Enlaces accesibilidad

Investidura

Rivera mantiene su 'no' a Sánchez pero afirma que "hay tiempo" para que rectifique

  • El líder de Cs ofrece su abstención a cambio de tres condiciones sobre Navarra, Cataluña y la fiscalidad
  • Sánchez le responde diciendo que ya cumple con las tres. Ambos discrepan sobre su visión del "constitucionalismo"

Por
Rivera mantiene su 'no' a Sánchez mientras no "rectifique" y acepte una "solución de Estado"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha mantenido que votará 'no' en una eventual investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, mientras éste no "rectifique" y acepte la "solución de Estado" que ha propuesto desde la oposición. Una solución que pasa por aceptar tres condiciones relativas a Cataluña, Navarra y fiscalidad que propuso el lunes el líder naranja.

[Sigue en directo minuto a minuto la última hora de las negociaciones para el desbloqueo político]

"Si Sánchez rectifica, todavía hay tiempo de que este país se ponga en marcha, pero sólo hay una persona que tiene que decidir si quiere un acuerdo de gobierno con los populistas y nacionalistas, una solución de Estado con los constitucionalistas o quiere elecciones para que España siga bloqueada seis meses ya".

Rivera se ha manifestado así después de participar en la ronda de contactos que ha mantenido este martes el rey Felipe VI con algunos líderes políticos -las reuniones comenzaron el lunes-. Una ronda tras la cual el monarca debe decidir si propone o no un candidato para una investidura que pueda prosperar antes de la media noche del próximo lunes. De lo contrario, se convocarán automáticamente elecciones para el 10 de noviembre.

La  'vía Ciudadanos' propuesta por Rivera pasa por tres condiciones: no indultar a los líderes del procés y "planificar la eventualidad" de aplicar el artículo 155 en Cataluña, que haya un gobierno constitucionalista en Navarra sin dependencia de los nacionalistas y Bildu, y no subir los impuestos a familias y autónomos.

Rivera ha movido ficha este martes con una carta dirigida a Sánchez para que ambos se encontraran en una reunión de "urgencia" y mantenía su ofrecimiento para abstenerse a cambio de que Sánchez firmara sus condiciones.

Pero los socialistas han descartado la reunión con Rivera y Sánchez ha respondido, también por carta, que ya cumple con las tres condiciones para que Cs se abstenga en la investidura, argumentando que está plenamente comprometido con la defensa de la Constitución tanto en Navarra como en Cataluña y que tiene intención de aliviar la carga fiscal sobre la clase media y trabajadora.

Tras recibir su misiva y mantener una conversación telefónica con Sánchez, Rivera ha calificado la respuesta del dirigente socialista como una "tomadura de pelo" porque "es mentira" que el PSOE esté cumpliendo con dichas condiciones. Por ello, mantiene su 'no' a la investidura si Sánchez no "rectifica", tal y como ha expuesto Ciudadanos en un comunicado.

A lo largo de la mañana, Sánchez ha abierto sin éxito una ronda de contactos telefónicos con los distintos líderes: sólo ha servido por ahora para constatar la falta de apoyos en Podemos -mantiene su abstención-, en PP y Ciudadanos -reiteran su 'no'-.

El PSOE considera el movimiento de Cs como un "golpe de efecto"

En una rueda de prensa después de celebrarse la reunión de portavoces en el Congreso, la portavoz socialista y miembro del comité negociador del PSOE para la investidura, Adriana Lastra, ha calificado la oferta de Ciudadanos como un "golpe de efecto" que no plantea "nada serio".

Lastra: "Estamos cansados de los golpes de efecto. No creo que planteen nada serio"

"La vía de Ciudadanos ni la conozco, pero estamos un poco cansados de los golpes de efecto. Es el día de la responsabilidad y no del tacticismo ni del relato", ha expuesto Lastra, quien ha incidido en que "no hay ninguna cuestión" que impida a Ciudadanos a abstenerse ya que su partido "ha demostrado que defiende la Constitución, la unidad territorial del Estado y las clases medias y trabajadoras".

