Enlaces accesibilidad

Sanfermines 2019

La novela de San Fermín más allá de Hemingway

  • El Nobel abrió camino e inspiró a otros autores que han abordado la narrativa de San Fermín a través del tiempo
  • Sigue los encierros de los Sanfermines en directo y con multicámara en RTVE.es

Por
Fue informe - Hemingway: Viva San Fermín (1981)

La pasión de Ernest Hemingway por San Fermín es una historia mil veces contada y alimenta el mito literario. El escritor llevó hasta prácticamente todos los rincones del planeta, la esencia de "esa , decía... rara costumbre de soltar los toros para que corran por las calles con la mitad de la población corriendo delante de ellos..".

[Sigue el especial de los Sanfermines 2019 de RTVE.es desde aquí]

Hemingway fue visitante asiduo de las fiestas pamplonesas durante años y volcó su fascinación en sus crónicas y en su primera gran novela: Fiesta (The sun also rises, 1926). Una reflexión sobre la naturaleza del miedo donde el norteamericano describe al detalle con su poderosa prosa el ambiente de los Sanfermines.

Fiesta se convirtió en referente imborrable de la narrativa de la épica del encierro, también de cierta imagen tópica. Y abrió el camino a decenas de escritores españoles y extranjeros que han permanecido a la sombra alargada del Nobel.

"Es un error suponer que Hemingway fue el primero en escribir sobre los Sanfermines, o que se trata de un género marginal que no llega mucho más allá de FiestaHay mucha más literatura sobre los festejos de lo que se suele creer, hay mucho ensayo etnográfico, histórico o biográfico, artículos periodísticos, narrativa, poesía, incluso teatro", señala a RTVE.es el escritor, jurista y político pamplonés Miguel Izu.

Izu investiga desde hace años la simbología, historia y literatura de San Fermín sobre la que ha realizado múltiples estudios. El experto destaca la narrativa que o bien de fondo o como tema nuclear desgrana las fiestas navarras entre sus páginas.

Y desvela sorpresas: los textos satíricos o el policíaco de sanfermines toman fuerza en los últimos años. A continuación, algunos de los títulos de novela "sanferminera" destacados por Miguel Izu.

1-El barrio maldito, Félix Urabayen

Es la primera novela "sanferminera" y Félix Urabayen es un escritor navarro olvidado durante el franquismo por sus ideas republicanas, pero recuperado y reeditado en las últimas décadas. El barrio maldito (1925) se ambienta en Pamplona y hay tres amplios capítulos dedicados a describir los Sanfermines de finales del siglo XIX y principios del XX: los de los conciertos de Sarasate, sin extranjeros pero con una gran afluencia de visitantes de los pueblos cercanos.

Reflejan "una fiesta viril donde las mujeres estaban en las cocinas, en una época anterior a la jornada de ocho horas y a las vacaciones pagadas. Un tiempo donde había pocas oportunidades para el ocio y los mozos esperaban con impaciencia la llegada de las fiestas para las que se ahorraba todo el año", relata Izu.

2-Fiesta, Ernest Hemingway

"La novela contiene, sobre todo, una trama de frustraciones vitales y amorosas, se desarrolla primero en París, luego en Pamplona durante los Sanfermines y tiene su epílogo en Madrid. Hemingway se inspira en personajes reales del círculo que frecuentaba en París, periodistas, escritores y artistas norteamericanos de la conocida como Generación Perdida", cuenta el especialista. Ernest Hemingway visitó con su mujer Pamplona en 1923 y volvió con algunos amigos los años siguientes. Vivió sus últimos Sanfermines en 1959, ya como Premio Nobel de literatura

"Describe con detalle los Sanfermines desde el punto de vista de un visitante, el protagonista, Jake Barnes, periodista norteamericano herido en la Gran Guerra que vive en París. Destaca los toros, la bebida y la juerga. Apenas hay personajes autóctonos individualizados, los pamploneses son solo figurantes al fondo de la escena excepto Juanito Montoya, el dueño del hotel, inspirado en Juanito Quintana que fue amigo de Hemingway hasta su muerte".

Hemingway (d), con un grupo de amigos en una terraza de la plaza del Castillo, en los sanfermines en 1959. EFE/ARCHIVO CASTILLO PUCHE

3- Plaza del Castillo, Rafael García Serrano

Miguel Izu incluye en el listado esta novela coral (1951) ambientada en los Sanfermines de 1936, antes del alzamiento militar y que recoge recuerdos del autor, Rafael García Serrano. El texto combina una descripción costumbrista de Pamplona y de las fiestas, con la narración de los preparativos de la rebelión que realizan personajes falangistas.

"En la generación joven, sobre todo, se da por inevitable un enfrentamiento violento del que los Sanfermines constituyen una breve tregua. Los personajes se mueven por los cafés y bares de la plaza del Castillo y de las calles próximas, toman el aperitivo, acompañan a los gigantes y cabezudos, van a los toros, cenan y bailan por la calle o en alguno de los casinos y sociedades, visitan el real de la feria y estiran la noche hasta la hora del encierro, en aquel tiempo a las siete".

4- Hijos de Torremolinos, James A. Michener

"Es un ejemplo típico de la narrativa inspirada por Hemingway. Sigue las aventuras de ocho personajes, de distintas nacionalidades y edades, que viajan por diversos países (The driftersLos vagabundos, es el título original, 1971). El título en castellano alude a su encuentro inicial en Torremolinos que en los años sesenta era destino de moda entre jóvenes inconformistas, bohemios y hippies", señala.

