Enlaces accesibilidad

Cumbre del Clima

Greta Thunberg: "Mucha gente ya está sufriendo y muriendo por la emergencia climática"

Por
Greta Thunberg cede la palabra a los pueblos indígenas: "Necesitamos escucharles en este momento crucial"

Greta Thunberg ha hablado muy poco durante su primera intervención pública en la Cumbre del Clima de Madrid (COP25). La activista sueca ha participado en un acto junto a un grupo de jóvenes de diferentes partes del mundo, y ha optado por guardar silencio, para cederles la palabra ya que, según ha dicho, "sus historias deben ser escuchadas".

Thunberg ha sido la primera en intervenir, e inmediatamente ha dado paso a sus compañeros recordando que la emergencia climática no "es un problema futuro, sino algo que nos está afectando ya", con "gente que está sufriendo".

"El impacto del cambio climático no afectará solamente a los niños de hoy. Está afectando a mucha gente, que está sufriendo y muriendo. Por eso, hemos creado este evento, como una plataforma para compartir historias que deben ser contadas", ha señalado brevemente la activista.

La Cumbre del Clima afronta su segundo y último tramo, el más importante, y los participantes intentan exprimir al máximo sus intervenciones, conscientes de que es el mejor escaparate para que su voz pueda ser escuchada en todo el mundo. Por eso Greta Thunberg, que está levantando una expectación sin precedentes en estas citas de la ONU de carácter anualha querido aprovechar su tirón para ceder el protagonismo a los más afectados por la crisis climática, haciendo especial hincapié en los pueblos indígenas. "Hemos notado cierta atención mediática", ha afirmado la joven activista, "y creemos que es nuestra responsabilidad moral usar esta atención para dar voz a aquellos que necesitan contar sus historias".

"Solo dos metros por encima del mar"

El acto ha dado así palabra a jóvenes de diferentes pueblos del mundo, todos con un problema común de fondo: el de la emergencia climática. Como Carlon Zackhras, de las diminutas Islas Marshall, en el Pacífico, quien ha reclamado insistentemente "justicia climática", y ha recordado con angustia que su nación de la Micronesia está "solo dos metros por encima del nivel del mar".

Así, el país de este joven, como tantos otros estados insulares, no corre solo el riesgo de verse gravemente perjudicado por los efectos del calentamiento global, sino directamente de desaparecer sepultado por las aguas, debido al incremento del nivel oceánico derivado del deshielo de los polos.Y eso, como Zackhras ha apuntado, a pesar de que su país contribuye con un ínfimo 0´00001 a las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

"La gente está despertando"

La activista chilena Ángela Valenzuela ha participado en el acto para denunciar la situación de inestabilidad social que vive su país, que obligó a suspender allí la COP25 y trasladarla a última hora a España, y la ha vinculado con la lucha contra el cambio climático. "En Chile se está viviendo una violación sistemática de los derechos humanos, y como activista ha sido muy impactante llegar a Madrid y ver cómo el Gobierno chileno está lavando su imagen", ha manifestado.

"No podemos enfrentarnos a la crisis climática si tenemos gobiernos que le disparan a los ojos a su propia gente, tenemos que tener democracias que escuchen a su gente", ha declarado, para añadir que "por eso, en este tipo de conferencias tenemos que terminar la violación sistemática de los derechos humanos para hablar de acción climática".

Valenzuela cree que los graves disturbios sociales a los que se ha enfrentado Chile obedecen a "un modelo global que domina el mundo, el neoliberalismo, que está llevándonos a una crisis climática y también está generando que no haya una vida digna para las personas". Aunque, como opina, "la gente está despertando, y ya sabe que no podemos sostener sistemas que a la mayoría del mundo no le dan paz social, ni siquiera paz para los ecosistemas que sustentan la vida en el planeta. La gente despertó en Chile y está despertando en todo el mundo, y eso es lo que a nosotros nos da esperanza".

La activista de Santiago de Chile ha querido también resaltar el papel de las comunidades indígenas en la lucha contra el cambio climático, y ha puesto como ejemplo al pueblo Mapuche: "Esta violencia y opresión los llevan sufriendo los mapuches desde hace siglos, y podemos aprender de ellos. De la resiliencia de los pueblos indígenas, de su sabiduría ancestral, y de nuevos paradigmas de cómo podemos vivir en el planeta, en respeto con la naturaleza".

"Volver a conectar con la madre Tierra"

Jóvenes de Rusia, Uganda, Filipinas y una reserva de Estados Unidos han completado las intervenciones. Entre ellas, ha destacado la joven Rose Whipple, de etnia Sioux, quien ha exigido una vez más el protagonismo de los pueblos indígenas de todo el mundo en la emergencia climática. "Solo pedimos que se nos escuche, estar de pie, en primera línea. Merecemos ser escuchados, y también merecemos recuperar nuestras tierras ", ha manifestado, dirigiéndose al Gobierno de Estados Unidos.

"Es hora de que todos nos volvamos a conectar con la madre Tierra. Es hora de recordar cómo escucharla, para guiar nuestras soluciones climáticas. ¡Destruye la supremacía blanca!", ha clamado.

Noticias

anterior siguiente