Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

El bipartidismo (casi) resucita y se impone en todas las provincias salvo País Vasco, Cataluña, Navarra y Cantabria

Por
 Pedro Sánchez y Pablo Casado
El presidente del Gobierno en funciones y ganador de las elecciones de este domingo, Pedro Sánchez, con el líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, durante una de sus reuniones en el Palacio de La Moncloa. EFE

El bipartidismo murió el pasado 28 de abril y se ha quedado a las puertas de resucitar en estas elecciones generales del 10 de noviembre. En votos roza el 50% y se lleva más de la mitad de los escaños de todas las provincias, salvo las de País Vasco, Navarra, Cantabria y Cataluña. Sigue, eso sí, sin ser el que era en los tiempos de las mayorías -o casi mayorías- absolutas, cuando lograr 154 escaños significó para el PSOE perder las generales en 2008 frente a un PP que logró 169.

Pero lo cierto es que PSOE y PP son los dos únicos partidos que, sumando entre ellos, alcanzan mayoría absoluta con 208 escaños. Una mayoría, sin embargo, que no llega a los 210 diputados (dos tercios del Congreso) necesarios para renovar ellos solos los órganos constitucionales en una legislatura que, entre otras tareas pendientes en el Congreso, se deberá acometer la renovación de los vocales del Consejo General del Poder Judicial y de los miembros del Tribunal Constitucional, así como elegir nuevo Defensor del Pueblo y presidente o presidenta de RTVE.

El bipartidismo ha cosechado este domingo un 48,8% de los votosel PSOE ha ganado con un 28,8% y el PP ha quedado segundo con un 20%. Son casi cinco puntos más los que se lleva respecto a las generales del 28 de abril. Una subida que contrasta, sin embargo, con la entrada en el Congreso de nuevas formaciones políticas, como Más País -con dos diputados por Madrid- y Teruel existe -con uno-.

Habiendo perdido el PSOE tres escaños -de 123 a 120-, la razón de este auge del bipartidismo se debe a la subida considerable del PP, que tras su hundimiento hace seis meses, ha pasado de 69 escaños a 88, consolidándose como la "alternativa" a un gobierno socialista de Pedro Sánchez -el propio Pablo Casado lo afirmó tras conocer los resultados-. Con este hecho, el bipartidismo se recupera ligeramente desde que comenzara su caída incesante desde 2001.

Así, si en las elecciones generales del 28A Soria, Cuenca, Ourense y Lugo eran las únicas donde el bipartidismo dominó en escaños -coincide también que son de las circunscripciones que menos reparten-, ahora lo hacen en todas las provincias salvo en las relativas a País Vasco -donde el PP vuelve a quedarse sin representación-, Cataluña- donde los populares, pese a subir de uno a dos escaños se mantienen como fuerza residual-, en Cantabria y en Navarra -aquí PP no se presenta en solitario, sino con Cs bajo las siglas de Navarra Suma-.

Por comunidades autónomas, donde más ascienden PSOE y PP juntos en escaños es en Aragón con un 33% más -también por los pocos diputados que reparten Huesca y teruel- y Andalucía (+8,2%)

El bipartidismo arrasa en ocho circunscripciones

El bipartidismo se ha llevado la totalidad de los escaños que reparten ocho circunscripciones. Además de las mencionadas anteriormente, lo ha hecho en Huesca y Palencia, que reparten tres escaños cada una. En ambas, Ciudadanos ha perdido el escaño que consiguió en abril y su voto transferido directamente al PSOE en la primera provincia y al PP en la segunda.

Y en Burgos y La Rioja, el bipartidismo también se ha llevado los cuatro escaños que reparte cada territorio, quedándose Ciudadanos sin el único escaño que sacó por cada provincia el 28A.

Los doce municipios que solo votan a PSOE y a PP están en la España vaciada

PSOE y PP se han llevado la rotunda totalidad de los votos en diez municipios españoles de la llamada España vaciada. Son municipios cuyo censo electoral no llega de media a los 14 electores. La mayoría, son localidades de Soria -Carrascosa de la Sierra, Valdelagua del Cerro, Maján y Suellacabras, votando estos dos últimos exclusivamente al PP-.

El resto, son pequeños municipios de Burgos -Palacios de Riopisuerga y Villamedianilla-, Guadalajara -Cendejas de la Torre e Hijes-, La Rioja -Valdemadera y Zarzosa-, Teruel -Almohaja- y Toledo- Illán de Vacas-.

Llama la atención este último pueblo, Illán de Vacas, porque solo cuenta con tres inscritos en el censo electoral y no han logrado ponerse de acuerdo para votar lo mismo en estas elecciones: dos lo han hecho al PSOE, y uno al PP.

Noticias

anterior siguiente