Enlaces accesibilidad

San Fermín 2018

Miguel Araiz 'Rastrojo': "Tienes que saber en cada segundo lo que tienes que hacer"

  • Pastor de los Sanfermines, se ha retirado tras llevar la vara durante 45 años y es candidato a lanzar el chupinazo
  • "Nosotros tenemos miedo de lo que no vemos, con lo que vemos estamos tan tranquilos", asegura

|

Por
José Miguel Araiz 'Rastrojo', en una imagen de archivo, entrevistado por TVE
José Miguel Araiz 'Rastrojo', en una imagen de archivo, entrevistado por TVE. TVE

José Miguel Araiz, conocido como Rastrojo, podrá ver por primera vez este año, los encierros de San Fermín desde fuera como lo haría cualquier espectador de la fiesta, después de haber formado parte, durante 45 años, del equipo de pastores, encargado de guiar a los toros desde los corrales hasta la Plaza de Toros de Pamplona en una carrera cada vez más veloz y profesionalizada que atrae a cientos de personas de todo el mundo.

Rastrojo habla como otras muchas ocasiones lo ha hecho a lo largo de su carrera con RTVE.es, esta vez, con la satisfacción de haberse mantenido en activo en el “mundo de las vacas” hasta los 65 años, y de ser uno de los cuatro candidatos a lanzar el chupinazo.


PREGUNTA: Son las primeras carreras que no vas a estar en los encierros como pastor, ¿de qué manera las vas a vivir?

RESPUESTA: Tranquilas, ya cuando una persona se hace a la idea de que no va a hacer algo que ha hecho toda una vida...Todo llega cuando vas cumpliendo años, los toros siempre tienen cuatro años. Uno tiene que pensar que con muchos años en la espalda hay que dejar pasar página y que sean otras personas las que hagan esa función.

P: El año pasado fue tu último San Fermín, pero en realidad un año antes ya tenías pensado dejarlo.

R: Cuando cumplí los 44 años en los Sanfermines tenía en mente que quería que fueran 45 y bueno, llegó ya el año y tenía más que asumido lo que iba a hacer. Estoy bastante tranquilo y siempre he pensado que cuando se acaba una cosa se acaba. Tengo que reconocer que estar ahí 45 años no se hace siempre, y son 45 años en Pamplona pero ya había empezado cinco años antes trabajando como recortador con la ganadería de Ángel Macua. Llevar 50 años en activo en el mundo de las vacas es algo muy difícil que suceda. Cuando empecé llevaba las vacas, las apartaba, las toreaba y las metía. Siempre me ha gustado mucho el mundo del recorte de toros y llegar aquí a Pamplona es otro mundo y otra responsabilidad que tienes.

P: Son los encierros más internacionales, los más famosos en el mundo, cómo era el resto del año para ti.

R: Trabajé durante 20 años en Luzuriaga (una fundición) en Tafalla, estuve trabajando en el campo y luego monté con un cuñado y un hermano invernaderos en los que trabajaba todos los días. Cuando se pasaban las Navidades empezaba a correr y a hacer kilómetros para estar en Sanfermines como había que estar. Suponía un esfuerzo porque después de trabajar todo el día salía a correr. Al principio dos o tres días a la semana pero al final corría de lunes a viernes, gracias a Dios la salud te da para hacer esas cosas. Mucha gente joven se queda por el camino que no ha podido llegar así que gracias a eso también he podido estar en activo durante 45 años.

Rastrojo se despide en San Fermín tras 45 años como pastor en los encierros

P: ¿Cómo te preparabas para las carreras…en qué consistía tu entrenamiento?

R: Yo subía de aquí al monte, tenía siete u ocho kilómetros todos los días y esa era la vuelta que daba. Siempre tenía la mitad para arriba y la mitad para abajo. También iba mucho a las vacas a recortar. Cuando eres más joven vas por ahí y te pegas palizas en las plazas por los pueblos...ha sido siempre una historia entre cuernos…

P: En algunas fotos, todavía en blanco y negro, de cuando empezabas, ni siquiera llevas el uniforme de pastor.

R: Puede ser una foto de los primeros años que subía a Pamplona. Un año salimos con unas camisetas de Ducados y ahí nos dimos cuenta, al ir todos de azul, de que, a pesar de ser pocos, podíamos vernos entre nosotros en la calle. Hasta que una vez, unos 15 años atrás, nos dijo el ayuntamiento que nos daba unas camisetas verdes con el nombre de “Pastores”.

P: Así vosotros podéis coordinaros para llevar bien a los toros…

R: Claro, porque con semejante multitud es muy difícil, sin embargo con un color como el verde que no lleva casi nadie, resalta, y entre la multitud de gente es muy fácil distinguir en seguida donde está tu compañero. Cuando vas corriendo en el encierro, como eches la vista un segundo, ya no ves a nadie. Eso fue un acierto para nosotros para saber donde estábamos en el encierro.

