Enlaces accesibilidad

Todos los obispos chilenos renuncian ante el papa Francisco por el encubrimiento de casos de pederastia

  • Los 34 se han reunido con el pontífice en el Vaticano durante tres días
  • Fueron convocados tras publicarse testimonios denunciado los abusos
  • Las víctimas valoran la decisión: "Esto cambia para siempre las cosas"
  • El papa Francisco advierte de que la dimisión de cargos no es suficiente

Por
Todos los obispos de Chile renuncian ante el papa por los casos de pederastia

Todos los obispos chilenos han puesto su cargo a disposición del papa Francisco para que los cese si así lo considera necesario tras el escándalo de abusos sexuales y encubrimiento que ha protagonizado la Iglesia Católica en este país.

"Era conveniente declarar nuestra más absoluta disponibilidad para poner nuestros cargos pastorales en manos del papa", han señalado en una conferencia de prensa el obispo auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, Fernando Ramos y el obispo de San Bernardo Monseñor Juan Ignacio González.

Los 34 miembros de la conferencia Episcopal de Chile que se han reunido con el papa en el Vaticano tras ser convocados entre el 15 y el 17 de mayo para abordar los graves errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos sexuales, sobre todo en relación al caso de Juan Barros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

El papa Francisco con los obispos chilenos en el Vaticano

El papa Francisco con los obispos chilenos en el Vaticano PRENSA VATICANO/ AFP

Las víctimas aplauden la renuncia

El periodista chileno Juan Carlos Cruz, una de las tres víctimas de Karadima, que junto a James Hamilton y José Andrés Murillo se reunieron con el Papa en el Vaticano hace dos semanas, ha valorado de manera positiva el gesto de los obispos chilenos, que han ofrecido su renuncia al Papa.

"Esto cambia las cosas para siempre -ha señalado Cruz en su cuenta de Twitter-. Obispos chilenos TODOS renunciados. Inédito y bien", añade.

Durante las reuniones con las víctimas, Francisco les pidió perdón y les aseguró que tomaría medidas para subsanar el daño. En una rueda de prensa conjunta ante la prensa extranjera tras los encuentros, ellos reclamaron al Papa que transforme en "acciones ejemplares y ejemplificadoras" sus cariñosas palabras de perdón.

"No depende de nosotros que se lleven a cabo las necesarias transformaciones en la iglesia para detener la epidemia del abuso sexual y el encubrimiento. Esperamos que el Papa transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras de perdón", manifestaron.

El papa dice sentir "vergüenza" y advierte de que la dimisión no es suficiente

Mientras, el papa Francisco ha denunciado la falta de transparencia de la Iglesia de Chile en la gestión de los casos de abusos sexuales al constatar que hubo "destrucción de documentos comprometedores" por parte de encargados de archivos eclesiásticos, según recoge el documento privado que el pontífice entregó el pasado martes a los 34 obispos chilenos que han ofrecido su renuncia.

"Mis enviados han podido confirmar que algunos religiosos expulsados de su orden a causa de la inmoralidad de su conducta y tras haberse minimizado la absoluta gravedad de sus hechos delictivos atribuyéndolos a simple debilidad o falta moral, habrían sido acogidos en otras diócesis e incluso, en modo más que imprudente, se les habrían confiado cargos diocesanos o parroquiales que implican un contacto cotidiano y directo con menores de edad", expresa.

En la misiva, añade que la investigación demuestra que existen "graves defectos" en el modo de gestionar los casos de 'delicta graviora' (delitos más graves) que corroboran "algunos datos preocupantes" que comenzaron a saberse en algunos Dicasterios romanos. "Especialmente en el modo de recibir las denuncias o 'notitae criminis', pues en no pocos casos han sido calificados muy superficialmente como inverosímiles lo que eran graves indicios de un efectivo delito", reprocha.

Además, considera que "los problemas que hoy se viven dentro de la comunidad eclesial no se solucionan solamente abordando los casos concretos y reduciéndolos a remoción de personas; esto -y lo digo claramente- hay que hacerlo, pero no es suficiente, hay que ir más allá. Sería irresponsable de nuestra parte no ahondar en buscar las raíces y las estructuras que permitieron que estos acontecimientos concretos se sucedieran y perpetuasen", apunta el Papa.

Encubrimiento de abusos sexuales

Juan Barros Madrid, nombrado obispo en marzo de 2015 por el papa Francisco, fue acusado en Chile de encubrir los casos de abusos sexuales cometidos presuntamente por Karadima cuando éste era párroco de la iglesia de El Bosque, en la capital, Santiago.

El pontífice expresó su apoyo a Barros durante su visita a Chile el pasado enero y entonces calificó las acusaciones contra el obispo de "calumnias" pues, indicó, no existía "una sola prueba en su contra".

Finalmente el papa rectificó el pasado mes de abril y reconoció sus "graves equivocaciones de valoración" sobre el caso. Añadió que le ha hecho sentir "dolor y vergüenza".

Por ello, con el informe que recoge 64 testimonios de las víctimas tanto en Santiago de Chile como en Nueva York, el papa pidió "la colaboración y asistencia" del clero chileno, que ha acudido los últimos tres días al Vaticano para valorar la situación.

Noticias

anterior siguiente