Enlaces accesibilidad

ETA lamenta el "sufrimiento desmedido" y pide "perdón" a parte de las víctimas

  • La banda publica un comunicado en los diarios Gara y Berria
  • Muestra "respeto" a los muertos, heridos y víctimas: "Lo sentimos de veras"
  • Pide un perdón expreso a las víctimas "sin participación directa en el conflicto"
  • Admite su "responsabilidad directa" en el daño y llama a la reconciliación
  • Dice que también han sido "injustas" las acciones de las fuerzas de seguridad
  • Es el paso previo al anuncio de disolución, que llegará el 5 de mayo

Por
ETA pide perdón y reconoce su "responsabilidad directa" en el "sufrimiento desmedido"

La organización terrorista ETA ha hecho público este viernes un comunicado, como paso previo a su anuncio de disolución el 5 de mayo, en el que pide un perdón expreso a las víctimas que "no tenían participación directa en el conflicto", reconoce "el daño causado" y admite su "responsabilidad directa" en el "sufrimiento desmedido" provocado. Muestra, además, su "compromiso con la superación definitiva de las consecuencias del conflicto y con la no repetición" y aboga por hallar una "solución democrática justa" a lo que define como "conflicto político e histórico".

"Somos conscientes de que en este largo periodo de lucha armada hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución. Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras", dice la banda terrorista en un comunicado hecho público a través de los diarios Gara y Berria y con fecha de 8 de abril.

ETA lamenta que "a consecuencia de errores o de decisiones erróneas" haya provocado también "víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto, tanto en Euskal Herria como fuera de ella" y a ellas les pide un claro perdón: "Sabemos que, obligados por las necesidades de todo tipo de la lucha armada, nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna. También hemos provocado graves daños que no tienen vuelta atrás. A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón. Estas palabras no solucionarán lo sucedido, ni mitigarán tanto dolor. Lo decimos con respeto, sin querer provocar de nuevo aflicción alguna".

Es la primera vez que ETA emplea la palabra 'perdón' en un comunicado pero el hecho de que lo dirija solo a una parte de las víctimas ha generado numerosas críticas a la banda ante lo muchos han considerado una "distinción" entre damnificados. Así lo han entendido las propias asociaciones de víctimas, que lamentan el perdón "selectivo" y tachan el comunicado de "farsa". El Gobierno, por su parte, considera que ETA tendría que haber pedido perdón "hace mucho tiempo" y el lehendakari, Íñigo Urkullu, pide a la banda que tenga "la misma consideración" para todas las víctimas.

ETA admite en este texto histórico que en estas décadas la sociedad vasca ha padecido un "sufrimiento desmedido", con "muertos, heridos, torturados, secuestrados o personas obligadas a huir al extranjero", y reconoce que ha tenido una "responsabilidad directa en ese dolor" y que "nada de todo ello debió producirse jamás o no debió prolongarse tanto en el tiempo, pues hace ya mucho que este conflicto político e histórico debía contar con una solución democrática justa".

Anuncio de disolución en mayo

Este comunicado viene escasas semanas antes del anuncio de disolución que se producirá el primer fin de semana de mayo en un acto en Bayona (Francia) donde se escenificará ese supuesto fin de la banda. Si se confirma, ETA desaparecerá seis años y medio después de comunicar el "cese definitivo de su actividad armada" el 20 de octubre de 2011.

El diario Gara publica el comunicado de la banda terrorista ETA

El 7 de abril de 2017 emitió otro comunicado para informar de que ya era una "organización desarmada". La banda reveló entonces la ubicación de ocho zulos de 120 armas y tres toneladas de explosivos.

A lo largo de sus cerca de 60 años de historia ETA ha asesinado a 864 personas, según cifras del Ministerio de Interior, que eleva a 7.265 la cifra total, entre muertos y heridos. Hay varias formas de contabilizar las víctimas causadas por los atentados de ETA y por eso tradicionalmente ha habido varias cifras sobre la mesa, de organismos oficiales, universidades, asociaciones de víctimas e instancias judiciales, que se mueven en una horquilla de entre 829 a casi 870 personas asesinadas por la banda terrorista, según apunta Efe.

El primer asesinato reconocido por los terroristas fue el del guardia civil José Antonio Pardines Arcay, asesinado el 7 de junio de 1968 en Villabona (Guipúzcoa), cuando trataba de identificar a dos etarras. El último, el de un policía francés en marzo de 2010.

