Enlaces accesibilidad

Gobierno de Pedro Sánchez

Isabel Celaá, una exconsejera vasca que apuesta por la escuela pública al frente de Educación

  • Fue consejera de Educación en el Gobierno vasco con Patxi López
  • Actualmente preside la Comisión de Garantías del PSOE
  • Sentó las bases de la actual educación vasca e impulsó el trilingüismo
  • Todos los nombres del Gobierno de Pedro Sánchez

Por
La exconsejera vasca Isabel Celaá será la nueva ministra de Educación en el Gobierno de Pedro Sánchez.
La exconsejera vasca Isabel Celaá será la nueva ministra de Educación en el Gobierno de Pedro Sánchez. EFE David Aguilar

La socialista vasca Isabel Celaá será nueva ministra de Educación en el Gobierno de Pedro Sánchez, según han confirmado a Efe fuentes cercanas al presidente. Celaá es una veterana política que vivió de cerca la violencia del terrorismo y cuya trayectoria ha marcado el modelo educativo del País Vasco, para el que siempre ha defendido la escuela pública.

La nueva ministra es una persona muy cercana a Pedro Sánchez y es presidenta de la Comisión de Garantías del PSOE. Fue elegida para tal cargo en el congreso federal que en julio de 2014 ratificó a Pedro Sánchez como secretario general en sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba y repitió en el congreso celebrado en junio del año pasado.

En primera línea política desde los años noventa, su papel ha sido el de una especialista en educación, con peso entre socialistas vascos por su alto dominio de la materia y su nivel intelectual, pero centrada en su sector, sin tanta relevancia en la línea política general del partido. Su mayor triunfo político fue el pacto que en los años noventa sentó las bases de la actual educación vasca, cuando era ella la viceconsejera.

Fue consejera de Educación, Universidades e Investigación entre mayo de 2009 y octubre de 2012 en la época en la que el socialista Patxi López fue lehendakari.

Ha estado en el gobierno y en la oposición numerosas veces, y en los dos lados se ha comportado con seriedad y cierta dureza en defensa de sus argumentos, y, a la vez, siendo capaz de negociar con los sindicatos y tejer complicidades con otros partidos.

Nacida en Bilbao el 23 de mayo de 1949, seria pero cercana, está casada, tiene dos hijos y es católica. Es licenciada en Filosofía, Filología Inglesa y Derecho por la Universidades de Deusto y de Valladolid, y posteriormente se convirtió en catedrática de instituto de Lengua y Literatura Inglesa. Está vinculada a la cultura irlandesa, ya que vivió en Belfast y Dublín, y también sabe euskera, con el título oficial EGA.

Amplia experiencia en Educación

Ha sido diputada en varias legislaturas en el Parlamento vasco entre 1998 y 2016. Ya en 1987 comenzó a trabajar para los Departamentos de Educación del Gobierno vasco que entonces dirigía el PSE, como jefa de gabinete del consejero socialista José Ramón Recalde, hasta 1991.

En ese año ascendió a viceconsejera de Educación, con Fernando Buesa como consejero, en el Gobierno de coalición entre el PNV y el PSE-EE, entre 1991 y 1995. Bajo esta dirección se negoció el pacto político entre nacionalistas y no nacionalistas para el acuerdo escolar, que supuso la regularización de las ikastolas, y la Ley de la Escuela Pública Vasca.

Precisamente los atentados contra su dos jefes fueron sus peores momentos en la política: a Recalde, ETA le pegó un tiro en la cara pero sobrevivió; Buesa murió asesinado por un coche bomba en el año 2000.

De 1995 a 1998, dirigió el gabinete de Ramón Jáuregui (PSE-EE) en Justicia, Economía, Trabajo y Seguridad Social. Al dejar los socialistas el Gobierno vasco en 1998, se centró en el Parlamento Vasco, donde ha sido portavoz del grupo de los socialistas en Educación, Cultura y Medios de Comunicación, secretaria Primera de la Mesa (2004-2005) y vicepresidenta primera (2008-2009).

El 8 de mayo del 2009, con el gabinete socialista de Patxi López, volvió al Ejecutivo vasco, como consejera de Educación, Universidades e Investigación, y allí formó un equipo con varios independientes.

En esta época fue la primera en insistir en el trilingüismo en las aulas -castellano, euskera e inglés-, algo que entonces sonó extraño y hoy en día tiene una aceptación más amplia. Impulsó también la incorporación de nuevas tecnologías en centros escolares, mediante el programa Eskola 2.0.

Abandonó el cargo y siguió como parlamentaria tras las elecciones autonómicas celebradas en octubre de 2012. Finalmente, dejó el Parlamento Vasco y la primera línea pública en 2016, pero no la política.

Noticias

anterior siguiente