Enlaces accesibilidad

Zona euro

El plan del BCE para reactivar la economía: volver a comprar deuda, cobrar más a la banca y aplazar subidas de tipos

  • El organismo rebaja la previsión de crecimiento y de inflación de la zona euro para este año y el que viene
  • Nuevo toque de atención de Draghi a los gobiernos: pide a los que puedan, como Alemania, que estimulen la economía

Por
Nuevas medidas de estímulo del Banco Central Europeo

Mario Draghi avanzó que el Banco Central Europeo (BCE) movería ficha para intentar relanzar la economía europea y así ha sido. El organismo ha aprobado un paquete "poderoso" de medidas, entre las que destacan el regreso de su programa de compra de deuda, hasta 20.000 millones de euros todos los meses desde el 1 de noviembre, y la rebaja a la facilidad de depósito -es decir, que le cobra más a la banca por guardar su dinero- hasta el -0,5% (hasta ahora estaba en el -0,4%).

El BCE constata que la economía europea se está debilitando -algunos países rozan ya la recesión técnica, como Alemania- y asegura que este estado de flojeza se está prolongando. Así lo reflejan sus previsiones macroeconómicas desveladas por su presidente en rueda de prensa.

Draghi ha señalado que el organismo espera que el PIB de la zona euro se expanda un 1,1% este año y un 1,2% el que viene, lo que supone una rebaja de una décima en 2019 y de dos décimas en 2020 respecto a lo estimado solo tres meses atrás. Para 2021, el BCE mantiene el crecimiento en el 1,4%.

El BCE aprueba varios estímulos para despertar a la economía europea

Tampoco mejoran las perspectivas en lo que a la inflación se refiere. "Sigue bajando el panorama de la inflación", ha asegurado el banquero italiano, que también ha rebajado la previsión de precios para los próximos tres ejercicios hasta el 1,2% este año, el 1% el que viene y el 1,5% en 2021. En todos los casos se sitúa lejos de su objetivo, que es que esté cerca del 2%, pero por debajo de esa barrera.

Pese a todo lo anterior, Draghi ha insistido en que el riesgo de que la zona euro entre en recesión "es débil". Aunque introduce un matiz y señala que el peligro de que la economía se contraiga "aumenta". "Los riesgos al pronóstico siguen alineados a la baja por factores geopolíticos, el aumento del proteccionismo a nivel mundial y las debilidades de los países emergentes", ha afirmado.

Se pospone la subida de tipos, que no aumentarán en 2020

Ya dijo en enero Draghi que volvería a comprar deuda si "las cosas van muy mal". Y así ha sido. El programa de adquisición de activos (APP, por sus siglas en inglés), que se había cancelado el pasado mes de enerose reactiva "durante el tiempo que sea necesario", sin fecha de finalización. Aún así, el BCE da una pista de cuándo puede acabar y señala que finalizará poco antes de que vuelvan a subir los tipos de interés.

Ese incremento cada vez se ve más y más lejos. De hecho, en su comunicado, el BCE señala que no las va a subir por el momento y elimina toda referencia a una fecha en concreto: nada de aumentar tipos a mediados de 2020, tal y como preveía. Así, deja la tasa principal en el mínimo histórico del 0% y mantiene en el 0,25% lo que le cobra a las entidades por prestarles dinero a un día, pero penaliza aún más que la banca deje guardado su dinero en el BCE en vez de destinarlo al crédito productivo.

Sin embargo, ante las quejas de las entidades (y de algunos países), también ha anunciado medidas para mitigar el efecto que tienen en las cuentas de resultados de los bancos los tipos negativos. El 31 de octubre, el supervisor introducirá un sistema de dos niveles, de tal manera que cobrará solo ese 0,5% por una parte del exceso de liquidez de las entidades.

Además de la compra de deuda y del cambio en los tipos de interés, el Banco Central Europeo cambiará las condiciones de las operaciones de liquidez a largo plazo, las denominadas TLTRO III, que tendrán un plazo de tres años (y no dos) para su amortización. El objetivo, "preservar unas condiciones de préstamo bancario favorables".

Enésimo toque de atención a los gobiernos

"Ofrecemos un estímulo monetario para garantizar que las condiciones financieras son buenas", ha afirmado el presidente del BCE este jueves. Pero Draghi ha vuelto a pegarle un toque de atención a los países. 

A aquellos que tienen margen para poder tomar medidas que estimulen la economía, como puede ser el caso de Alemania que, además, está al borde de la recesión técnica, les pide que lo hagan. "En cuanto a las políticas fiscales, los gobiernos con espacio fiscal deberían actuar de manera efectiva y oportuna", ha señalado.

Mientras, en los países donde la deuda pública es alta, caso de España, Italia o Francia, "los gobiernos deben seguir políticas prudentes". En cualquier caso, "todos los países deberían reforzar sus esfuerzos para lograr una composición de las finanzas públicas más favorable al crecimiento", ha afirmado Draghi.

Trump vuelve a criticar a la Reserva Federal

Nada más conocerse las medidas del BCE, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado por segundo día consecutivo a la Reserva Federal de su país, a la que este miércoles urgió a bajar los tipos de interés "a cero o menos".

Este jueves, Trump ha asegurado que mientras el BCE baja tipos para "depreciar el euro contra un MUY fuerte dolar, dañando las exportaciones estadounidenses", la Fed permanece sentada.

Noticias

anterior siguiente