Enlaces accesibilidad

Cumbre del Clima

Las claves de la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid

  • Es el foro político más importante a nivel internacional para hacer frente a la emergencia climática
  • La COP25 es la última antes del plazo establecido para activar el Acuerdo de París, en 2020
  • Sigue toda la información sobre la Cumbre del Clima de Madrid (COP25) en RTVE.es

Por
La Cumbre del Clima se celebra en Madrid.
La Cumbre del Clima se celebra en Madrid. EFE

La Cumbre del Clima que se celebra en Madrid del 2 al 13 de diciembre, y que se denomina COP25, es el foro político más importante a nivel internacional para hacer frente a la emergencia climática, una de las mayores amenazas a las que se enfrenta el planeta Tierra. A continuación, ofrecemos una serie de claves para intentar comprender esta trascendental cita.

¿Qué es una COP?

La Conferencia de las Partes, o COP, es la cumbre del clima anual que representa al órgano supremo de toma de decisiones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Está integrada por los Gobiernos de los países y su objetivo es intentar mitigar la emisión de gases de efecto invernadero.

La que se va a celebrar en Madrid es la conferencia número 25, desde la primera celebrada en Berlín en 1991. La más importante ha sido la de 2015 (COP21) celebrada en la capital francesa, en la que se alcanzó el llamado Acuerdo de París, que es el pacto internacional más ambicioso hasta la fecha para hacer frente a la emergencia climática, puesto que marca la hoja de ruta para las próximas décadas.

¿Quiénes participarán en la COP25?

En esta conferencia pueden participar todas las partes de la Convención: 197. La Unión Europea (UE) con sus países miembros -España, entre ellos- es una de estas 197 partes. Además, otras entidades como empresas, organizaciones internacionales o asociaciones tienen estatuto de observador.

¿Cuáles son los principales objetivos del Acuerdo de París?

El objetivo fundamental del Acuerdo de París es que la temperatura media del planeta en 2100 no supere los 2ºC con respecto a los niveles preindustriales; aunque los esfuerzos deben encaminarse hacia un incremento medio menor: 1,5 ºC.

El acuerdo prevé las llamadas “contribuciones nacionales”, que son los planes de reducción voluntarios presentados por la mayor parte de los países. El pacto entrará en vigor en 2020, y con él las contribuciones presentadas.

Cada cinco años, los países deberán revisar sus contribuciones, con la idea de ir renovándolas siempre al alza para lograr el objetivo de que el incremento de la temperatura media se sitúe entre 1,5ºC y 2ºC.

¿Qué importancia tiene la COP25?

La cumbre de Madrid es importante porque, como hemos visto, es la última antes del plazo establecido para activar el Acuerdo de París, que debe entrar en vigor en enero de 2020, y que sustituirá al Protocolo de Kioto.

Esta COP25 se celebra con el lema "Tiempo de actuar". Si se ha escogido este eslogan es porque las autoridades medioambientales esperan que esta cumbre abra un nuevo ciclo en el que la negociación climática internacional dé paso a una nueva fase "de acción" para combatir la emergencia climática.

Cada vez queda menos tiempo para lograr los objetivos del Acuerdo de París y todos los indicadores evidencian que, cuatro años después de suscribirlo, las medidas adoptadas por la mayor parte de los gobiernos son insuficientes.

Así, esta COP25 es sobre todo importante por ser la antesala de la próxima COP26, que se celebrará el año que viene en Glasgow. En la ciudad escocesa, los gobiernos deberán rendir cuentas por primera vez sobre sus planes nacionales presentados para reducir los gases de efecto invernadero; cuya revisión quinquenal, no olvidemos, debería ser siempre al alza.

Algunos retos de la COP25

Los mercados de carbono, las aportaciones al Fondo Verde del Clima, el mecanismo de daños y compensaciones por fenómenos climáticos extremos, el apoyo a los países en vías de desarrollo en su transición a un nuevo modelo energético y los próximos pasos a seguir a partir de 2020 son algunos retos de las negociaciones de esta cumbre.

¿Cuáles son los países más contaminantes?

Seis economías copan el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero:

China (26,8%)
Estados Unidos (13,1%)
Unión Europea (9%)
India (7%)
Rusia (4,6%)

China e India han presentado compromisos para reducir su intensidad de emisiones en relación con el PIB para 2030, que probablemente se cumplirán, pero sus emisiones continuarán aumentando en la próxima década debido al crecimiento económico.

Estados Unidos ha notificado su intención de retirarse del Acuerdo de París. La Administración Trump ha reducido las principales regulaciones federales destinadas a frenar las emisiones. Si las cosas no cambian (en 2020 hay elecciones presidenciales en EE.UU.), todo indica que no se cumplirá la promesa presentada por Obama de reducir las emisiones en un 26-28% para 2025.

La Unión Europea (con sus 28 Estados miembros) es la más cumplidora en materia climática. Se espera que para 2030 reduzca las emisiones en un 58% por debajo del nivel de 1990.

Rusia ni siquiera ha presentado una promesa climática.

¿Cómo acude España a la cumbre climática?

En materia climática, España actúa bajo el paraguas de la Unión Europea, que como ya hemos mencionado está en la vanguardia de las acciones a nivel mundial. La apuesta de España es alcanzar la neutralidad climática en el año 2050, y se muestra dispuesta a elevar el objetivo europeo fijado para 2030 y pasar de una reducción de las emisiones de carbono del 40% al 50%, e incluso al 55%, si otros países elevan también sus compromisos.

Los tres ejes en los que el actual Gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha vertebrado su lucha contra el calentamiento global son la Ley de Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia de Transición Justa.

Los dueños del futuro

Si hay un colectivo que en los últimos meses ha pedido a gritos, y con mayor insistencia, una solución para la emergencia climática es el de los jóvenes. Dentro de unas décadas, ellos serán los más perjudicados por los efectos devastadores del calentamiento global. Por ello, su voz también deberá ser escuchada, y mucho, en esta COP25.

Como cabeza más visible de este movimiento, la activista sueca Greta Thunberg volverá a situarse en primera línea mediática, inspirando a millones de jóvenes en todo el mundo.

Noticias

anterior siguiente