Enlaces accesibilidad

Cifuentes dimite como presidenta de Madrid en medio del escándalo por su máster y por un presunto hurto en 2011

  • Tenía pensado anunciar la renuncia tras los actos del 2 de mayo
  • La publicación de un vídeo de un presunto hurto precipita la dimisión
  • Dice ser víctima de una "campaña de acoso y derribo" y de "ataque personal"
  • Se aparta para que la "izquierda radical" no gobierne en Madrid
  • No renuncia al acta de diputada y se mantiene como líder del PP de Madrid

Por
Cifuentes dimite sintiéndose objeto de una "campaña de acoso y derribo"

Cristina Cifuentes ha presentado su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid tras el escándalo del caso del máster de la Universidad Rey Juan Carlos, que estalló hace semanas; y la publicación este mismo miércoles de un vídeo de 2011 con un presunto hurto en un hipermercado cuando era vicepresidenta primera de la Asamblea de Madrid.

En una comparecencia sin preguntas, Cifuentes ha anunciado su renuncia y ha denunciado una campaña de "acoso y derribo" y de "ataque" que va más allá "de lo político para pasar a lo personal". Ha señalado que "tenía pensado dimitir desde hace tiempo" e iba a anunciarlo tras los actos institucionales de la fiesta de la Comunidad de Madrid del 2 de mayo.

Los nuevos acontecimientos han hecho que adelante su decisión, practicamente un año antes de las elecciones autonómicas y dejando un hueco importante ya que ahora el PP debe encontrar un nuevo candidato electoral para 2019, además de afrontar la recta final de la legislatura.  Los 'populares' pierden a uno de sus valores, hasta ahora, más sólidos y reconocibles, tanto que muchos la situaban en una órbita política más allá de Madrid, incluso en quinielas para suceder a Mariano Rajoy.

Ha sido el propio presidente del Gobierno quien la ha obligado a "resolver la situación" antes del debate de los Presupuestos Generales del Estado, según han asegurado a TVE fuentes del PP.  En los pasillos del Congreso se ha limitado a decir que ha hecho "lo que tenía que hacer".

Cifuentes seguirá al frente del partido y tampoco renuncia a su acta de diputada. Ha comunicado a a la Asamblea de Madrid que seguirá con "dedicación exclusiva". A las 16:05 ha registrado su dimisión de forma oficia.

Cifuentes dimite como presidenta de la Comunidad de Madrid

Quiere evitar que gobierne la "izquierda radical"

Cifuentes ha asegurado que "por encima de sus intereses" debía pensar en los "intereses generales" y en la "amenaza y la posibilidad real" de que "PSOE y Podemos pudieran gobernar". Con esta decisión "meditada", por tanto, quiere evitar que "la izquierda radical" gobierne en Madrid y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura que, en su opinión, ha tenido "luces y sombras" pero ha sido "razonablemente buena".

El PSOE presentó una moción de censura, tras conocerse las irregularidades de su máster objeto de investigación judicial, que habría prosperado con el apoyo de Podemos y Ciudadanos, que ha dicho en reiteradas ocasiones que prefería esta salida 'a la murciana' de la crisis abierta en la Comunidad de Madrid. La caída de Cifuentes, por la vía de la dimisión o por la vía de la moción, era casi un hecho.

Ahora, el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Ángel Garrido, asumirá la Presidencia en funciones y, posteriormente, se fijará una sesión de investidura del nuevo presidente o presidenta de la Comunidad de Madrid.

Desde que a finales de marzo eldiario.es destapase el caso de su máster, la presión para su renuncia ha ido en aumento en torno a la ya expresidenta madrileña, que se ha visto envuelta en una nueva polémicaOkdiario ha publicado una información, acompañada de un un vídeo, en la que se le atribuye el robo de dos cremas en un hipermercado cuando era número dos del Parlamento regional.

okdiario.es publica un vídeo sobre un presunto hurto de Cifuentes en 2011

Sobre el presunto hurto: "Fue un error involuntario"

Sobre el vídeo, que se ha convertido en la puntilla para Cifuentes, la líder del PP madrileño ha dicho que "ya se conocía" desde hace tiempo, que "circulaba en las redacciones" desde su etapa como delegada del Gobierno, y que recoge "exclusivamente" un "error involuntario":

"Me llevé por error y de manera involuntaria, sin ser consciente de ello, unos productos por importe de 40 euros; me lo dijeron a la salida, los aboné en su momento y el asunto no tuvo mayor trascendencia".

A su juicio, esa grabación se ha "tergiversado" y utilizado en este momento "para ir más allá de lo político y querer rematar alguna batalla personal". "Ya se me ha querido extorsionar hace unos años por ese mismo vídeo, y lo puse en su momento en conocimiento de la Policía Nacional", ha añadido.

"Todos ustedes saben que yo he sido espiada, investigada, que se han hecho dossieres contra mi persona, y algunos circulan por las redacciones. Antes, mientras era delegada del Gobierno, y no sé si también mientras he sido presidenta", ha insistido.

Tal y como ha dicho otras veces, Cifuentes ha señalado que su "tolerancia cero" con la corrupción "tiene un precio" para añadir que la campaña en su contra, "probablemente forma parte de ese precio que hay que pagar".

Una carrera política labrada en la Asamblea de Madrid

Fue elegida diputada en la Asamblea de Madrid en 1991 y ahí fue subiendo escalones hasta convertirse en la presidenta regional.

Rajoy confío en ella como delegada del Gobierno en Madrid y se convirtió en uno de los valores en alza en el PP. Siempre quiso dar una imagen moderna y rompedora confensándose "agnóstica" y "republicana" y defendiendo a ultranza el matrimonio homosexual. Se pronunció en contra de la fallida reforma del aborto que impulsó Alberto Ruiz-Gallardón.

Paradojas de la vida, ambos, Gallardón en su día y Cifuentes en los últimos años, confiaron toda su imagen y parte, gran parte de su estrategia política, a Marisa González, su jefa de Gabinete y directora de Comunicación.

Rajoy apostó por Cifuentes para ser candidata a la Joya de la Corona para el PP, la Comunidad de Madrid, y dar aire a un PP regional asfixiado por los casos de corrupción (Lezo, Púnica, Gürtel) y sustituir a una destronada Esperanza Aguirre que ha visto como su mano derecha e izquierda, Ignacio González y Francisco Granados, entraban en prisión preventiva. Ambos se enfrentan a diferentes casos judiciales por corrupción política.

Pero cuando parecía más que seguro que sería de nuevo la candidata 'popular' para tratar de revalidar su presidencia, un máster y un vídeo han hecho saltar por los aires su carrera política.

Noticias

anterior siguiente