Enlaces accesibilidad

Cumbre en Singapur

Trump sugiere una suspensión de las maniobras con Corea del Sur tras la cumbre con Kim

  • El presidente de EE.UU. califica los ejercicios militares de "provocadores" y caros
  • "Creo que es inapropiado llevar a cabo juegos de guerra", ha dicho a la prensa
  • Con todo, ratifica que mantiene el despliegue militar en Corea y las sanciones

|

Por
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la rueda de prensa posterior al encuentro con Kim Jong-un
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la rueda de prensa posterior al encuentro con Kim Jong-un. REUTERS

Satisfecho por el resultado de su encuentro con Kim Jong-un, Donald Trump ha comparecido ante los medios para exhibir las bondades del acuerdo alcanzado y ha deslizado que Estados Unidos suspenderá las maniobras conjuntas que lleva a cabo con Corea del Sur en la península coreana para facilitar las conversaciones en torno a la desnuclearización de Corea del Norte, si bien ha asegurado que, por el momento, se mantienen las sanciones contra Pyongyang.

"Hemos hecho estos ejercicios durante mucho tiempo junto a Corea del Sur", ha  Trump, ha señalado Trump en una multitudinaria rueda de prensa: "Si se dan las circunstancias, lo estamos negociando... Creo que es inapropiado llevar a cabo juegos de guerra", ha apostillado, al tiempo que dejaba caer que la suspensión de las maniobras "es algo que apreciará [Corea del Norte]".

De hecho, el presidente estadounidense ha vuelto a calificar esos ejercicios militares de "muy provocadores", como ya había hecho en sus primeras declaraciones tras reunirse con el líder nocoreano. Asimismo, ha insistido en que la suspensión de los mismos supondrá "un tremendo ahorro", ya que Seúl contribuye económicamente a los mismos, "aunque no al cien por cien", ha recordado Trump, quien ha repetido que son "tremendamente caros".

Trump, no obstante, ha precisado que, por el momento, "no se van a reducir las capacidades militares" de Estados Unidos en Corea del Sur, donde Washington mantiene desplegados unos 28.500 efectivos. "Quiero ser capaz de devolverlos en algún momento, pero esto no es parte de lo que discutimos hoy", ha subrayado el mandatario al ser preguntado por la posible retirada de las tropas.

Trump y Kim Jong-un, satisfechos tras una cumbre histórica

Las sanciones contra Pyongyang se mantienen

Las sanciones se retirarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares no funcionan

De la misma forma, Trump no ha abierto ningún resquicio a un posible levantamiento inmediato de las sanciones económicas que pesan sobre Corea del Norte: "Las sanciones se retirarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares no funcionan. Creo que será pronto, pero las sanciones se mantienen", ha señalado.

El presidente de Estados Unidos ha asegurado que Kim Jong-un había reafirmado ante él "un compromiso inquebrantable para la completa desnuclearización de la península de Corea", por lo que, ha recalcado, ambos están "preparados para empezar una nueva historia y escribir un nuevo capítulo entre las dos naciones".

Trump ha calificado las más de cuatro horas de conversaciones con la delegación norcoreana de como "honestas, directas y productivas" y ha asegurado que la cumbre, tras la que se ha firmado un acuerdo para avanzar en la reconstrucción de sus relaciones diplomáticas y en la desnuclearización de Corea, abre "una oportunidad como ninguna".

En este sentido, ha desvelado que Kim Jong-un le ha dicho que Corea del Norte "ya está destruyendo sus principales centros de pruebas nucleares", aunque no ha dado más detalles al respecto, más allá de avanzar que Pyongyang demolerá un centro de ensayos con misiles "muy pronto".

Visitar Pyongyang

Así las cosas, Trump se ha dicho incluso dispuesto a visitar la capital norcoreana "en el momento apropiado", además de recibir en la Casa Blanca a Kim Jong-un, quien ya "ha aceptado" su invitación.

Pese a su evidente satisfacción, Trump ha dicho ser consciente de que ahora se abre un proceso largo: "La desnuclearización, desde un punto de vista científico, lleva mucho tiempo. Pero una vez que empiezas el proceso, no hay vuelta atrás", ha asegurado.

También ha querido diferenciar las conversaciones que se abren a partir de ahora de los anteriores procesos de negociación con Corea del Norte, como el que fracasó hace más de una década: "En el pasado hubo negociaciones, pero nunca fueron como las de ahora. Es un momento muy diferente, y un presidente muy diferente".

Y frente a quienes critican que acepte reunirse con Kim Jong-un, Trump ha enumerado lo ya logrado, desde el compromiso con la desnuclearización hasta la liberación de tres prisioneros estadounidenses o el intercambio de restos de prisioneros y desparecidos durante la Guerra de Corea. "En siete meses no ha habido un misil, o una explosión nuclear", ha recordado el presidente de Estados Unidos, quien, pese a todo, sabe que falta lo más difícil: "Hemos hecho un buen trabajo, pero si no llevas la pelota más allá de la línea de meta...".

Noticias

anterior siguiente