Enlaces accesibilidad

Sanfermines 2019

Cómo se preparan para Sanfermines los "atletas de alto rendimiento" de la ganadería de La Palmosilla

Por
Los hermanos Juan y Javier Guillén haciendo correr a los toros de La Palmosilla en la finca de La China
Los hermanos Juan y Javier Guillén haciendo correr a los toros de La Palmosilla en la finca de La China (Tarifa). Twitter @La_Palmosilla
  • Divisa: Azul celeste y roja
  • Fecha: 1996
  • Provincia: Cádiz
  • Propietario: José J. Núñez Cervera
  • Procedencia actual: Juan Pedro Domecq Solís, Juan Pedro Domecq y Díez y José Luis Osborne Vázquez

En ochocientos metros de carrera, a un ritmo imposible para los mozos más experimentados y mejor entrenados. Así se presentan las ganaderías en los Sanfermines, con una vertiginosa carrera de poco más de dos minutos en el "escaparate más grande, la feria de mayor proyección internacional", en palabras del ganadero Javier Núñez, que este año lleva por primera vez a los toros de La Palmosilla.

[Sigue el especial de los Sanfermines 2019 en RTVE.es]

Es una "oportunidad única", explica Javier Núñez, "un reto personal y profesional" y también una gran responsabilidad, la de "no quemar este cartucho" y repetir en el cartel en Pamplona. Una apuesta a la que se lanzó hace un año, según asegura, cuando supo que otra ganadería también gaditana, Fuente Ymbro, podía ser baja en los encierros.

Los toros de La Palmosilla, que lidiarán los toreros José Garrido, Javier Marín y Luis David Adame, son la novedad este año en San Fermín, pero mientras se han abierto camino en otras citas del calendario taurino como en la Feria de Abril de Sevilla, donde han acudido por segundo año, y estarán también en la Feria de Málaga en agosto.

"No es fácil preparar catorce toros, es un proceso largo", explica este ganadero, que eligió a los astados que lidiarán en Pamplona el próximo 13 de julio, pensando en "la corrida que más se adapta a los gustos de Pamplona, los más serios y que conformaran un lote con mucho lujo".

El entrenamiento en La China

Se da la circunstancia de que la misma distancia que se corre en el encierro, unos 800 metros, es la que recorren los toros de La Palmosilla en cada una de las cuatro vueltas que dan para entrenarse en la finca de la China.

A medida que se acerca la fecha, explica el ganadero, se van intensificando los entrenamientos, primero mueven a los toros de forma pausada, en un movimiento rítmico que les da fondo y a medida que se acerca la fecha intensifican la preparación. "En los toros, como ocurre con los atletas y los caballos de alto rendimiento, es muy difícil mantener la forma física ideal durante un período muy largo de tiempo", explica Javier Núñez.

El entrenamiento, en su fase más aguda consiste en un recorrido de tres kilómetros que los astados de La Palmosilla completan en cuatro vueltas: la primera de calentamiento, la segunda y la tercera de sprint con poco tiempo de descanso y la cuarta, de recuperación. Terminado este ejercicio, explica Javier Núñez, se cronometra el tiempo que los animales tardan en recuperar su respiración normal con la boca cerrada.

Un toro "de finura, con mucho trapío"

La tarea, como dice el ganadero, "tiene su ciencia", puesto que hay tener en cuenta muchos factores como los sanitarios, los alimenticios y el agua de la que disponen. "A medida que se va acercando la fecha, a lo largo del último año han ido cogiendo más volumen, comen más pienso", explica Javier Núñez, y por eso hay que estar "muy encima de ellos" y observar si alguno de ellos pierde volumen.

A todos estos factores se suman otros como el estado del terreno de la finca en la que se crían, en Tarifa, condicionado por la época del año. Así que, por ejemplo, es más difícil preparar a los toros en primavera, cuando la lluvia forma barro que puede meterse en las pezuñas de los animales y provocarles una dermatitis. Por eso, explica Javier Núñez, las corridas que se celebran en mayo "pueden tener una carencia de preparación", como es el caso de la Feria de San Isidro, en la que esta ganadería no participa desde 2014.

Todos estos factores, la tierra, los cuidados y la procedencia (Domecq y Osborne), hacen de estos toros una ganadería "no especialmente pesadora", aunque alguno de ellos puede llegar a pesar 560 kilos, un animal de "finura", con "mucho trapío" por la conformación de la cara, los pitones, la variedad de pelos (sardos, coloraos, cárdenos, castaños, negros mulatos, castaños bragados...), explica Javier Núñez.

La ganadería de la Palmosilla, de origen Vistahermosa con encaste Parladé, se formó en 1996 a partir de vacas y y sementales de dos ganaderías "punteras", las Juan Pedro Domecq y Joaquín Núñez del Cuvillo.

El aporte de una rama a otra y la crianza en tierra de Tarifa están dando una ganadería con una personalidad "bastante definida", asegura Javier Núñez, que cuenta con orgullo como las raíces de este hierro se remontan a una familia dedicada a la ganadería en Tarifa ya en el siglo XIX, y que después de un paréntesis de 60 años vuelve a tener ganado bravo.

Cómo selecciona las ganaderías la Casa de la Misericordia

El hecho de que La Palmosilla haya llamado la atención de la Casa de la Misericordia, encargada de seleccionar las ganaderías, para esta edición de los Sanfermines convierte también esta cita en "una responsabilidad muy grande", según asegura el ganadero Javier Núñez.

El presidente de la Comisión Taurina de la Casa de la Misericordia, José María Marco García-Mina, explica cómo las ganaderías convocadas a la Feria de Pamplona son ganaderías de "reconocidísimo prestigio y reconocimiento óptimo" y se suele premiar "la actuación del año anterior y el adecuado comportamiento en la feria del toro".

En este caso, había una baja, la de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro, que el año pasado era la que "menos fuerza" había tenido en la plaza, y decidieron, explica García-Mina, dar una oportunidad a una gadadería "de procedencia muy buena, finqueña, muy bien presentada, más nueva que las demás" y que podría repetir en las futuras ediciones.  

"El protagonista total y absoluto es el toro, de manera que en Pamplona siempre se ha tenido preferencia por el todo con una presencia, un determinado volumen y cara, un toro bastante característico", señala el responsable de seleccionar las ganaderías.

Noticias

anterior siguiente