Enlaces accesibilidad

Afganistán

Más de 300 muertos en la batalla contra los talibanes por el control de la ciudad de Ghazni

  • Los talibanes lanzaron una ofensiva contra la capital provincial el 10 de agosto
  • EE.UU. apoya al ejército afgano con bombardeos y fuerzas especiales de tierra

Por
Un guardia de seguridad afgano en Ghazni, este del país, durante la ofensiva de los talibanes
Un guardia de seguridad afgano en Ghazni, este del país, durante la ofensiva de los talibanes REUTERS AM/MI

Al menos 325 personas, entre ellas 195 talibanes, un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad y 30 civiles, han muerto hasta el momento en cuatro días de combates por el control de la capital provincial de Ghazni, en el este de Afganistán. 

Los talibanes lanzaron el 10 de agosto una ofensiva para tomar la ciudad, una vez terminada la tregua con el gobierno de Ashraf Gani. Ghazni ocupa un lugar estratégico en la carretera que une la capital, Kabul, con el sur. La ofensiva tiene lugar además semanas antes de las elecciones parlamentarias. 

Gracias al apoyo aéreo y terrestre de las fuerzas de la OTAN y EE.UU. en el país, el Ejército afgano ha rechazado la ofensiva y ataques posteriores. Los aviones de EE.UU. han llevado a cabo 24 bombardeos, la mayoría este domingo, coordinados con sus fuerzas especiales desplegadas en tierra. 

Los combates continúan en las afueras y milicianos talibanes se han refugiado en algunas residencias privadas, según fuentes estadounidenses. 

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) ha alertado de las dificultades de los habitantes de la ciudad para acceder a alimentos, servicios básicos y atención médica.

Los ministros de Defensa, general Tariq Shah Bahrami, e Interior, Wais Ahmad Barmak, han hecho público el saldo de víctimas en una rueda de prensa conjunta en Kabul.

Por su parte, el portavoz de la misión de la OTAN y de las fuerzas de EE.UU. en Afganistán, Martin O'Donnell,  ha asegurado que la ciudad ya no corre peligro de caer en manos de los talibanes. "Las aisladas y dispersas fuerzas talibanes que se mantienen en la urbe no suponen una amenaza", ha declarado O'Donnell.

La ofensiva más importante desde mayo

Esta ofensiva de los talibanes es la más importante sobre una capital provincial desde la que el pasado mayo logró ocupar durante un corto período de tiempo la ciudad occidental de Farah.

También en 2015 los talibanes tomaron durante varios días la ciudad septentrional de Kunduz, en su mayor logro militar desde la invasión estadounidense en 2001, y al año siguiente estuvieron cerca de conseguir su objetivo de nuevo.

En 2016, los insurgentes cercaron y lograron entrar en Trinkot (centro), capital de Uruzgan, y Lashkargah (sur), capital de Helmand, pero en ningún caso pudieron mantener el control más de unos días.

De acuerdo con información difundida a final del año pasado por el Congreso de Estados Unidos, el Ejecutivo afgano controla cerca del 56% del país, los talibanes un 11% y el resto es territorio en disputa.

Noticias

anterior siguiente