Su último atentado mortal en España costó la vida a dos guardias civiles en Mallorca en julio de 2009.

Califica como "injustas" las acciones de las fuerzas del Estado

ETA dice "entender" y "repetar" que muchos consideren y expresen que su actuación ha sido "inaceptable e injusta" pero señala que "para otros muchos también han sido totalmente injustas, pese a utilizar el disfraz de la ley, las acciones de las fuerzas del Estado y de las fuerzas autonomistas que han actuado conjuntamente, y tampoco esos ciudadanos y ciudadanas merecen ser humillados".

"De lo contrario-añade- deberíamos interpretar que ha existido un daño justo que merece aplauso. ETA, en cambio, tiene otra posición: ojalá nada de eso hubiese ocurrido, ojalá la libertad y la paz hubiesen echado raíces en Euskal Herria hace mucho tiempo", añade la banda en su comunicado.

Ojalá nada de esto hubiera ocurrido

Cree la organización terrorista que "el sufrimiento imperaba antes de que naciera ETA, y ha continuado después de que ETA haya abandonado la lucha armada". "Las generaciones posteriores al bombardeo de Gernika heredamos aquella violencia y aquel lamento, y nos corresponde a nosotros y nosotras que las generaciones venideras recojan otro futuro", subraya la banda.

"Reconozcamos todos la responsabilidad contraída y el daño causado"

ETA pide no "desfigurar u ocultar determinados episodios" del pasado. "Reconozcamos todos la responsabilidad contraída y el daño causado. Pese a no tener ni el mismo punto de vista ni los mismos sentimientos, todos deberíamos reconocer, con respeto, el sufrimiento padecido por los demás. Eso es lo que quiere expresar ETA", señala.

Aboga por iniciar un periodo de reconciliación: "Precisamente de cara al futuro, la reconciliación es una de las tareas a llevar a cabo en Euskal Herria, algo que en su medida se está produciendo con honestidad entre la ciudadanía".

La reconciliación es una de las tareas en Euskal Herria

Para ellos esa reconciliación es un  "ejercicio necesario" para conocer "la verdad" de modo "constructivo", además de para "cerrar heridas y construir garantías para que ese sufrimiento no vuelva a suceder".

"Dando una solución democrática al conflicto político se podrá construir la paz y lograr la libertad en Euskal Herria. Para apagar definitivamente las llamas de Gernika"", concluye el comunicado de ETA.

Critica a quienes "complican la situación por intereses políticos"

ETA añade a este comunicado una "nota explicativa" en la que inscribe esta declaración en su debate interno para decidir su disolución, contexto en el que sus militantes "ha considerado necesario mostrar empatía respecto al sufrimiento originado".

Así, en la nota dice que no quiere "ejercicios de cinismo o hipocresía" y señala haber realizado su declaración "desde la honestidad y el pleno respeto". Dice que "por desgracia" quienes tienen otros "intereses políticos se empeñan en complicar la situación, hasta el punto de menospreciar o transformar todo avance". Y añade: "Con todo, ETA considera que hay que seguir adelante, y por eso ha llevado a cabo el debate sobre su ciclo histórico y por eso hace pública esta declaración sobre el daño causado".

Lamenta que no se hayan podido poner en marcha "procedimientos adecuados para obtener verdad, justicia y reparación" y que "algunos" hayan dado prioridad a la “batalla del relato”. "Es una lástima que se obcequen de esa forma", critica.

"Creemos sinceramente que la ciudadanía vasca anhela enraizar la convivencia, sin olvidar el pasado, pero sin hipotecar el futuro, con ganas de encarar los debates pendientes en condiciones democráticas y con respeto mutuo. No necesitamos, no deseamos un futuro sin pasado, pero tampoco un pasado sin futuro", deja claro.

"ETA ya ha aclarado qué es lo que ha hecho. Nos parece importante subrayarlo, puesto que todavía hoy existen muchas acciones violentas producidas en Euskal Herria que nadie ha asumido, que nadie ha esclarecido. Más aún, los responsables de esas acciones han negado su responsabilidad en las mismas. Subrayar eso también nos parece relevante si se pretende realizar ejercicios para sacar a la luz toda la verdad", denuncia en la nota explicativa.

Noticias

anterior siguiente