Enlaces accesibilidad

Tiroteos en EE.UU.

Más de 200 alcaldes de EE.UU. incluidos los de El Paso y Dayton, reclaman al Senado mayor control de armas

  • Piden que se voten dos leyes para estrechar el control de armas de fuego y su venta
  • Una pide control de antecedentes y la otra tiempo para que el FBI los compruebe

Por
Nine Killed, 27 Wounded In Mass Shooting In Dayton, Ohio
AFP SCOTT OLSON

Más de 200 alcaldes estadounidenses han reclamado este jueves a los miembros del Senado que regresen de las vacaciones para valorar dos proyectos de ley de control de armas aprobados por la cámara baja. A la petición se han sumado los regidores de El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), escenarios de las últimas masacres con 31 víctimas mortales. 

"Los trágicos eventos en El Paso y Dayton este fin de semana son solo los últimos recordatorios de que nuestra nación ya no puede esperar a que nuestro Gobierno federal tome las medidas necesarias para evitar que las personas que no deberían tener acceso a las armas de fuego puedan comprarlas", indican los 214 alcaldes en una carta.

Entre los firmantes de la misiva -enviada al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y al demócrata de mayor rango de esa cámara, Chuck Schumer- se encuentran los alcaldes de El Paso, Dee Margo, y de Dayton, Nan Whaley, así como los responsables de otras ciudades que han sufrido tiroteos masivos en los últimos tiempos, incluidos los de Orlando y Parkland (Florida), Pittsburgh (Pensilvania) y Annapolis (Maryland).

Control de antecedentes penales

En febrero, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una ley según la cual el Gobierno federal debería hacer un control de antecedentes penales de todos aquellos que quieran comprar un arma, incluidos los que las adquieren en internet o en festivales de armas. Actualmente, a nivel federal, ninguna ley obliga a hacer controles de antecedentes a quienes venden armas en internet o en esos festivales.

El segundo proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes busca ampliar el tiempo que una persona tiene que esperar para comprar un arma: ahora, el FBI tarda unos tres días en hacer control de antecedentes, por lo que lo que en general cualquiera puede adquirir una pistola en ese tiempo.

La nueva ley propone ampliar a diez días ese periodo con el objetivo de impedir que alguien, de manera impulsiva, se haga con una pistola para perpetrar un acto violento o suicidarse.

Ciudades más seguras

En su carta, los alcaldes consideran que ambos proyectos de ley "harían más seguras" sus ciudades y a sus vecinos. Además, opinan, "de ninguna manera comprometerían los derechos de los propietarios de armas", protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense.

La carta de los dirigentes locales llega cuando varios demócratas han presionado a McConnell para que vuelva a convocar al Senado, dominado por los republicanos y cuyos integrantes están de vacaciones.

Sin embargo, el republicano se ha mostrado contrario y ha asegurado que se trata de "retórica teatral partidista y de campaña", según medios locales. 

Manifestaciones contra las armas 

Esta semana, cientos de personas han clamado este miércoles contra la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump a El Paso, en Texas, y Dayton, en Ohio.

Los manifestantes esgrimieron carteles con acusaciones de "racista" por su discurso antiinmigración y exigieron "hacer algo ya" contra la venta de armas.

Trump aseguraba justo antes de su visita que "no hay disposición en los políticos" para prohibir los rifles de asalto y planteó controlar los antecentes de los compradores.

Noticias

anterior siguiente