Enlaces accesibilidad

Paro en España

El paro baja hasta su mejor dato en mayo en una década, con récord de mujeres trabajadoras

  • El desempleo bajó en 84.075 personas, lo que deja el número de parados registrados en 3.079.491
  • El número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social supera por primera vez en la historia los nueve millones

Por
El paro baja hasta su mejor dato en mayo en una década

El mercado de trabajo mantiene el pulso firme en España y, durante el mes de mayo, el paro descendió en 84.075 personas, lo que redujo el número de desempleados hasta los 3.079.491, la cifra más baja en este mes desde hace una década. Al mismo tiempo, la Seguridad Social se anotaba 211.752 nuevos cotizantes y marcaba su segundo mejor dato de la serie histórica, al llegar a los 19.442.113 ocupados, con récord de mujeres afiliadas: por primera vez, hay más de nueve millones de trabajadoras registradas.

A caballo entre la Semana Santa, que este año ha impulsado las contrataciones en abril, y el arranque de la campaña veraniega, el mes de mayo se ha saldado con una notable reducción del desempleo, pese a no recuperar las grandes cifras de 2015, 2016 y 2017, cuando el paro se redujo por encima  de las cien mil personas.

En cualquier caso, las 84.075 personas que han salido de las listas de solicitantes de empleo (aunque, en términos desestacionalizados, la caída es de 20.073 personas) supone una cifra ligeramente mejor que la de mayo de 2018, cuando bajó en 83.738 parados.

Así, contando los últimos doce meses, hay 172.639 parados registrados menos, lo que representa una reducción interanual del 5,31 %, y la cifra más baja de desempleados en un mes de mayo desde hace diez años, con 3.079.491 solicitantes de empleo.

Cifras récord de afiliación a la Seguridad Social

Esa creación de empleo se refleja también, incluso con más nitidez, en la afiliación media a la Seguridad Social, que repunta un 1,1 % al registrar 211.752 cotizantes más que en abril, lo que lleva el número total de ocupados hasta los 19.442.113, muy cerca de la mejor cifra de la serie histórica: tan solo en julio de 2007, cuando se contabilizaron 19.493.050, hubo más trabajadores afiliados que ahora.

El aumento de las contrataciones no es tan intenso como en mayo del año pasado, cuando se anotaron 237.207 afiliados más, pero sigue siendo suficiente para mantener el ritmo: en los últimos doce meses, el número de cotizantes ha crecido un 2,78 %, con 526.446 trabajadores más apuntados en la Seguridad Social. Así, a las puertas del verano, que suele traducirse en un incremento de las contrataciones, cabe esperar que ese techo de julio de 2007 se supere en los próximos meses.

Por el momento, el Régimen General, donde se concentra el grueso de los afiliados, ya ha alcanzado su máximo histórico, con 16.097.438 cotizantes: crece un 1,26 % respecto a abril, con 200.386 afiliados más, y un 2,78 % respecto a mayo de 2018, con 510.814 trabajadores más en los últimos doce meses.

Y, además, hay más mujeres contratadas que nunca: el número de afiliadas ha crecido en el último año un 3,09 %, al sumar 270.696 trabajadoras más, de forma que ha superado por primera vez el umbral de las nueve millones de cotizantes, marcando este mes una afiliación media de 9.043.749. Con todo, aún se sitúa lejos de la cifra de hombres afiliados, que es de 10.398.364.

Contrataciones en la hostelería

Como ya sucedió en abril, el gran tirón en las contrataciones de mayo corresponde a la hostelería, con 76.591 cotizantes medios más, lo que representa un incremento del 5,72 %. En cualquier caso, la afiliación creció en mayor o menor medida en todas las ramas de actividad, con una única excepción: las actividades financieras y de seguros, que registraron una leve caída del 0,04 %.

Más allá del Régimen General, la ocupación bajó en Empleados del Hogar, con 1.140 personas menos, una caída del 0,28 %, y en el del carbón, con 21 afiliados menos, mientras que el Sistema Especial Agrario repuntó un 3,31 % respecto a abril, ganando 25.894 afiliados de media.

