Muere Robin Gibb, co-fundador de los Bee Gees

Programas para todos los públicos
Audios relacionados

'Disco Grande' recuerda al fallecido Robin Gibb, miembro de los Bee Gees

Hoy empieza todo - Los entrañables Bee Gees - 12/01/12

RADIO 3 

Robin Gibb, cantante y compositor, miembro de los Bee Gees, ha muerto a los 62 años tras una larga lucha contra el cáncer. Gibb, que padecía cáncer de colon y el pasado abril estuvo hospitalizado en una clínica privada de Londres en estado de coma a causa de una neumonía.

El músico había conseguido recuperarse de un cáncer de colón e hígado diagnosticado en 2010, y fue sometido el pasado 25 de marzo a una operación intestinal. Esto le impidió asistir a la presentación de su último trabajo, The Titanic Requiem, una composición clásica basada en el hundimiento del famoso trasatlántico que escribió junto a su hijo Robin-John.

Una leyenda de la pista de baile

La música 'disco', tan en boga en los años 70 y 80, está en horas bajas tras la muerte de dos de sus grandes leyendas: Donna Summer, y ahora Robin Gibb, integrante de una de las bandas más reconocibles de la historia de la música, los Bee Gees.

Junto a sus hermanos Maurice -su gemelo- y Barry, formaron una coctelera de canciones que iban de lo melódico a lo directamente explosivo. Fueron ellos quienes protagonizaron la época álgida de la música 'disco', con varias canciones que se hicieron icónicas dentro de este movimiento. "No pensábamos en que la gente bailara nuestras canciones cuando las escribíamos. Pensábamos en escribir ritmos R&B, algo que la gente llamaba soul de ojos azules. Nunca habíamos escuchado la palabra disco, sólamente escribimos canciones que podíamos armonizar con grandes melodías", dijo Robin en una entrevista.

Con su característico falsete, el trío familiar interpretó las "Stayin' Alive", "Night Fever" o "How Deep Is Your Love", con las que Travolta se contoneó en la película Saturday Night Fever (1977).

"Desde 1967, sólo tres discos han arropado a la cultura en todo el mundo: Sgt. Pepper de los Beatles, Saturday Night Fever y Thriller de Michael Jackson. No hay mucha gente que sepa cómo se siente esto. Somos como esos tipos que han estado en la luna", dijo Gibb en una entrevista de 2009. Aquel álbum fue la banda sonora más vendida de todos los tiempos hasta que dicho récord fue batido por El guardaespaldas, de Whitney Houston.

Cuando llegó aquel despegue, el grupo ya llevaba una década trabajando alrededor del pop e incluso el rock psicodélico. "I Started a Joke" -con un fantástico Robin como voz principal- o "New York Minning Disaster 1941", son los principales ejemplos.

La mezcla de balas y 'disco' hicieron furor y su disco de 1979, Spirits Having Flown fue su su segundo número uno en Estados Unidos e Inglaterra con 35 millones de copias vendidas. En los años consiguientes, el grupo, aunque con un nivel compositor bastante reseñable, no logró un respaldo igual del público. Con 200 millones de discos despachados en todo el mundo, el grupo se disolvió en 2003 tras el fallecimiento de Maurice Gibb -hermano gemelo de Robin- a causa de una obstrucción intestinal.

Más allá de los Bee Gees

Robin, que recibió la Orden del Imperio Británico en 2001 por sus aportaciones al mundo de la música, inició su carrera en solitario en el año 70. Entonces dejó el grupo tras una de tantas discusiones -sentía que su hermano Barry estaba recibiendo tratos de favor al frente del grupo- y publicó Robin's Reign, un disco que no tuvo un gran éxito comercial pero dejó una de sus grandes canciones, "Saved by The Bell". Ese disco llegó a estar descatalogado durante varios años, pero en 2011 fue reeditado para plataformas digitales. También a principios de los 70, fue cuando se publicó Cucumber Castle, el único disco de los Bee Gees en el que Robin no aparece.

Tras volver junto a sus hermanos y lograr otro éxito como "How Can You Mend a Broken Heart", es a mediados de los 70 cuando los Bee Gees empiezan a girar hacia el R&B y el soul, y tras intentarlo con varias baladas, finalmente se abrazan a la música 'disco' con "You Should Be Dancing" como gran bautizo.

A lo largo de los años 80, Robin publica otros tres discos en solitario: How Old Are You? -con otro gran tema, "Juliet"-, Secret Angent y Walls Have Eyes. En 1994, Gibb entraba en el Salón de la Fama de los Compositores.

18 años después -y tan sólo 15 días después de la muerte de Maurice-, Robin publicó su quinto álbum en solitario: Magnet. Tras esto, fueron sobre todo varios singles y colaboraciones los que mantuvieron al artista en el primer plano del mundo de la música.

Aunque se llegó a planear una nueva reunión de los Bee Gees en 2009, esto nunca ocurrió. Robin, desde 2007, se convirtió en presidente de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores, una agrupación que une a los gestores de derechos de autor de todo el mundo.

Su última aparición pública

La última actuación del ex Bee Gee fue en febrero de 2012, donde ya aparecía visiblemente desmejorado, fue en un concierto benéfico para ayudar a soldados británicos heridos en la guerra de Afganistán.

Tras su muerte, en la noche del domingo, el comunicador e historiador musical Paul Gambaccini describió a Gibb, en declaraciones que recoge la cadena británica BBC, como "una de las principales figuras en la historia de la música británica" y una de las "mejores voces de soul blanco de todos los tiempos". Según Gambaccini, "sólo después de Lennon y McCartney, los Bee Gees fueron el mejor equipo composición de canciones de la música popular británica".

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:27333