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Ábalos asegura que aceptarían el apoyo de Ciudadanos

Lastra ha echado en cara al líder naranja las veces que ha rechazado reunirse con Sánchez desde que el PSOE ganó las elecciones el 28 de abril y ha considerado que, tras estar "cinco meses desaparecidos, necesitaban ponerse el foco encima" con esta oferta. 

"Han dicho que Sánchez tiene un plan, una banda, que es un peligro para España", ha proseguido Lastra, quien ha incidido en preguntarse qué es lo que están planteando con su oferta: "Creo que nada serio". 

El PSOE mira a Podemos pero sin fe en que haya investidura

Mientras, el PSOE insiste en que para presentarse a la investidura le hace falta el apoyo de Podemos, algo que descartan casi en su totalidad. Pablo Iglesias ha trasladado a Sánchez que Podemos se abstendrá en una hipotética investidura en caso de no pactar un gobierno de coalición, e incluso se plantea cambiar su sentido del voto si hubiera un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos.

Lastra: Lo que nos falta es el 'sí' de Pablo Iglesias

"Lo que nos falta es el 'sí' de Pablo Iglesias, estamos esperando a que el Jefe del Estado le diga que desbloquee la situación", ha insistido Lastra. Sin embargo, si mantiene su abstención y PP y Cs no se mueven de sus posiciones, ha destacado que no hay "ninguna investidura posible".

Sobre la posibilidad de que Unidas Podemos apoye la investidura de Sánchez sin un acuerdo programático previo, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos ha añadido que lo aceptarían y Sánchez acudiría a la investidura.

En cualquier caso, Ábalos ha insistido que Sánchez no aceptará ser candidato a la investidura si antes no cuenta con los apoyos necesarios: "Si no hay ningunas garantías de hacer una investidura tampoco hace falta que vaya a una ceremonia del fracaso".

Si el rey no propone un candidato, habrá elecciones

El rey Felipe VI cerrará este martes su ronda de consultas con los representantes de los partidos y certificará si los españoles tendrán que acudir de nuevo a unas elecciones generales el próximo 10 de noviembre o si es posible un acuerdo de última hora que permita el desbloqueo político y la investidura de Pedro Sánchez como presidente.

Tras reunirse el lunes con dirigentes de ocho partidos, el monarca se ha reunido este martes en la Zarzuela con Laura Borràs (Junts per Catalunya), Jaume Asens (En Comú Podem), Santiago Abascal (Vox) y Pablo Iglesias (Podemos), quien ha pedido al rey su "mediación y arbitraje". Por la tarde será el turno de Rivera (Ciudadanos), Casado (PP)y Sánchez (PSOE).

Será a las 18:00 horas cuando recibirá en el Palacio de la Zarzuela al presidente del Gobierno en funciones y comente con él si, tras las reuniones con el resto de partidos, hay alguna posibilidad de que pueda ser elegido presidente en un segundo intento.

Al término de ese encuentro, Felipe VI trasladará a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, si habrá nuevo debate de investidura o automáticamente el 23 de septiembre se convocarán las elecciones del 10 de noviembre.

De acuerdo con precedentes anteriores, si propone un candidato, será Batet quien lo comunique en una comparecencia en el Congreso, pero si la única salida son las elecciones, se conocerá mediante un comunicado de Zarzuela.

En la primera tanda de consultas del rey este lunes participaron los partidos minoritarios PRC, Compromís, UPN, CC, PNV y las confluencias de Unidas Podemos -IU, Equo y Galicia en Común-, que trasladaron al jefe del Estado su pesimismo respecto a la posibilidad de un acuerdo de investidura. 

También constataron la imposibilidad de que Felipe VI medie para que haya una coalición de PSOE y Unidas Podemos, como ha pedido Iglesias.

Noticias

anterior siguiente