Enlaces accesibilidad

Ébola

El ébola causa un segundo muerto en Uganda por el brote en la RDC, donde ya supera los 1.400 fallecidos

  • Se trata de la abuela del niño fallecido este miércoles, primera víctima mortal del brote fuera de las fronteras de la RDC
  • La RDC y Uganda refuerzan la vigilancia en la frontera y este viernes habrá una nueva fase de vacunación

Por
El ébola pasa de la República Democrática del Congo a la vecina Uganda

El ministerio de Sanidad de Uganda ha confirmado una nueva muerte por ébola en sus fronteras, lo que eleva a dos el total de fallecidos en este país de los tres casos confirmados hasta ahora por el brote que afecta a la vecina República Democrática del Congo, donde los fallecidos por la enfermedad en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) superan ya los 1.400.

El segundo fallecido en Uganda a causa de este brote es una mujer de 50 años, abuela del niño fallecido este miércoles por la mañana tras haber cruzado con la familia desde la RDC a Uganda, y ha sucumbido cuando estaba siendo asistida en la unidad de tratamiento de ébola de Bwera, en el oeste de Uganda, el mismo hospital en que estaba siendo tratado su nieto.

Por tanto son ya dos las muertes en Uganda por ébola, mientras que el otro caso de ébola confirmado, el hermano de 3 años, está siendo tratado. Además, podría haber otro posible caso, del que se han mandado pruebas al laboratorio.

Las autoridades sanitarias de Uganda confirmaron este martes que el ébola había pasado las fronteras de la RDC, donde ha ocasionado 1.405 muertes (1.311 de ellas confirmadas en laboratorio), en 2.084 casos en las provincias de Ituri y Kivu del Norte, según el último boletín del ministerio de Sanidad congoleño con datos hasta el 11 de junio y que, por tanto, no incluye los casos ugandeses.

Vacunaciones y vigilancia en la frontera

Los casos detectados en Uganda son todos de una misma familia congoleña-ugandesa que esquivó los controles sanitarios fronterizos y consiguió volver a su hogar en el distrito de Kasese, en Uganda.

Los otros seis miembros de esa familia que decidieron no cruzar están siendo transferidos al centro de tratamiento de ébola de Beni, uno de los principales núcleos urbanos del noreste de la RDC, de los cuales 5 ya han dado positivo por la enfermedad.

La RDC ha anunciado que ha enviado ya 400 dosis de la vacuna rVSV-ZEBOV, el tratamiento experimental que se está usando actualmente, y la vacunación comenzará este viernes según lo previsto.

Además, en una reunión conjunta entre delegaciones de los dos países celebrada este miércoles, acordaron reforzar la vigilancia en los puntos de entrada y salida de la frontera, sobre todo en redes secundarias, que fueron las que usó la familia para pasar.

Las autoridades sanitarias ugandesas confirman un segundo fallecido por el brote de ébola en la RDC

La OMS estudia si elevar el nivel de riesgo 

Se prevé que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reúna este viernes a su comité de expertos para valorar si elevar el nivel de riesgo a nivel mundial por la enfermedad, que actualmente está en "bajo".

Este brote, que se declaró el pasado 1 de agosto, es el más letal de la historia de la RDC y el segundo del mundo, tras la epidemia en África Occidental de 2014.

Sin embargo, el control de la epidemia se ha visto socavado por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento y la inseguridad en la zona, donde operan un centenar de grupos armados, y han aumentado los ataques a centros de atención a pacientes de ébola y equipos sanitarios.

El brote de ébola más devastador a nivel mundial fue declarado en marzo de 2014, con casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea-Conakri, país del que se extendió a Sierra Leona y Liberia.

Casi dos años después, en enero de 2016, la OMS proclamó el fin de esa epidemia, en la que murieron 11.300 personas y más de 28.500 fueron contagiadas, cifras que, según esta agencia de la ONU, podrían ser conservadoras.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90% si no es tratado a tiempo.

Noticias

anterior siguiente