Enlaces accesibilidad

Investidura

Rivera plantea al PP una abstención conjunta para investir a Sánchez con "tres condiciones"

  • Las tres exigencias: no indultar a los acusados del 'procés', devolver a Navarra "al constitucionalismo" y no subir impuestos
  • Rivera y Casado se han reunido en el Congreso pero no concretan sí accederán a la abstención

Por
Rivera propone al PP una abstención conjunta para investir a Sánchez con "tres condiciones"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha propuesto este lunes que su formación y el PP faciliten con una abstención la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, para evitar ir a nuevas elecciones, pero ha establecido tres condiciones: respuesta conjunta en Cataluña sin indultos y planificando la aplicación del artículo 155 de nuevo, romper con EH Bildu en Navarra y "no subir los impuestos a las familias y a los autonómos".

Rivera y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, han mantenido una reunión de dos horas en el Congreso para tratar este asunto, pero no será hasta este martes tras ser recibido por el rey cuando Casado valore publicamente el encuentro.

Aunque el PP ha evitado pronunciarse sobre la propuesta de Ciudadanos, sí que coincide con Rivera en las reclamaciones al PSOE sobre política territorial, modelo constitucional y economía y "la pelota continúa en el tejado de Pedro Sánchez", según han asegurado fuentes del PP tras la reunión en el Congreso.

A la salida del encuentro, Albert Rivera ha señalado que ha ido "todo muy bien" y en un comunicado su formación tampoco ha concretado si cuenta con el apoyo del PP para la iniciativa de la abstención, pero le piden a Sánchez que "rectifique y se comprometa públicamente y por escrito a las tres condiciones de Estado".

Por su parte, el presidente en funciones ya había respondido que "no hay ningún obstáculo para que PP y Ciudadanos se abstengan" y añadió que desde las elecciones él siempre ha reclamado un abstención técnica de ambos partidos.

A través del comunicado 'Por un Gobierno progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas', el PSOE ha instado a Cs exclusivamente a facilitar, con su abstención, "la formación de un Gobierno progresista y evitar la repetición electoral".

En este sentido, han señalado que las tres condiciones planteadas por Ciudadanos "ya forman parte de la posición política que siempre ha defendido el PSOE" en "cualquier territorio de España", han apuntado en el comunicado lanzado a última hora de este lunes.

Las tres condiciones de Cs

El líder de Cs ha irrumpido su oferta en medio de la ronda de consultas abierta por el rey Felipe este lunes como paso previo para desbloquear la investidura o disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones legislativas el 10 de noviembre.

"Si Sánchez dice sí a un gobierno constitucionalista en Navarra, al respeto a las sentencias del procés y a no indultar a los condenados y se compromete con la economía española", ha explicado Rivera en una rueda de prensa, "Ciudadanos estaría dispuesto a desbloquear la investidura".

Para Rivera, "son tres condiciones que puede asumir cualquier constitucionalista", pero ha explicado que hace falta que Sánchez acepte los tres requisitos.

La primera de las condiciones tiene que ver con Cataluña y la próxima sentencia del 'procés'. Al respecto, Rivera ha pedido que no se indulte a ninguno de los acusados si son declarados culpables.

Pero asimismo ha pedido que se planifique la aplicación del artículo 155 en Cataluña porque, según Rivera, Torra ya ha anunciado que no acatará la sentencia y "no asume la legalidad democrática". "Hay que prepararse y proteger la democracia juntos", ha advertido el líder de Cs.

Sobre Navarra, Rivera ha señalado que el PSOE deberá "romper con Otegi", ya que fue EH Bildu el que posibilitó con su abstención que la socialista María Chivite fuera investida presidenta de Navarra con los votos del PSN, Geroa Bai y Podemos, y así, "devolver a Navarra al constitucionalismo".

Según Rivera, debería abrirse una negociación para que gobierne Navarra Suma (UPN, PP y Cs), que fue la lista más votada en las últimas elecciones autonómicas.

Y la última exigencia se refiere a la economía española. Rivera pide que no se suban los impuestos a las familias, ni cargas adicionales a los autónomos.

El líder pretende brindar una "solución de Estado", demostrar que "la oposición esté a la altura de las circunstancias" y evitar una nueva cita electoral que "costaría 175 millones de euros" a las arcas públicas. Rivera se ha mostrado muy crítico con Sánchez, a quien ha acusado de llevar "meses peleándose por los sillones y haciéndonos perder el tiempo y el dinero a todos los españoles", en referencia a las negociaciones con Unidas Podemos para lograr la investidura.

El PP acusa a Sánchez de haber rechazado sus propuestas anteriores

Respecto a la propuesta de Rivera, fuentes del PP han explicado que Casado está "dispuesto a reunirse, como siempre ha hecho, tanto con Rivera, como con Pedro Sánchez, pero que el líder socialista siempre ha rechazado todas las propuestas 'populares' en términos similares. 

En este sentido, han recordado que el líder del PP planteó tras las elecciones generales y las autonómicas "un acuerdo en política fiscal y presupuestaria y consensuar una actuación conjunta en Cataluña", también un "pacto para que los constitucionalistas gobernaran en Navarra con el apoyo de Navarra Suma, pero han asegurado que Sánchez "dio portazo" a todos estos ofrecimientos. 

También Vox y UPN se han pronunciado respecto a la oferta de Rivera. En el caso de Vox, el portavoz de la formación, Iván Espinosa de los Monteros, ha aplaudido la propuesta de un "tricentrito" formado por Cs, PP y PSOE. "Nos alegra que se intente llegar a un acuerdo porque siempre será mejor la moderación socialdemócrata del PP que la radicalidad progre del PSOE y que se pongan en manos de los aún más radicales de Unidas Podemos", ha argumentado.

Desde UPN, apoyan la propuesta lanzada por Rivera, pero consideran que el presidente del Gobierno en funciones ya ha elegido a EH Bildu como socio, como ya hiciera en agosto cuando la izquierda abertzale permitió aupar a la Presidencia de Navarra a la socialista María Chivite.

Noticias

anterior siguiente