Enlaces accesibilidad

Sanfermines 2019

Sexto encierro de San Fermín emocionante y peligroso con un herido por asta de toro

Por
Sexto encierro de los Sanfermines 2019: Emoción con los toros de Núñez del Cuvillo

Joaquín Núñez del Cuvillo

Aguaclara (nº 46): 500 kg, negro mulato

Rosito (nº 100): 560 kg, colorado

Pregonero (nº 115): 498 kg, jabonero

Turulato (nº 126): 525 kg, negro

Palmero (nº 148): 525 kg, negro

Arrojadizo (nº 149): 460 kg, castaño

El sexto encierro de los Sanfermines 2019, protagonizado por la ganadería gaditana de Joaquín Núñez del Cuvillo, ha sido emocionante, peligroso y rápido, con una manada que se ha partido en la calle Estafeta, tras la caída de varios morlacos, y que ha dejado un herido por asta de toro y cuatro contusionados, según el primer parte médico.

[Sigue el especial de los Sanfermines 2019 en RTVE.es]

La carrera ha sido distinta a lo habitual en los cinco encierros anteriores, porque la torada no ha ido tan compacta y tan arropada por los cabestros, aunque ha sido igualmente veloz, pues bravos y mansos han sido los segundos más rápidos de estos Sanfermines 2019, al completar el recorrido en 2 minutos y 18 segundos, solo superados por los de José Escolar del pasado martes.

Sexto encierro de los Sanfermines 2019

Puntualmente a las ocho de la mañana, la manada ha abandonado los corrales de Santo Domingo, liderada en un primer momento, como en días precedentes, por los mansos. Sin embargo, la carrera ha empezado a ser diferente a otros días porque poco a poco, algunos bravos han ganado posiciones y se han colocado a la cabeza, mientras uno negro ha protagonizado momentos de peligro en la cuesta de Santo Domingo.

De hecho, precisamente en esta cuesta, a la altura de la hornacina del santo, es donde tras una caída, ese astado negro ha empitonado en la pierna izquierda a un corredor habitual y conocido de este tramo. 

Tras esta cogida, el toro se ha quedado ligeramente descolgado del grupo y hasta que se ha vuelto a unir a sus hermanos en la plaza del Ayuntamiento, ha mirado a los mozos con intención de embestir a un lado y a otro, pero sin producir más incidencias.

Caídas y división en Estafeta

Una vez más, la manada ha pasado la curva de Mercaderes - Estafeta sin dificultad y sin resbalar, y los astados han tomado la emblemática calles todos juntos, con solo dos cabestros encabezando la carrera, los seis toros detrás y el resto de mansos a la cola.

A mitad de la emblemática Estafeta, la torada se ha dividido tras la caída de un jabonero y otro negro y el resbalón de un tercero, y aunque se han levantado rápidamente, se han formado huecos permitiendo así a los corredores ponerse delante de los cuernos. 

Antes de dejar Estafeta, la manada ha quedado definitamente partida en tres partes, con dos toros encabezando la carrera junto a dos cabestros, otros dos toros más en el medio y los otros mansos, y finalmente a pocos pasos, los dos últimos toros. Y  así, de esta manera, han llegado hasta la plaza y han entrado en los chiqueros.

Las imágenes más emocionantes del sexto encierro

anterior siguiente
14 Fotos 1 / 14 ver a toda pantalla
  • Un toro se acerca mucho a un corredor

    Un toro se acerca mucho a un corredor

    Un toro de Núñez del Cuvillo acaricia con la cornamenta la espalda de uno de los participantes en el emocionante sexto encierro de los Sanfermines 2019.

  • Pregonero traza la curva de la calle Mercaderes

    Pregonero traza la curva de la calle Mercaderes

    Pregonero traza la curva de Mercaderes en el sexto encierro de los Sanfermines 2019, delante del toro jabonero se sitúan varios corredores, entre ellos el madrileño Alejandro Algaba que luce una camiseta roja con su apellido.

Los heridos del sexto encierro

De los heridos, tres corredores navarros han sido trasladados al Centro Hospitalario de Navarra (CHN): el corneado en Santo Domingo y otros dos contusionados, según ha explicado el subdirector de Urgencias, Tomás Belzunegui. El herido por asta de toros es M.J.B., vecino de Cascante, de 57 años, que sufre una cornada en el muslo izquierdo y que tras ser evaluado, será intervenido quirúrgicamente.

Los otros dos contusionados ingresados en el CHN son J.L.B., de Barañáin, de 28 años, que tiene un traumatismo torácico, producido en el tramo de Telefónica, y al que se le hará un escáner para confirmar si sufre un neumotórax, y J.F.I, de Marcilla, de 59 años, que tiene una posible lesión de menisco, ocurrida en la cuesta de Santo Domingo.

Además, otro mozo ha sido llevado al centro sanitario de San Martín, con contusiones menores, y un quinto se ha negado a ser trasladado, según ha explicado Belzunegui.

En cuanto a los heridos de días anteriores, permanecen ingresados en el hospital cuatro corredores, un británico que sufrió un traumatismo el pasado martes, un estadounidense que quedó ingresado en la UCI el pasado miércoles tras acudir al hospital horas más tarde del encierro, así como el corneado de este jueves y otro contusionado de Pamplona también de este jueves.

Los toros de Núñez del Cuvillo

Los astados, procedentes de Vejer de la Frontera, que han corrido este sexto encierro son algo menos pesados que los de las jornadas anteriores y tienen capas más variadas. En concreto, el peso que oscila entre los 498 kilos de Pregonero y los 560 kilos de Rosito, y con pelajes que van desde el negro, el jabonero, el castaño hasta el colorado.

"Se ha notado muchísimo la ausencia de los dos bueyes con los famosos nombres futbolísticos"

Este viernes por la tarde, serán lidiados a partir de las seis y media de la tarde, por los diestros Miguel Ángel Perera y Cayetano, mientras que el matador Andrés Roca Rey, que estaba anunciado para esta corrida, al final es baja tras resentirse de su lesión en un hombro, y le sustituye Antonio Ferrera.

Con el encierro de este viernes, es la décima vez que los morlacos de Joaquín Núñez del Cuvillo participan en la feria de Pamplona. En las ediciones anteriores, la mitad de las carreras fueran limpias y la otra mitad dejaron 10 corneados, aunque ninguno el año pasado.

En 2018, hicieron un encierro de 2 minutos y 50 segundos, limpio y sin percances por asta de toro. Tan solo un toro se quedó rezagado y después en la plaza costó trabajo meterle en los corrales. 

Noticias

anterior siguiente