Enlaces accesibilidad

El líder supremo de Irán amenaza con romper el acuerdo nuclear si no hay "garantías sólidas" de Europa

  • Alí Jamenei advierte a Trump que "se ha equivocado"
  • Las potencias europeas movilizan a su diplomacia para mantener el acuerdo
  • La UE se compromete a no resturar las sanciones contra Irán

Por
Diputados iraníes queman una bandera de Estados Unidos en el Parlamento en Teherán
Diputados iraníes queman una bandera de Estados Unidos en el Parlamento en Teherán AFP / Agencia de ntocias de la Asamblea Consultiva Islámica (Parlamento)

Irán mantendrá el acuerdo nuclear tras la retirada de Estados Unidos solo si obtiene "garantías sólidas" de las tres potencias europeas firmantes (Francia, Reino Unido y Alemania). Así lo ha advertido el líder supremo y máxima autoridad del régimen iraní, Alí Jamenei. No obstante, Jamenei ha dicho a renglón seguido que no confía en que estos países no sigan el camino de los estadounidenses.

"Queréis continuar el acuerdo nuclear con los tres países europeos, pero no confío en estos tres países (...) Si queréis concluir un acuerdo, obtened garantías sólidas, porque mañana harán lo mismo que han hecho los Estados Unidos", ha declarado Jamenei en un discurso transmitido por la televisión estatal y dirigido a los gobernantes iraníes.

Mister Trump, ha cometido usted un error

"Si no obtenéis esas garantías, y dudo que podáis hacerlo, entonces no se podrá seguir como hasta ahora", ha explicado.

Jamenei ha adelantado que su país no negociará sobre su política regional o su programa armamentístico. Y ha añadido, en referencia al presidente estadounidenses: "Mister Trump, ha cometido usted un error".

División entre conservadores y reformistas del régimen iraní

Las declaraciones de Jamenei aumentan la presión sobre el presidente, Hasan Rohaní, quien este martes se mostró dispuesto a mantener el acuerdo, y reflejan la diferente acogida que la ruptura de EE.UU. ha tenido entre las facciones del régimen. 

En la política iraní conviven los conservadores, que mantienen la retórica agresiva y resistente de la Revolución, con reformistas más partidarios de la apertura al exterior para ayudar a la maltrecha economía nacional, que depende del petróleo. Estos últimos fueron los partidarios y muñidores del acuerdo nuclear de 2015, por el que Irán renunció a enriquecer uranio a cambio del levantamiento de las sanciones.

Este mismo miércoles un grupo de diputados, encabezados por el conservador y jefe del comité nuclear Moytaba Zolnurí, han quemado en el Parlamento iraní una bandera estadounidense entre gritos de "muerte a EE.UU.".

El jefe del Ejército, Abdolrahim Musavi, ha asegurado que el mayor error "fue legitimar y sentarse en la mesa de negociación con América". Y los Guardianes de la Revolución, el influyente y poderoso cuerpo paramilitar, han acusado a Europa de estar "atada" a EE.UU.

Esfuerzo diplomático europeo

Mientras tanto, las potencias europeas han puesto en marcha su diplomacia para intentar salvar el acuerdo. Esta misma tarde el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha telefoneado a Rohani para manifestarle "la voluntad de Francia de continuar poniendo en práctica el acuerdo nuclear iraní en todas sus dimensiones" y para subrayarle "la importancia de que Irán haga lo mismo", según ha indicado la Presidencia francesa en un comunicado.

Rohaní, por su parte, ha advertido al líder galo que "en las actuales circunstancias, Europa tiene una oportunidad muy limitada de preservar el acuerdo nuclear, y debe, tan rápido como sea posible, clarificar su posición". 

Asimismo, el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, ha anunciado que el próximo lunes se reunirá con sus homólogos británico y alemán y representantes iraníes para "abordar juntos" la situación. 

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que hará "todo lo posible" para que Irán se atenga a lo pactado. Su ministro de Exteriores, Heiko Maas, ha insistido en el interés de su país en mantener el acuerdo "por nuestra propia seguridad (...) y sobre todo porque funciona".

La Unión Europea (UE) ha reiterado en un comunicado que se atendrá al acuerdo y no restaurará las sanciones "mientras Irán continúe cumpliendo sus compromisos".

Del lado iraní, el responsable de la diplomacia, Mohamad Yavad Zarif, ha prometido "un esfuerzo diplomático para averiguar si los otros firmantes [del acuerdo] pueden garantizar sus beneficios completos para Irán". "El resultado determinará nuestra respuesta", ha añadido Zarif en Twitter.

Además de la UE, la ONU, Rusia, China y otros países como Japón mostraron su contrariedad por el anuncio de Trump. Por el contrario, Israel y Arabia Saudí han dado la bienvenida a la ruptura y la Liga Árabe ha pedido una "revisión" del acuerdo dada la "políticia de desestabilización" de Irán en la región.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), responsable de controlar el cumplimiento del acuerdo, ha confirmado este mismo viernes que Irán sigue cumpliendo sus compromisos y ha recordado que el país está sometido "al régimen de verificación nuclear más robusto del mundo".

Noticias

anterior siguiente