solo con camisetas blancas y la valentía de sus convicciones. Dos de estas mujeres, Ellen Johnson Sirleaf y Leymah Gbowee, fueron reconocidas con el Premio Nobel de la Paz en 2011.

“No con mi hija” 

La ablación está prohibida en Europa pero se sigue practicando  dentro y fuera. Muchos padres eluden la prohibición mutilando a sus hijas durante sus vacaciones en África.

Cada día más mujeres que han sufrido los horrores de esta práctica toman la decisión de no seguir la tradición con sus hijas y dicen ¡No con mi hija!.

Tres mujeres de Inglaterra, Alemania y Francia nos hablan del día que fueron mutiladas y las consecuencias físicas de esta práctica como los problemas para orinar, los dolores durante la menstruación, y sus miedos a las relaciones sexuales y al parto. Ahora el cirujano Pierre Foldes de París les devuelve la esperanza con una técnica para reconstruir el clítoris.

Layla Mohamed vive en Liverpool y tiene 21 años. Su familia proviene de Somalia, país que que ha prohibido recientemente la ablación en su nueva Constitución. Layla nació en Liverpool pero como la ablación está prohibida en Inglaterra sus padres la mutilaron durante sus vacaciones en África. Entonces Layla Mohamed tenía seis años.

El verdadero motivo de la mutilación es el control de la sexualidad femenina por el hombre

En los países donde se practica la mutilación sexual femenina la tradición religiosa dice que las mujeres que no han sido mutiladas son impuras, o que su clítoris actúa como una espina envenenada, matando a todos sus hijos varones. Existen muchos prejuicios como éste. Pero el verdadero motivo de la mutilación es el control de la sexualidad femenina por el hombre.

No con mi hija - Comienzo

Jeneba Kamara nació en París. Sus padres la mutilaron durante unas vacaciones en Mali, su país de origen. Tenía 8 años, “Recuerdo que le pregunté a mi tía: ¿Por qué les dejas que me hagan esto? Ayúdame, tía, ayúdame”. No entendí por qué volvió la cabeza. Primero me cortaron el clítoris y luego los labios menores”.

Fadumo Korn da testimonio de cómo le practicaron la ablación. En Somalia, su país, al 96% de las mujeres no sólo se les sigue practicando la ablación, sino que también se les cose la vagina. Lo único que se deja es una pequeña abertura. “Es absolutamente horrible. Con la primera incisión sientes estallidos en la cabeza. El dolor que sientes es absolutamente indescriptible. El shock es tan grande que tienes la sensación de que el mundo deja de girar. Pude oír el chasquido de la cuchilla cuando la mujer la partió en dos. Pude oír cómo preparaba el pequeño estilete, y las agujas que utilizaban para coser”.

El cirujano Pierre Foldes está devolviendo la esperanza a muchas mujeres africanas. Cada vez más mujeres mutiladas deciden someterse a una operación que invierte las peores consecuencias de la ablación. Jeneba Kamara es un ejemplo de ello.

En Francia muchos padres eludieron la prohibición mutilando a sus hijas mientras estaban de vacaciones en África. Las familias sin pasaporte francés no podían ser enjuiciadas penalmente hasta ahora. Desde 2006, todas las personas que viven en Francia son susceptibles de ser enjuiciadas penalmente si mutilan a sus hijas, ya sea en Francia o en el extranjero. Por otro lado, médicos enfermeras y matronas están legalmente obligadas a informar sobre cualquier caso de mutilación genital. 

“Reza para que el diablo regrese al infierno”

Esta es la extraordinaria historia de miles de mujeres liberianas, cristianas y musulmanas, que se unieron por la paz en medio de una larga y sangrienta guerra civil entre los señores de la guerra y el régimen corrupto de Charles Taylor. Armadas solamente con camisetas blancas y su propio coraje, sus concentraciones no violentas fueron decisivas para alcanzar un acuerdo de paz en el verano de 2003. 

“Liberia llevaba tanto tiempo en guerra que mis hijos habían pasado hambre y miedo toda su vida” cuenta Leymah Gbowee.

Reza para que el diablo regrese al infierno - Comienzo

Liberia venía sufriendo la guerra civil desde la Nochebuena de 1989. Cansadas de esta situación las mujeres liberianas iniciaron un movimiento por la paz. Mientras las mujeres se organizan, los enemigos de Taylor se movilizan para la guerra. A medida que los rebeldes van tomando Monrovia y las conversaciones de  paz en Ghana no prosperan, las mujeres de Liberia  exigen el fin de la guerra.

Ante el desalojo, amenazaron con desnudarse. Y funcionó

En una escena memorable, las mujeres levantaron barricadas en las estancadas conversaciones de paz que se estaban celebrando en Ghana, y  anunciaron que no se moverían hasta que no llegaran a un acuerdo. Ante el desalojo, amenazaron con desnudarse, el arma más poderosa de la que disponían. Y funcionó. Sus concentraciones culminaron con el exilio de Charles Taylor y la elección de Ellen Johnson Sirleaf, primera mujer jefe de Estado en África.