Enlaces accesibilidad

La era Trump | 'Impeachment'

Los demócratas formalizan las acusaciones del 'impeachment' contra Trump: abuso de poder y obstrucción

  • El partido buscará la destitución del presidente con dos artículos del impeachment por sus relaciones con Ucrania
  • Le acusan de ser una "amenaza para la seguridad nacional" y poner en riesgo las presidenciales de 2020 

Por
Los demócratas acusan a Trump de abuso de poder y obstrucción en el 'impeachment'

El Partido Demócrata ha formalizado este martes las acusaciones por las que buscará la destitución del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus relaciones con Ucrania. Así lo ha anunciado el presidente del Comité de Inteligencia demócrata del Congreso, Adam Schiff, rodeado de la cúpula del partido: "El continuo abuso de poder del presidente no nos ha dejado otra opción", ha dicho.

Los demócratas imputarán al presidente dos artículos en el impeachment (juicio político): abuso de poder por presionar al presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, a investigar a un rival demócrata, y obstrucción al Congreso por tratar de bloquear la investigación que la Cámara baja abrió en septiembre. "Nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley", ha advertido el líder demócrata en el Comité Judicial, Jerry Nadler. 

Nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley

El presidente ha lanzado una serie de tuits para defenderse: "Nadler acaba de decir que 'presioné a Ucrania para interferir en nuestras elecciones de 2020'. Es rídiculo y sabe que no es verdad. Tanto el presidente como el ministro de Exteriores ucranianos han dicho varias veces que 'NO HUBO NINGUNA PRESIÓN'. Nadler y los demócratas lo saben, ¡pero se niegan a admitirlo!", ha escrito. A continuación ha clamado en la red social contra la "¡CAZA DE BRUJAS!" y Adam Schiff. Y la Casa Blanca ha señalado en un comunicado que "el presidente se enfrentará a estas falsas acusaciones en el Senado y espera ser plenamente exonerado porque no hizo nada mal".

Abuso de poder y obstrucción para interferir en las urnas 

Los demócratas acusan al presidente de abusar de su poder presidencial por solicitar la investigación a Zelensky "para su propio beneficio político". Aseguran que solo cuando "se revelaron sus acciones" Trump desbloqueó el envío de la ayuda militar con la que presuntamente presionó a Zelensky. De este modo, el partido considera que la continuidad del presidente en el cargo supone una "amenaza a la seguridad nacoinal y la Constitución" estadounidense. 

"Que el presidente ejerza los poderes de su cargo público para obtener un beneficio personal inapropiado mientras ignora o perjudica el interés nacional es un delito por el que se le puede abrir un juicio político. Esto es exactamente lo que Trump hizo cuando solicitó y presionó a Ucrania para que interfiriese en nuestras elecciones presidenciales de 2020", ha señalado Nadler en rueda de prensa.

Los abogados demócratas ven probada la obstrucción al Congreso porque Trump "se ha declarado por encima del pueblo americano y el poder del Congreso, diseñado para protegernos de las amenazas a nuestras instituciones democráticas. Se ve a sí mismo por encima de la ley", ha explicado Nadler. Denuncian además que "nunca un presidente ha ordenado desafiar una investigación sobre un juicio político, ni ha tratado de obstruir o impedir la habilidad de la Cámara de Representantes para investigar crímenes".

Finalmente, los letrados, que expusieron sus argumentos este lunes, han descartado los otros cargos estudiados en los últimos meses: obstrucción a la Justicia e intimidación de testigos por atacar a varios exaltos cargos durante sus declaraciones en el Congreso.

Tres juristas coinciden en que Trump abusó de su poder con Ucrania

Además, la oposición a Trump considera que el presidente supone un riesgo real para las elecciones porque sigue intentando interferir en la cita de noviembre de 2020. "La integridad de las elecciones de 2020 está en riesgo. Los legisladores deben actuar ya", ha sentenciado Nadler. Es más, Schiff ha acusado al presidente de "seguir intentando socavar el futuro de las elecciones".

Los republicanos defienden la falta de pruebas

Los demócratas abrieron el proceso previo al juicio político a Trump en septiembre, después de la desclasificación de una llamada telefónica al presidente ucraniano, en la que Trump le pedía que investigara al ex vicepresidente demócrata, Joe Biden, y a su hijo Hunter por su trabajo en la empresa de energía Burisma. Desde entonces, Trump se ha aferrado a su inocencia, ha tildado el proceso de "una farsa y una caza de brujas" y se ha negado a cooperar durante la investigación política. 

Lo mismo ha hecho su partido, que durante todas las audiencias del Congreso ha cargado contra los demócratas por la falta de pruebas. "No estaríamos aquí si se hubiese prestado atención a los hechos. […] Es es una vergüenza para este Congreso", ha señalado el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.

Tres juristas coinciden en que Trump abusó de su poder con Ucrania

Los abogados dedicarán los próximos días a la redacción de los artículos del impeachment, que deberán ser aprobados primero en una Cámara de Representantes controlada por la oposición a Trump. Esta votación podría producirse antes de Navidad, si bien todavía no hay fecha oficial.

Será entonces cuando el presidente esté formalmente acusado en el cuarto juicio político de la historia de Estados Unidos después de la absolución de Andrew Johnson en 1868, la dimisión de Richard Nixon  en 1974 por el Watergate y el juicio a Bill Clinton por perjurio y obstrucción a la Justicia, que finalmente lo absolvió. Sin embargo, su destitución es más que improbable, puesto que debe ser aprobada por mayoría de dos tercios en un Senado dominado por el Partido Republicano, que tiene 53 escaños frente a los 47 demócratas.

Noticias

anterior siguiente