P: Este año a lo mejor te eligen para lanzar el chupinazo. Eso qué significaría para ti.

R: Sería un orgullo poder lanzar el cohete. Sobre todo, por el trabajo que hemos todos los pastores. Que te designen a ti es bueno y muchas veces, también malo porque es señal de que has cumplido muchos años, pero es de agradecer y sería una cosa muy bonita después del montón de años que llevábamos jugándonos la vida. Esta es la fiesta más grande del mundo. Puedes ir donde quieras pero como Pamplona no hay una fiesta de tal multitud de gente, eso no se ve en ningún sitio.

P: Cómo surgió la oportunidad de trabajar en los encierros.

R: Yo llevaba cinco años con Macua por los pueblos, me pasaba allí unos 90 o 100 días en los veranos. Un tal Teodoro Santa de Valtierra que estaba en la casa Chopera de encargado y tenía conocidos aquí porque los pueblos somos cercanos, me llamó a través de un amigo y me propuso subir a los Sanfermines. Yo estaba muy metido en el mundo de las vaquillas, que no tiene nada que ver con el de los toros. Entonces, subí, el primer año y después ya aquel hombre fue muy bueno para mí, como un padre, porque yo era un crío, tenía 21 años, una relación que mantuve hasta que él murió. Por eso subí a Pamplona y ahí estamos...

P: Echando la vista atrás, ¿hay algún momento que recuerdes diciendo…esto era lo peor para mí de los encierros?

Miguel Araiz Rastrojo ante un toro en uno de los encierros de San Fermín Rastrojo, ante un toro en los encierros de San Fermín

Rastrojo, en una imagen de archivo, ante un toro en los encierros de San Fermín./Miguel Araiz Rastrojo

R: Cuando vas a un sitio, si estás bien preparado y la cabeza la tienes clara, el subir a los sitios no es decir voy a subir o estar, no. Tienes que saber estar en cada momento porque en el encierro surgen muchas cosas pero si tú mismo estás sumamente preparado. Para mí ponerme delante de un toro, era como cuando vas a comer y te ponen la ensalada en la mesa. Si una persona no está lo suficientemente bien preparada le crea desconfianza a los demás. La cosa es que ha habido siempre buena gente, esperamos que en los años venideros eso siga así…

P: Los útimos años estaban siempre al comienzo de la carrera, tu responsabilidad era que los toros salieran de los corrales bien, que salieran juntos…

R: Una de las personas que estaban allí se jubiló, Jesús Merino, y había que bajar a los corrales a uno de nosotros, así que allí estuve hasta el año pasado. Es una labor ni buena ni mala, los animales casi nunca se quedan en el corral siempre salen y al menos hasta lo que yo conozco nunca se han quedado adentro. Así que ha sido una tarea que como he dicho, he estado toda la vida metido en ese mundo, para mí era sencillo…

P: Desde fuera no se ve tan sencillo, de hecho los últimos años se han producido situaciones un poco atípicas como que los toros de José Escolar se han vuelto.

R: Los 'escolares' son un poco atípicos, son toros que en la plaza no han sido tan malos, son toros que vuelven y cuando un toro vuelve es bueno para el ganadero. El toro no se trae para que corra el encierro, se les hace correr el encierro porque así se nos reconoce en Sanfermines, pero se les trae para el festejo de la tarde, la corrida de toros de la tarde.
Lo que no es normal es lo que han hecho los tres últimos años que han corrido. Yo diría que hacen como mansos pero claro, luego por la tarde en la plaza dan la talla. Quizá para unas cosas no sirven como otros. 
No es normal, pero viene vinculado a años anteriores cuando se alejó la raya que no se puede atravesar, donde se le canta al santo. Yo creo que a la salida de los toros les perjudica ver allá como una pared pero fueron los políticos quienes decían que los municipales se jugaban el físico, cosa que no es verdad porque desde que echas el cohete hasta que llegan los toros, te da tiempo hasta a bajar a mi pueblo, fíjate. Se decidió y claro hay un vacío desde que yo los saco hasta que llegan arriba, tampoco los toros llegan muy presionados y se vuelven, a ver si este año se vuelven otra vez o qué pasa…

P: En ese momento cuando estás en los corales y oyes lanzar el cohete, qué se te pasa por la cabeza.