Los autónomos también suben: un 0,34 % sobre abril, con 11.114 afiliados más, al tiempo que en los últimos doce meses la afiliación media ha crecido un 0,5 %, con 16.457 ocupados más, que llevan el total hasta los 3.277.855.

Por regiones, la afiliación solo cae levemente este mes en Canarias, al perder 478 contratados (un 0,06 % menos), mientras que en Baleares las contrataciones se disparan un 10,74 %, con 52.528 afiliados más de media.

Más contratos temporales

De forma análoga, el paro se ha reducido durante el mes de mayo en todas las Comunidades Autónomas, con Baleares a la cabeza, ya que registró 5.833 parados menos, lo que equivale a una caída del 13,04 %, mientras que en La Rioja la reducción fue del 6,14 %, con 985 solicitantes menos de empleo. No obstante, en términos absolutos, destacan las bajadas en Andalucía (17.981 parados menos) y en Cataluña (10.507 parados menos).

El desempleo también se ha reducido en todos los sectores de actividad, aunque destaca especialmente el de los servicios: acapara más de la mitad de la reducción del número de parados, con 54.762, un 2,49 % menos que en abril. Pero también cae el paro en la agricultura (7.864 parados menos, un 5,25 %), en la industria (8.085 parados menos, el 2,93 %) y en la construcción (9.040 parados menos, un 3,46 %).

Por sexos, la reducción del paro beneficia más a los hombres, que registran 47.896 solicitantes de empleo menos, una caída del 3,69 % respecto a abril, lo que deja el desempleo masculino en 1.250.812 personas, al tiempo que hay 36.179 mujeres desempleadas menos, un 1,94 %, hasta dejar el total de paradas en 1.828.679.

La nota negativa, una vez más, se detecta en los tipos de contratos: pese a crecer respecto a abril, los contratos indefinidos cayeron un 7,96 % respecto a mayo de 2018, con 15.917 menos, mientras subían los contratos temporales un 1,79 % respecto a doce meses antes. Así, de los 2.075.741 contratos que se firmaron en mayo, apenas 184.161 eran indefinidos, frente a 1.883.367 temporales y 8.123 formativos, una tendencia que profundiza en la temporalidad del mercado de trabajo español.

El Gobierno saca pecho y los sindicatos señalan la temporalidad

A la luz de los buenos datos del paro y de la afiliación a la Seguridad Social, el Gobierno en funciones ha sacado pecho este martes, según recogen EFE y Europa Press, hasta el punto de que la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha pedido al Banco de España que reconozca su error sobre el impacto que iba a tener la subida del salario mínimo interprofesional en el empleo este año.

En rueda de prensa, Valdeolivas ha criticado que el Banco de España, que estima que podría haber una pérdida de 125.000 puestos de trabajo, dé "malas noticias" que luego no se corresponden con la realidad, pero que pueden generar alarma en el mercado laboral. "Los datos desmienten lo que eran malos augurios que quiero pensar se hicieron rigurosamente", ha dejado caer. 

Por lo demás, tanto Valdeolivas como el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, se han dicho convencidos de que en junio se rebasarán los 19,5 millones de afiliados y que el paro registrado se situará por debajo de la barrera simbólica de los tres millones durante junio y julio.

El Gobierno defiende que la bajada del paro es positiva y los sindicatos insisten en la mejora de la calidad del empleo

Los sindicatos, sin embargo, se han mostrado menos triunfalistas, y han señalado la precariedad instalada en el mercado de trabajo español. Así, la secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CC.OO., Lola Santillana, ha denunciado que los datos evidencian las "deficiencias" del mercado laboral, entre las que ha citado, la "alta temporalidad, elevada rotación y creación de empleo en sectores de bajo valor añadido".

"La población trabajadora cada vez soporta peores condiciones laborales y más de la mitad del empleo es precario", ha advertido Santillana, que ha añadido que menos de la mitad de los afiliados al Régimen General, el 48 %, tiene un contrato indefinido a jornada completa.

De la misma forma, la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha reclamado al Gobierno un plan de choque por el empleo de calidad que incluya la derogación de la reforma laboral de 2012 para "reducir la rotación, el empleo temporal, los bajos salarios y el paro de larga duración".

Noticias

anterior siguiente