Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Así ha variado el número de votos: Cs pierde más de la mitad en todas las provincias

Por
Elecciones generales 10N: Electores depositan su voto en un colegio electoral en Madrid.
Los diputados 'cuestan' un número de votos diferente dependiendo de dónde se presenta cada partido y su implantación territorial. EFE

El PSOE ha vuelto a ganar las elecciones generales con 6,7 millones de votos, unos 700.000 votos menos que en las elecciones del 28 de abril. No es el partido que más votos ha cedido, dado el desplome sin parangón de Ciudadanos, que ha perdido el 60% de sus votos, al caer de 4,1 a 1,6 millones de votos. De esta manera, el partido de Albert Rivera ha pasado de ser la tercera fuerza a nivel nacional a la sexta, superado incluso en escaños por los independentistas de ERC. Por su parte, el PP sigue segundo, al ganar casi 700.000 votos, mientras que Vox protagoniza el mayor ascenso, de casi un millón de papeletas, hasta el 15% del total. En este escenario de subidas y bajadas, Unidas Podemos también ha perdido unos 600.000 votantes. 

Vox, el partido de extrema derecha liderado por Santiago Abascal, es el que más ha crecido entre unas elecciones y otras962.890 votantes, en abierto contraste con Ciudadanos, al que se le han escapado 2.499.060 votos por todo el país, el gran perdedor de estas elecciones. En el siguiente gráfico, se puede ver la evolución en votos que han tenido los principales partidos provincia por provincia, incluyendo el Más País de Íñigo Errejón, que concurría por primera vez presentándose en 18 circunscripciones. Las burbujas rojas significan pérdida de votos y las verdes, ganancia. 

PSOE

El PSOE ha perdido votos por toda España. Junto a Unidos Podemos, los partidos que fracasaron en la formación de gobierno en julio han perdido 1,36 millones de votos. La única circunscripción en la que el PSOE ha ganado votos ha sido La Rioja, apenas 133 papeletas más. Solo entre Madrid y Barcelona el PSOE se ha dejado 206.000 papeletas de las 727.772 que ha perdido, el 28% del total. En la pugna por el voto en Cataluña, los socialistas del PSC mantuvieron el tipo en las provincias catalanas frente a ERC, salvo en Barcelona, donde perdieron 131.000 papeletas, por las 57.000 que cedió Esquerra Republicana.

PP

Por el contrario, el PP ha ganado votos en todas las circunscripciones, con las salvedades de Teruel y Ceuta. En la circunscripción aragonesa, los votos a los partidos tradicionales y nuevos han virado a una formación local, Teruel Existe, que ha ganado por primera vez un escaño en el Congreso. Los 'populares' cedieron 1.048 votos en esta circunscripción. Y en Ceuta, el PP ha seguido como tercero, cediendo solo 715 papeletas. En la ciudad autónoma, Vox ha subido casi 2.700 votos y se ha llevado el escaño. El PP ha experimentado su mayor crecimiento en votos en Madrid (127.507 papeletas más que en abril).

Vox

Vox se convierte en tercera fuerza parlamentaria por delante de Unidas Podemos, ERC y Ciudadanos, y ha ganado la partida al PP en nueve territorios donde ha sido más votado que el partido de Pablo Casado: de norte a sur, Girona, Tarragona, Guadalajara, Huelva, Sevilla, Cádiz, Granada, Murcia y Ceuta.

Su pugna con el PP por liderar el centro-derecha se hace sensible sobre todo en el sur de la península y donde hay mayor presencia de inmigración. En algunas provincias de Andalucía y la Región de Murcia el crecimiento de Vox es entre cuatro y siete veces mayor que el del PP, respectivamente. En Sevilla, gana más de 51.000 nuevos votos por los 25.000 de la lista del PP. También en las provincias de Canarias, el partido de Abascal ha ganado más votos que los 'populares'. Por otro lado, en Barcelona (72.503 a 69.135) y Tarragona (10.998 a 8.482) Vox ha sumado más votos nuevos que el PP, en unos comicios marcados por las protestas y disturbios en Cataluña tras la sentencia del 'procés'. Solo en Madrid el crecimiento del partido de extrema derecha es más corto que el del PP.

Unidas Podemos

El partido de Pablo Iglesias es, junto a Ciudadanos, el único que ha perdido votos en las 52 circunscripciones españolas, un total de 635.744. Su tendencia junto a la del PSOE subraya la bajada generalizada de la izquierda en estas elecciones, que no pudo compensar la aparición de Más País. Es más, en 16 circunscripciones, la formación morada ha perdido más votos que los socialistas. Destacan los casos de Madrid (-150.772 votos frente a los -75.702 del PSOE) y las mayores pérdidas relativas que ha sufrido también Unidas Podemos en las tres provincias del País Vasco y descensos de en torno a 20.000 votos en los territorios andaluces de Sevilla, Málaga, Cádiz y Granada.

Ciudadanos

Ciudadanos ha sido el gran perdedor, sin paliativos. Después de subir continuamente en votos desde 2015, se ha despeñado a una profundidad solo equiparable a la de la UCD que pasó en 1982 de 157 escaños a solo 11. Ha perdido 2,5 millones de votos en tan solo seis meses, al pasar de 4,15 millones de abril a los 1,63 de noviembre. No hay apenas una circunscripción donde la caída de Ciudadanos no haya sido drástica, la mayor de todos los partidos -salvo el caso de Gipuzkoa-, incluso en aquellas circunscripciones pequeñas donde ya contaba con poco volumen de apoyos.

En todas las circunscripciones, el partido del dimitido Albert Rivera se ha dejado como mínimo la mitad de los votos de abril. En porcentaje, sobresale la caída en Cantabria, donde los 38.702 votos perdidos respecto a abril son el 71,5% de los que consiguió entonces. En volumen, destaca por encima de todas la caída en Madrid, provincia donde el partido de Albert Rivera ha perdido 466.715, el 18% de todos sus votos perdidos, y Barcelona, por lo que tiene de significativo perder casi 200.000 votos (199.176, exactamente), el equivalente a perder el 53,5% de los que tenía en la capital catalana.

Más País

El partido de Íñigo Errejón se presentaba en coalición con Equo, con Compromís en la Comunidad Valenciana y con la Chunta en Aragón. Como es natural, todos sus votos cosechados son ganancias, porque no había concurrido antes a unas elecciones generales. En el gráfico se observa que el partido de Errejón no pudo cumplir el objetivo que se había planteado de recoger el voto del descontento con el PSOE y Unidas Podemos por no alcanzar una coalición de gobierno. En ningún caso la nueva formación de izquierdas fue capaz de absorber todo el voto perdido por los otros dos partidos. Madrid fue donde más cerca estuvo de compensar las sangrías de voto en la izquierda, dado que en Valencia la coalición de Més Compromís, con sus 121.581 votos, perdió 4.000 votos respecto a los que obtuvo en solitario Compromís en las elecciones de abril.

Noticias

anterior siguiente