Enlaces accesibilidad

EE.UU. mata al poderoso general iraní Soleimani y Jamenei promete venganza

  • En el ataque también ha fallecido Abu Mahdi al-Muhandis, vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular
  • El presidente Trump autorizó la operación y el Pentágono señala que el ataque buscaba "disuadir" futuros planes de Irán

Por
Irán pide venganza contra Estados Unidos tras el asesinato del poderoso general Soleimani

Estados Unidos ha matado en un bombardeo al poderoso general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, en una acción que agrava el enfrentamiento entre Washington y Teherán y eleva la tensión en la convulsa región de Oriente Próximo con consecuencias impredecibles.

EE.UU. mata en un ataque al general iraní Soleimani y Jamenei promete venganza

La respuesta del líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, no se ha hecho esperar. En un comunicado ha asegurado que quienes asesinaron al comandante Qasem Soleimani, se enfrentan a una "dura venganza" y ha decretado tres días de duelo nacional.

Jamenei ha culpado a la "gente más cruel de la tierra" del asesinato del "honorable" comandante que "luchó valientemente durante años contra los males y los bandidos del mundo".

Su muerte no detendrá su misión

"Su fallecimiento no detendrá su misión, pero los criminales que han manchado sus manos con la sangre del general Soleimani y de otros mártires en el ataque del jueves por la noche deben esperar una dura venganza", ha agregado.

Imagen de archivo del iraquí Abu Mahdi al-Muhandis. REUTERS/Thaier al-Sudani/File PhotoReuters

El ataque buscaba "disuadir" futuros planes de Irán

En su cuenta oficial de Twitter, las milicias chiíes iraquíes han explicado que Soleimani y fue blanco de un ataque aéreo en la carretera del aeropuerto internacional de Bagdad. En bombardeo también murió el vicepresidente de las milicias. 

Según una fuente del aeropuerto de Bagdad , que ha pedido el anonimato, habrían fallecido otras siete personas, incluidas dos de nacionalidad iraní.

El Pentágono ha afirmado que el ataque buscaba "disuadir" futuros planes de Irán. "El general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región", ha señalado el Pentágono en un comunicado

Trump autorizó el ataque 

La nota responsabiliza a Soleimani y a la Fuerza Quds "de la muerte de cientos de estadounidenses y de miembros del servicio de la coalición, y de las heridas de miles más".

"Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo", agrega el comunicado. También señala que Donald Trump autorizó la operación.

El presidente de EE.UU. ha guardado silencio y se ha limitado a publicar en su cuenta de Twitter una imagen con la bandera estadounidense.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha tuiteado un vídeo de iraquíes bailando en la calle tras supuestamente conocer la noticia. 

Soleimani lideraba el ala de operaciones exteriores de la Guardia Revolucionaria, la llamada Fuerza Quds, declarada grupo terrorista por Estados Unidos

Tensiones entre Washington y Teherán

El presunto bombardeo selectivo tiene lugar después de que las tensiones aumentaran entre Washington y Teherán con el asalto de seguidores de la Multitud Popular a la Embajada estadounidense en Bagdad el 31 de diciembre, cuando consiguieron irrumpir y quemar una pequeña parte del complejo.

A su vez, ese asalto fue en respuesta a un ataque norteamericano contra posiciones de algunos batallones de las milicias iraquíes en el oeste de Irak el día 29, en el que según la Multitud Popular fallecieron 25 de sus hombres y más de 50 resultaron heridos.

El Pentágono aseguró en ese momento que lanzó "ataques defensivos" contra la agrupación Kata'ib Hizbulá, que opera bajo el paraguas de la Multitud Popular y a la que responsabiliza del lanzamiento de proyectiles y cohetes contra intereses estadounidenses en suelo iraquí.

Restos de un coche ardiendo cerca del aeropuerto internacional de Bagdad. Iraqi Security Media Cell via REUTERS

Noticias

anterior siguiente