Enlaces accesibilidad

Málaga

El pozo de Totalán en el que se busca a Julen carecía de permisos

  • A la Junta de Andalucía no le consta que se haya otorgado el permiso correspondiente a las coordenadas de la prospección
  • La perforación, que se hizo el pasado diciembre, tiene más de 100 metros de profundidad y unos 26 centímetros de diámetro

Por
Las prospecciones para la búsqueda de agua requieren de la autorización de la Junta de Andalucía

El pozo de Totalán, en Málaga, donde se busca a un niño de dos años que se cayó accidentalmente dentro el pasado domingo, carecía de permisos, según han confirmado fuentes de la Junta de Andalucía a TVE, ya que no consta que se haya concedido ninguna autorización en las coordenadas en que se encuentra esa perforación.

Por el momento, la búsqueda del niño se centra en dos túneles abiertos: uno en el lateral de la montaña, en cuyo tramo final trabajará un equipo especialista en salvamento en minas, procedentes del Principado de Asturias, y otro paralelo al del niño, que además se va a entubar en las próximas horas para evitar nuevos desprendimientos.

El pozo en que se se busca al pequeño tiene unos 100 metros de profundidad y se realizó hace solo unas semanas, pero no se encontró agua en su interior. En las tareas de rescate del niño se ha llegado a una profundidad de 78 metros, punto en el que una masa compacta de tierra ha impedido seguir avanzando después de haber encontrado el primer rastro del menor, una bolsa de golosinas y un vaso. 

Los hechos se produjeron el pasado domingo alrededor de las 14:00 horas, cuando el menor que se encontraba junto a su familia en esta finca privada, se cayó al interior del pozo mientras jugaba con otros niños. 

La Junta de Andalucía tiene la última palabra

Este tipo de prospecciones, según ha explicado en el canal 24h un experto, Antonio Ortega, de la empresa Perforaciones Torcal, debe contar normalmente con tres permisos, uno del Colegio de Ingenieros, otro de la Confederación Hidrográfica y otro que debe conceder el Ayuntamiento, aunque es la Junta de Andalucía la que tiene que conceder la última autorización para llevarla a cabo. 

Estas perforaciones son "bastante habituales" en esta zona de Málaga, según ha detallado Ortega, para el riego de árboles subtropicales, como mango y aguacate, que requieren de mucha agua. 

Con la maquinaria que habitualmente se utilizan estas empresas, una prospección de este tipo puede estar terminada en menos de 24 horas, ha detallado. 

Noticias

anterior siguiente