El libro dedica uno de sus doce capítulos a visitar los Sanfermines de 1969. La visión es la propia de los extranjeros que se relacionan sobre todo con otros extranjeros. Les entusiasma el encierro, ocasión de probar la hombría, la música, el baile y el vino. Pamplona es principalmente una meca de visitantes de todo el mundo en busca de emociones, casi una prolongación de Torremolinos, apunta el escritor navarro.

5-Morgen zijn we in Pamplona, Jan van Mersbergen

Es un libro escrito en holandés (2007), traducido a varios idiomas pero desconocido en España y que juega con los tópicos "hemingwayanos". Cuenta la historia de Danny, boxeador profesional que, tras su último combate, huye sin dirección precisa. Mientras, Robert, padre de familia y visitante habitual de los Sanfermines le recoge en auto stop. Ambos viajan Pamplona atravesando Francia (Mañana estaremos en Pamplona, es la traducción del título holandés).

En la capital navarra corren el encierro y Robert resulta herido. Durante el viaje, Danny se enfrenta a sus recuerdos y al desengaño amoroso del que viene huyendo y que le ha llevado a correr ante los toros sin mucha reflexión. La mayor parte del libro se centra en el periplo de ida y vuelta y en la relación entre los protagonistas.

FIRST BULL RUN IN FIESTA DE SAN FERMIN IN PAMPLONA

Imagen de archivo de uno de los encierros EPA

6- ¡Oh, Janis, mi dulce y sucia Janis!, Patxi Irurzun

Esta novela de un autor navarro que lleva como subtítulo Memorias de una estrella del porno (amateur). Es un ejemplo de libros que toman un punto de vista humorístico sobre los Sanfermines "más gamberros".

El protagonista de ¡Oh, Janis, mi dulce y sucia Janis! (2011) es un barrendero pamplonés que presencia las fiestas a través de las toneladas de desperdicios que excretan sus participantes, y al que suceden hilarantes aventuras. En una de las escenas, con el rostro cubierto por una careta de Caravinagre (el kiliki más popular), hace el amor con una teutona en un balcón de la calle Navarrería mientras neozelandesas con el pubis en llamas se arrojan desnudas desde lo alto de la fuente.

7- A las 12, en el Iruña, Pedro Pastor Arriazu

"En A las 12, en el Iruña (2011) predomina el humor pero también ciertos lugares comunes acerca de Pamplona y sus fiestas", ahonda Miguel Izu sobre este género satírico.

Sigue los pasos de tres protagonistas que coincidirán en la calle Estafeta en el encierro del 7 de julio: Saturnino Elizari Zubiri, pamplonés, treintañero, profesor de instituto que sueña con escribir una novela ambientada en sanfermines, Shonda, galerista neoyorkina que huye de un fracaso matrimonial y viaja por Europa con unos amigos, y Campanero, toro cárdeno que también acude a los sanfermines, en su caso de modo forzoso, y que gracias a su bravura será indultado en el ruedo.

La historia entre el pamplonés y la galerista sigue el clásico esquema de chico conoce chica, chico pierde chica, chico recupera chica, con desenlace meses más tarde, en Nueva York, señala.

8- Death of a pilgrim, David Dickinson

En la selección, el autor también destaca la narrativa "sanferminera" a través de la novela policíaca aunque con calidad desigual. "La mayoría son de consumo rápido y algunas patinan escandalosamente en cuanto a la descripción de Pamplona y sus fiestas. No pueden evitar evocar a Hemingway o caer en todos los tópicos asociados a él", puntualiza.

Death of a pilgrim (2009) pertenece a una serie de libros protagonizados por Lord Powerscourt, detective irlandés de la época victoriana. Investiga varios asesinatos de una rica familia norteamericana que recorre el Camino de Santiago.

La ruta acaba en Pamplona durante unos sanfermines cuya descripción es "perfectamente anacrónica": los mozos visten de blanco con faja y pañuelo rojos y cantan "a San Fermín pedimos..." en castellano y euskera muchos años antes de la implantación de estos ritos.

KILIKIS VISITAN A LOS MAS MAYORES

El kiliki Caravinagre es uno de los cabezudos más característicos de San Fermín (EPA) EFE lur

9-Un extraño lugar para morir, Alejandro Pedregosa

El jurista pone como ejemplo de novela negra "bien documentada y verosímil" este texto de Alejandro Pedregosa (2010). La trama arranca con el asesinato de un famoso escritor que ocupa la supuesta habitación de Hemingway en el Hotel La Perla y que aparece en su cama con dos disparos en la cabeza.

Los protagonistas son dos policías navarros que investigan el caso: el maduro inspector Javier Uriza (que aparecerá en otra novela y en otro relato posteriores), de origen ribero, y su joven ayudante, Bea, pamplonesa. Introduce en la narración a personajes reales como Miguel Indurain y Mikel Urmeneta aunque sin roles relevantes. Muerte en San Fermín, 2016, de José Carlos Sánchez del Arco es la adaptación a la novela gráfica de esta obra.

10-El asesinato de Caravinagre, Miguel Izu

La primera novela de Miguel Izu fluye cargada de humor e ironía y sitúa la acción en plenos Sanfermines. El protagonista de El asesinato de Caravinagre (2014) es Rafael Echarte, abogado novato aunque ya cuarentón, al que acompañan varios personajes secundarios, entre ellos un comisario de la Policía Municipal. Echarte asistirá a un sospechoso de asesinato en un argumento que aborda una conspiración con ramificaciones políticas.

"La trama policial permite describir ciertos aspectos de los Sanfermines, vistos desde dentro por gente de Pamplona con sus hábitos festivos y también hacer algunas incursiones en la historia de Navarra, en la sociedad en general y en sus conflictos políticos y de identidad", explica el autor.

Noticias

anterior siguiente