Enlaces accesibilidad

Debate de investidura

Rivera asegura que Cs votará 'no' "con las dos manos" al "plan Sánchez" y "a su banda"

Por
Rivera asegura que Cs votará 'no' "con las dos manos" al "plan Sánchez" y "a su banda"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado de manera tajante que su grupo votará 'no' en la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez: "Vamos a votar que 'no' con las dos manos: 'no' al plan Sánchez y 'no' a la banda que lo va a ejecutar", ha asegurado en referencia a sus posibles socios de Unidas Podemos, los nacionalistas catalanes y Bildu.

[Sigue el especial del Debate de Investidura a Pedro Sánchez en RTVE.es]

En su turno de intervención en el debate de investidura, Rivera ha mostrado con dureza la posición que mantendrá no solo en la votación de este martes, sino durante la legislatura, intentado asignarse el papel de líder de la oposición, un rol que le ha recordado después Sánchez no tiene porque es la tercera fuerza de la Cámara.

El líder de Ciudadanos ha avisado de que su grupo "con 57 escaños", va a "vigilar su plan" y ha reconocido que aunque lo cómodo sería "mirar hacia otro lado" y dejar a los socialistas formar gobierno, como reiteradamente le ha solicitado Pedro Sánchez"lo decente", "lo sensato" y "lo correcto" es oponerse a lo que ha llamado "plan Sánchez"

"Nos vamos a oponer al modelo de la España sectaria que usted quiere con quienes han legitimando el golpe de Estado en Cataluña y los atentados terroristas durante tantos años", ha explicado.

Acusa a Sánchez de "tener un plan" y "una banda"

Según Rivera, lo que ha denominado como "plan Sánchez" es un plan cuya única finalidad es "perpetuarse en el poder" y que solo es "bueno" para el líder socialista y sus "enchufados", y ha puesto de ejemplos al dirigente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Luis Tezanos o a la presidenta de RTVE, Rosa María Mateo, pero ha considerado que es un "mal plan para los españoles". 

Rivera acusa a Sánchez de "tener un plan" y de "tener una banda" para "perpetuarse en el poder"

También ha acusado a Sánchez de "hacer puro teatro", porque, aunque pide la abstención de su grupo y del PP en la investidura, está fraguando un pacto con la formación de Pablo Iglesias y los nacionalistas en la "habitación del pánico", porque, ha asegurado, se reparten "sillas con Podemos"y "concesiones a los independentistas" en la "habitación de al lado".

Para Rivera, "la banda lleva tiempo funcionando". En concreto, ha afirmado, lleva funcionando "desde la moción de censura" contra Mariano Rajoy. Y ha aprovechado también para afearle que el PSOE haya pactado con Bildu en Navarra y con los independentistas catalanes en la Diputación de Barcelona.

Le reprocha que haya ignorado el problema de Cataluña

Por otro lado, Rivera ha reprochado a Sánchez que en su discurso no haya hecho ninguna referencia a Cataluña, que es lo que ha considerado "el principal desafío a la democracia". "Al no decir ni una palabra de Cataluña, lo ha dicho todo", ha asegurado.

En su opinión eso muestra lo que quiere hacer allí con "quienes son sus socios", que es "mirar para otro lado", y le ha advertido de que la mayoría de catalanes se sienten "desamparados" por el Gobierno socialista. 

También le ha criticado que en su programa, el PSOE apueste por que el nombramiento de jueces en Cataluña sea una competencia de la Generalitat: "¿Ha visto la que han liado los golpistas en Cataluña sin nombrar jueces?", le ha preguntado de manera retórica. 

Rivera ha insistido en que "no hay nada que hablar con quienes quieren liquidar España" y le ha recordado que la única receta es "aplicar la ley y la justicia" y que "el Constitucional es parte de la solución frente a los atropellos a la democracia que han cometido sus socios". 

Asimismo ha acusado al Gobierno de Sánchez de "legitimar a los odiadores", con especial mención a la vicepresidenta Carmen Calvo y al ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, para quien ha vuelto a pedir su cese.

En este sentido, ha lamentado la actitud de los socialistas en manifestaciones de carácter social como la del Día de la Mujer el 8M o la del Orgullo Gay. "Ahora para ir al 8M hay que pedirle permiso al Carmen Calvo. [...]. Y para ir al Orgullo hay que llamar a Marlaska", ha afirmado.

Además, Rivera le ha preguntado en varias ocasiones, tanto en su primera intervención, como en los turnos de réplica, que si tiene pensado dimitir en el caso de que haya sentencia condenatoria al PSOE en el caso de los ERE de Andalucía

Por contra, el líder de Ciudadanos ha tendido la mano a Sánchez para "hablar de España" y para cerrar "pactos de Estado" como contra el terrorismo o contra el cambio climático. "Hay espacio de entendimiento para los pactos de Estado donde no tengan que entrar los nacionalistas", ha aseverado.

Sánchez insiste en pedir la abstención de Ciudadanos

En su turno de réplica, el candidato socialista a ha vuelto a lanzar la misma petición que ya hiciera en su respuesta al presidente del PP, Pablo Casadola abstención de Ciudadanos. 

"Le pido que se abstenga por el bien de España, por el bien del país que dice tanto querer", ha solicitado, al tiempo que le ha pedido que escuche las encuestas, pues "el 70% de los votantes de Ciudadanos quiere que faciliten la investidura". 

Pero no solo le ha pedido la abstención. Sánchez ha aprovechado su primer turno de réplica para criticar la actitud de Rivera y su empeño en poner un "cordón sanitario" al PSOE y ha lamentado que le reproche pactos con independentistas cuando no impide que dependa de ellos para la investidura.

"Facilite la formación de un gobierno y si no quiere que dependa de fuerzas antagónicas, lo que tendrá que hacer es abstenerse porque ser demócrata es aceptar el resultado electoral", ha insistido el presidente en funciones.

Sánchez, por su parte, le ha afeado a Rivera que "se abrace a Vox" en comunidades como Andalucía, pero que luego trate de hacer que "parezca un accidente" y que siga "apuntalando la corrupción del PP", al pactar con el partido de Pablo Casado en territorios donde la "corrupción es sistémica como Madrid y Murcia".

Además, el jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que Cs "no lidera la oposición" porque no lo han querido los españoles y "tampoco lidera la derecha". 

Tras un intenso cara a cara, en su segundo turno de réplica, Sánchez ha rechazado seguir discutiendo y se ha limitado a decir: "Nos ha quedado claro, señor Rivera. En fin, he entendido el mensaje".

Noticias

anterior siguiente