Rastrojo, en una imagen de archivo en los encierros de San Fermín entre un grupo de vaquillas con un toro ante otra manada de mansos Rastrojo, en los encierros de San Fermín, en una imagen de archivo

Rastrojo, en una imagen de archivo, en los encierros de San Fermin./Miguel Araiz Rastrojo

El último año ya lo reforzamos un poco pero aquello no nos sirvió tampoco porque ni te puedes arrimar mucho ni te puedes quedar atrás. Esas cosas surgen y sobre el terreno pasan. Nosotros estamos curados, hemos visto tantos que se han vuelto no aquí pero a lo largo de la vida nos ha tocado y bueno, como no tenemos miedo...siempre que viene un toro de cara nosotros no tenemos miedo, nosotros tenemos miedo lo que no vemos, lo que vemos estamos tan tranquilos.

P: Te creo porque en una de estas fotos que tengo se te ve con un toro y varias vaquillas que vienen de frente y otro grupo de vaquillas y un toro por detrás …

R: Como han sido tantas así, en mi vida habrá miles de esas que he tenido…Cuando estás en un sitio de estos tienes que saber en cada segundo lo que tienes que hacer y después según vengan los animales tienes que decidir….siempre se improvisa al segundo

P: A los nuevos pastores qué les dirías.

Primero que sean deportistas…que sepan todo lo que van a hacer y para andar con estos animales que no beban y que estén siempre bien preparados porque los animales cubatas por la noche no beben, están bien espabilados a la mañana. Hay que estar siempre pensando lo que te puede venir y el día a día te enseña, a lo largo de la vida se aprenden muchas cosas.

P: En relación a los toros, cómo los ves ahora porque desde que empezaste hasta ahora han cambiado mucho

R: De cuando empecé a ahora, de 1 al 10, ahora estaríamos en el 10. Los ganaderos vienen a Pamplona a intentar quedar bien, que los toros pasen la calle bien, lo que se reconoce al ganadero de valor es lo que hace el toro en la plaza, a no ser que haya mala suerte, que haya una cogida y suceda algo más grave, no se habla nunca de los toros si han ido bien o mal sino que a los toros se les valora a la tarde…
Sí que es claro, que por ejemplo en Pamplona las ganaderías tan seleccionadas como vienen para correr el encierro, si no hubiera corridas eso no existiría, se contraría una ganadería para correr y correrían los seis toros, pero no vendría nadie a Pamplona si se nos conoce y se hacen cosas es porque corre cada día una ganadería de mucho prestigio…

P: Ganaderías míticas como los Miura, velocísimas, o los Fuente Ymbro…

R: Antes las ganaderías venían y una ganadería normal corrían en tres tres y pico ahora estamos tocando los dos diez, dos treinta…pero según puede que lleguemos a bajar de los dos minutos que eso es una pasada, lo fuertes que vienen los toros, en la curva también se caen menos que es cosa importante por el bien animal, para que los animales no sufran daño…

P: En una entrevista comentaste que querías que las nuevas generaciones conozcan más esto…

R: Las nuevas generaciones para que conozcan más esto lo primero que tenían que hacer los políticos era hacer lo que había antes. Nosotros hemos conocido nuestras generaciones de otras formas. Echaban vaquillas, había encierros chiqui.

Cuando una persona empieza joven ¿por qué es? Los niños primero van a la guardería, luego a la escuela y a la universidad. Pues esto es igual. Si desde el principio no tenemos un encierro y unas vaquillas después malicamente vamos a llegar a que esto tenga un futuro bueno, porque hay montones de familias viven del toro. Ahora dicen que esto se quita los chicos porque corren peligro, pero yo los veo montados en motos, a caballo, en bicis. Al final de todo un año seguramente que habrá montones de personas que se lastiman con otras cosas que se siguen haciendo.
En Navarra, con menos de 16 años no se pueden correr las vaquillas, un chico cuando tiene esa edad no se interesa por los toros si antes no se ha iniciado y es una pena. Yo invitaría a recapacitar un poco porque en el País Vasco y en la Rioja se hacen vaquillas para menores. Que tengamos que ir de Navarra a La Rioja, cuando aquí se nos ve como la cuna de los encierros...Habría que recapacitar un poco porque vuelva un poco aquello que teníamos antes….

En La Rioja y en el País Vasco son animales de menos de 60 kilos y hay unas normas que parece mentira que en Navarra no se puedan hacer que es lo más bonito que hay. En los pueblos, que yo toda mi vida he hecho mucho toro de lidia, cuando ves que se cae una novilla del camión, también es una oportunidad. Es una cosa que están quitando y la verdad es una pena, siempre digo que prefiero que a la gente que le gusten las vaquillas y que no que vaya a los bares a las máquinas y esas historias porque si le gustan las vaquillas tiene que estar espabilado. Es una pena, si esto lo promovieran sería lo más bonito.

P: ¿Cree que la corriente antitaurina está influyendo en esto?

R: Los antitaurinos hacen aquello que no tenían que hacer, si a mí no me gusta una cosa, pues no voy. Los antitaurinos son cuatro, si nosotros cuando vienen ellos saliéramos, puesno saldrían tanto. A mí no me molestan, pero que vayan a hacer cosas que no tienen que hacer. Yo por ejemplo cuando se echan a la plaza digo, pues si eres muy antitaurino ahí tienes el toro para ti. A mí si no me gusta una cosa no voy, cada cual hace su mundo y su mundo que deje al otro mundo.

P: En Pamplona han quemado los corrales del gas hace una semana…

R: Casualmente ese día estuve cerca de los corrales de santo Domingo y bajamos nada más hasta los corrales. Tampoco está bien esas cosas, que te quejes me parece bien, pero que hagas cosas mal, pues con todas esas cosas, ganas poco.
Cuando hablas de toros es Pamplona, ellos lo lo que tenían que hacer es hacer cosas diferentes y los toros si no les gustan pues que no vayan. Ellos no tienen por qué decidir lo que yo tengo que hacer, ellos que hagan lo que quieran pero que la gente que diga que les gusta los toros tienen que respetarlo. Es mi dinero ellos no gastan nada, encima ellos perciben dinero.

P: De qué manera estas manteniendo el vínculo con todo este mundo taurino

R: Ya se ha pasado una etapa, ahora haremos otra. Pienso que este año lo que tengo que hacer es conocer Pamplona como nunca la he conocido. Como tengo un nieto, llevarlo a las fiestas, cosas que por el trabajo nunca he podido disfrutar. Cambiar el chip…algún día iremos a los toros, otro día iremos con mis compañeros a cenar y con otras personas que siempre he tenido la opción de ir y por el trabajo no hemos ido…un poco de lo que no he hecho en mi vida…

P: Cómo vas ver este año los sanfermines este año desde el vallado, desde un balcón.

R: Mi mujer dice que se ven muy bien en la tele... Tampoco me gusta ser pelma, algún día sí iré donde he estado 45 años pero como he vivido mucho en esta vida, he oído muchas cosas en esta vida, pues a lo mejor si uno va poco lo echan en falta y si va mucho…jo, ya está este pelma otra vez aquí. Habrá que quedarse un poco al margen de aquello que has estado haciendo, cuando llegue el día igual estoy todos los días o no estoy ninguno, será otra forma de estar, vivir otras cosas que no las he vivido. Mi nieto tiene tres años y es un apasionado de las vacas de los toros de los caballos, entonces si tenemos que estar en Pamplona con él porque sus padres trabajan seguro que los gigantes los vamos a ver más de un día. Pamplona siempre lo he vivido el día trabajando y de noche sales pero siempre prontito a la cama, pero de día cuando hemos salido nos hemos encontrado cosas inesperadas. Pamplona que es un terreno que acoge a todo el mundo y esperemos que siga así y seamos uno más participando en esas tareas…

P: Les echarás la vara a tus compañeros en algún momento.

R: Saben que a mí me tienen ahí y para mí los mejores años que he tenido ha sido porque mis compañeros han sido buenos compañeros. Si no haces un bloque es muy difícil mantener tantos años y estar tan a gusto como he estado yo. La verdad es que que te lloren algunos compañeros cuando te vas, como pasó el año pasado es duro pero estoy con ellos. Nos vemos mucho, vivimos todos cerca. Siempre hablamos y estamos días con el chupinazo hablamos más. Al final es la tarea de todos, no es la tarea de Rastrojo. Rastrojo ha sido Rastrojo, pero ellos han sido mis compañeros y gracias a ellos hemos conseguido que se nos reconozca la labor que hacemos.

Los mejores años que he tenido ha sido porque mis compañeros han sido buenos compañeros

P: ¿Te gustaría añadir alguna cosa más?

R: Agradecer a Pamplona por los años que hemos vivido con ellos, que para nosotros han sido nuestra casa. Y que se acuerden de nosotros y nos voten y a ver si podemos lanzar el chupinazo que sería una gran ilusión para los pastores y para mí por mis 45 años en sanfermines.

El grupo de pastores de los encierros de San Fermín casi al completo en una imagen reciente El grupo de pastores de los encierros de San Fermín casi al completo en una imagen reciente

El grupo de pastores de los encierros de San Fermín casi al completo. De izquierda a derecha: Humberto, Víctor, José Luis, Miguel Araiz 'Rastrojo', Miguel Reta, Jesús Merino, Vicente Martínez 'Chichipan', Alberto y Aitor. Faltan Fran y Curro./Miguel Araiz 'Rastrojo'

Noticias

anterior siguiente